Mostrando entradas con la etiqueta literatura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta literatura. Mostrar todas las entradas

Para Eduardo Galeano, desde el corazón

Rosa María Torres


La muerte de Galeano, dada a conocer hace dos horas, me ha tomado por sorpresa y me ha trastornado. Estoy llorando. Me preparaba para un día normal y productivo que ya no podrá ser. Con el corazón a media asta, solo se me ocurre escribir(le) estas líneas. La escritura alivia, muchas veces, la pena. Me niego a usar el pasado, pues la muerte está fresca, sigue viva.

Siempre me he declarado admiradora de Galeano. No solo de su escritura sino de él como ser humano. Siempre metiendo el dedo en la llaga, siempre con los valores y las actitudes correctas, siempre comprometido con lo social y con la transformación profunda de las cosas. Referente político, literario, ético. En una sola persona.

Nunca leí "Las venas abiertas de América Latina", su libro más nombrado. Ni de joven ni de adulta. Está visto que ya no lo leeré. Más aún, con la mala propaganda que él mismo se ha encargado de hacerle en los últimos tiempos... Dejó a muchos colgados, como tantas veces, con su imparable honestidad.

Creo tener en mi biblioteca todos sus libros y haberlos leído todos, menos el de las venas, que también conservo. Sus escritos los he cargado conmigo a todo lado, a la cama, a las vacaciones, al avión. Han sobrevivido a los años, a las mudanzas internacionales, a la necesidad de decidir, cada cierto tiempo, qué queda y qué no. Los suyos siempre quedaron.

Pero no solo sus libros sino sus artículos en diarios y en revistas me han mantenido en vilo, alimentando mi espíritu de fan. Galeano periodista es una joya. Me fascina la textura y la materia prima de sus relatos. Leí que colecciona historias, sueños, noticias y datos curiosos en diarios, libros, conversaciones, internet; que los va anotando en una libreta y luego los amalgama y da forma. Como las noticias surrealistas que recorta y colecciona Ricardo Darín en El Cuento Chino, la vaca que cae de un avión y mata a una novia mientras viajaba con su novio en una barca en China ...

Toda la vida he recomendado a los maestros leer a Galeano. Lectura imprescindible. Sentido común informadísimo. Culto a la memoria. La historia de cuerpo presente, tratada implacablemente, con bisturí y con ironía. Sabiduría condensada en pocas palabras, bien escrita, con ritmo, atrapando al lector. A Galeano, claro, le sale escribir así, no para congraciarse con los tiempos o con los malos lectores. Y por eso disfruto y admiro sus juegos de palabras, su economía y su precisión en el lenguaje. Ninguna palabra demás. Buen saber, buen escribir, buen argumentar, buen concluir, al alcance de todos. He sido su discípula en las artes no solo de la lectura sino también de la escritura. 

Sin pedir permiso, decidí subir a este blog fragmentos de su libro Los hijos de los días (2011). Una suerte de calendario que orienta a través de las semanas y los meses, y que comparto cada tanto en las redes.

Hace cuatro días circulé en Twitter la foto con el texto que encabeza esta nota, cita de Simón Rodríguez que Galeano incluyó en Los hijos de los días (28 de octubre). Mientras escribo esto, hay gente que la sigue circulando. Junto con tantas citas entrañables del Galeano escritor, periodista, investigador, político, futbolista, historiador, sociólogo, antropólogo, educador, ser humano.

Lo ví en Buenos Aires en una conferencia, a poca distancia. Y luego coincidimos sentados en el mismo café. Ese fue el "encuentro más personal" que tuvimos. Años más tarde, en Montevideo, paseando con unos amigos, me señalaron su casa y les pedí parar. Me habría animado a tocar el timbre pero, al poco rato, una persona salió y nos dijo que estaba de viaje. Le dejamos saludos y hasta ahí llegó. Fue agradable recorrer su barrio, ubicar relatos y entrevistas en esa casa y en ese barrio suyos.

Un amigo argentino, Daniel Schugurensky, que reside y enseña en Canadá, me escribió hace unos años un correo en el que me decía que había colocado mi libro "Itinerarios por la educación latinoamericana: Cuaderno de viajes" junto a los libros de Galeano en su biblioteca, pues le había encantado y recordado su narrativa. Es - le dije - uno de los mejores piropos que me han dicho jamás.

Adiós, Eduardo Galeano. Perdona estas palabras escritas a contramano y al apuro, que no le hacen honor a la escritura pero que son las que, el día de hoy, en medio de esta tristeza inmensa, me salen del corazón.

Quito, 13 abril, 2015

Frases de Galeano

Yo escribo para quienes no pueden leerme. Los de abajo, los que esperan desde hace siglos en la cola de la historia, no saben leer o no tienen con qué”.

"A los cafés de Montevideo les debo todo, porque yo no tuve educación formal, ni siquiera hice primero de liceo. En los cafés aprendí el arte de vivir y el oficio de narrar".

"Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo".

"Si la naturaleza fuera banco, ya la habrían salvado".

"De los pobres sabemos todo: en qué no trabajan, qué no comen, cuánto no pesan, cuánto no miden, qué no tienen, qué no piensan, qué no votan, qué no creen... Solo nos falta saber por qué los pobres son pobres. ¿Será porque su desnudez nos viste y su hambre nos da de comer?"

"En la escuela son obligatorias las clases de impotencia, amnesia y resignación".


“La violencia engendra violencia, como se sabe; pero también engendra ganancias para la industria de la violencia, que la vende como espectáculo y la convierte en objeto de consumo”.

“Soy un escritor que quisiera contribuir al rescate de la memoria secuestrada de toda América, pero sobre todo de América Latina, tierra despreciada y entrañable”.

“La historia de América Latina es la historia del despojo de los recursos naturales“.

“Cuanto más se prohíbe una cosa, más se multiplica y esto no vale sólo para las drogas, vale para todos. Si quieres que algo se difunda, prohíbelo, esa es la mejor publicidad“.

Un manual para ser niño - Gabriel García Márquez


Aspiro a que estas reflexiones sean un manual para que los niños se atrevan a defenderse de los adultos en el aprendizaje de las artes y las letras. No tienen una base científica sino emocional o sentimental, si se quiere, y se fundan en una premisa improbable: si a un niño se le pone frente a una serie de juguetes diversos, terminará por quedarse con uno que le guste más. Creo que esa preferencia no es casual, sino que revela en el niño una vocación y una aptitud que tal vez pasarían inadvertidas para sus padres despistados y sus fatigados maestros.

Creo que ambas le vienen de nacimiento, y sería importante identificarlas a tiempo y tomarlas en cuenta para ayudarlo a elegir su profesión. Más aun: creo que algunos niños a una cierta edad, y en ciertas condiciones, tienen facultades congénitas que les permiten ver más alla de la realidad admitida por los adultos. Podrían ser residuos de algún poder adivinatorio que el género humano agotó en etapas anteriores, o manifestaciones extraordinarias de la intuición casi clarividente de los artistas durante la soledad del crecimiento, y que desaparecen, como la glándula del timo, cuando ya no son necesarias.

Creo que se nace escritor, pintor o músico. Se nace con la vocación y en muchos casos con las condiciones físicas para la danza y el teatro, y con un talento propicio para el periodismo escrito, entendido como un género literario, y para el cine, entendido como una síntesis de la ficción y la plástica. En ese sentido soy un platónico: aprender es recordar. Esto quiere decir que cuando un niño llega a la escuela primaria puede ir ya predispuesto por la naturaleza para alguno de esos oficios, aunque todavía no lo sepa. Y tal vez no lo sepa nunca, pero su destino puede ser mejor si alguien lo ayuda a descubrirlo. No para forzarlo en ningún sentido, sino para crearle condiciones favorables y alentarlo a gozar sin temores de su juguete preferido. Creo, con una seriedad absoluta, que hacer siempre lo que a uno le gusta, y sólo eso, es la formula magistral para una vida larga y feliz.

Para sustentar esa alegre suposición no tengo más fundamento que la experiencia difícil y empecinada de haber aprendido el oficio de escritor contra un medio adverso, y no sólo al margen de la educación formal sino contra ella, pero a partir de dos condiciones sin alternativas: una aptitud bien definida y una vocación arrasadora. Nada me complacería más si esa aventura solitaria pudiera tener alguna utilidad no sólo para el aprendizaje de este oficio de las letras, sino para el de todos los oficios de las artes.

La vocación sin don y el don sin vocación

Georges Bernanos, escritor católico francés, dijo: "Toda vocación es un llamado". El Diccionario de Autoridades, que fue el primero de la Real Academia en 1726, la definió como "la inspiración con que Dios llama a algún estado de perfección". Era, desde luego, una generalización a partir de las vocaciones religiosas. La aptitud, según el mismo diccionario, es "la habilidad y facilidad y modo para hacer alguna cosa". Dos siglos y medio después, el Diccionario de la Real Academia conserva estas definiciones con retoques mínimos. Lo que no dice es que una vocación inequívoca y asumida a fondo llega a ser insaciable y eterna, y resistente a toda fuerza contraria: la única disposición del espíritu capaz de derrotar al amor.

Las aptitudes vienen a menudo acompañadas de sus atributos físicos. Si se les canta la misma nota musical a varios niños, unos la repetirán exacta, otros no. Los maestros de música dicen que los primeros tienen lo que se llama el oído primario, importante para ser músicos. Antonio Sarasate, a los cuatro años, dio con su violín de juguete una nota que su padre, gran virtuoso, no lograba dar con el suyo. Siempre existirá el riesgo, sin embargo, de que los adultos destruyan tales virtudes porque no les parecen primordiales, y terminen por encasillar a sus hijos en la realidad amurallada en que los padres los encasillaron a ellos. El rigor de muchos padres con los hijos artistas suele ser el mismo con que tratan a los hijos homosexuales.

Las aptitudes y las vocaciones no siempre vienen juntas. De ahí el desastre de cantantes de voces sublimes que no llegan a ninguna parte por falta de juicio, o de pintores que sacrifican toda una vida a una profesión errada, o de escritores prolíficos que no tienen nada que decir. Sólo cuando las dos se juntan hay posibilidades de que algo suceda, pero no por arte de magia: todavía falta la disciplina, el estudio, la técnica y un poder de superación para toda la vida.

Para los narradores hay una prueba que no falla. Si se le pide a un grupo de personas de cualquier edad que cuenten una película, los resultados serán reveladores. Unos darán sus impresiones emocionales, políticas o filosóficas, pero no sabrán contar la historia completa y en orden. Otros contaran el argumento, tan detallado como recuerden, con la seguridad de que será suficiente para transmitir la emoción del original. Los primeros podrán tener un porvenir brillante en cualquier materia, divina o humana, pero no serán narradores. A los segundos les falta todavía mucho para serlo -base cultural, técnica, estilo propio, rigor mental- pero pueden llegar a serlo. Es decir: hay quienes saben contar un cuento desde que empiezan a hablar, y hay quienes no sabrán nunca. En los niños es una prueba que merece tomarse en serio.

Las ventajas de no obedecer a los padres

La encuesta adelantada para estas reflexiones ha demostrado que en Colombia no existen sistemas establecidos de captación precoz de aptitudes y vocaciones tempranas, como punto de partida para una carrera artística desde la cuna hasta la tumba. Los padres no están preparados para la grave responsabilidad de identificarlas a tiempo, y en cambio sí lo están para contrariarlas. Los menos drásticos les proponen a los hijos estudiar una carrera segura, y conservar el arte para entretenerse en las horas libres. Por fortuna para la humanidad, los niños les hacen poco caso a los padres en materia grave, y menos en lo que tiene que ver con el futuro.

Por eso los que tienen vocaciones escondidas asumen actitudes engañosas para salirse con la suya. Hay los que no rinden en la escuela porque no les gusta lo que estudian, y sin embargo podrían descollar en lo que les gusta si alguien los ayudara. Pero también puede darse que obtengan buenas calificaciones, no porque les guste la escuela, sino para que sus padres y sus maestros no los obliguen a abandonar el juguete favorito que llevan escondido en el corazón. También es cierto el drama de los que tienen que sentarse en el piano durante los recreos, sin aptitudes ni vocación, sólo por imposición de sus padres. Un buen maestro de música, escandalizado con la impiedad del método, dijo que el piano hay que tenerlo en la casa, pero no para que los niños lo estudien a la fuerza, sino para que jueguen con él.

Los padres quisiéramos siempre que nuestros hijos fueran mejores que nosotros, aunque no siempre sabemos cómo. Ni los hijos de familias de artistas están a salvo de esa incertidumbre. En unos casos, porque los padres quieren que sean artistas como ellos, y los niños tienen una vocación distinta. En otros, porque a los padres les fue mal en las artes, y quieren preservar de una suerte igual aun a los hijos cuya vocación indudable son las artes. No es menor el riesgo de los niños de familias ajenas a las artes, cuyos padres quisieran empezar una estirpe que sea lo que ellos no pudieron. En el extremo opuesto no faltan los niños contrariados que aprenden el instrumento a escondidas, y cuando los padres los descubren ya son estrellas de una orquesta de autodidactas.

Maestros y alumnos concuerdan contra los métodos académicos, pero no tienen un criterio común sobre cuál puede ser mejor. La mayoría rechazaron los métodos vigentes, por su carácter rígido y su escasa atención a la creatividad, y prefieren ser empíricos e independientes. Otros consideran que su destino no dependió tanto de lo que aprendieron en la escuela como de la astucia y la tozudez con que burlaron los obstáculos de padres y maestros. En general, la lucha por la supervivencia y la falta de estímulos han forzado a la mayoría a hacerse solos y a la brava.

Los criterios sobre la disciplina son divergentes. Unos no admiten sino la completa libertad, y otros tratan incluso de sacralizar el empirismo absoluto. Quienes hablan de la no disciplina reconocen su utilidad, pero piensan que nace espontánea como fruto de una necesidad interna, y por tanto no hay que forzarla. Otros echan de menos la formación humanística y los fundamentos teóricos de su arte. Otros dicen que sobra la teoría. La mayoría, al cabo de años de esfuerzos, se sublevan contra el desprestigio y las penurias de los artistas en una sociedad que niega el carácter profesional de las artes.

No obstante, las voces más duras de la encuesta fueron contra la escuela, como un espacio donde la pobreza de espíritu corta las alas, y es un escollo para aprender cualquier cosa. Y en especial para las artes. Piensan que ha habido un despilfarro de talentos por la repetición infinita y sin alteraciones de los dogmas académicos, mientras que los mejor dotados sólo pudieron ser grandes y creadores cuando no tuvieron que volver a las aulas. "Se educa de espaldas al arte", han dicho al unísono maestros y alumnos. A éstos les complace sentir que se hicieron solos. Los maestros lo resienten, pero admiten que también ellos lo dirían. Tal vez lo más justo sea decir que todos tienen razón. Pues tanto los maestros como los alumnos, y en última instancia la sociedad entera, son víctimas de un sistema de enseñanza que está muy lejos de la realidad del país.

De modo que antes de pensar en la enseñanza artística, hay que definir lo más pronto posible una política cultural que no hemos tenido nunca. Que obedezca a una concepción moderna de lo que es la cultura, para qué sirve, cuánto cuesta, para quién es, y que se tome en cuenta que la educación artística no es un fin en sí misma, sino un medio para la preservación y fomento de las culturas regionales, cuya circulación natural es de la periferia hacia el centro y de abajo hacia arriba.

No es lo mismo la enseñanza artística que la educación artística. Ésta es una función social, y así como se enseñan las matemáticas o las ciencias, debe enseñarse desde la escuela primaria el aprecio y el goce de las artes y las letras. La enseñanza artística, en cambio, es una carrera especializada para estudiantes con aptitudes y vocaciones específicas, cuyo objetivo es formar artistas y maestros como profesionales del arte.

No hay que esperar a que las vocaciones lleguen: hay que salir a buscarlas. Están en todas partes, más puras cuanto más olvidadas. Son ellas las que sustentan la vida eterna de la música callejera, la pintura primitiva de brocha y sapolín en los palacios municipales, la poesía en carne viva de las cantinas, el torrente incontenible de la cultura popular que es el padre y la madre de todas las artes.

¿Con qué se comen las letras?

Los colombianos, desde siempre, nos hemos visto como un país de letrados. Tal vez a eso se deba que los programas del bachillerato hagan más énfasis en la literatura que en las otras artes. Pero aparte de la memorización cronológica de autores y de obras, a los alumnos no les cultivan el hábito de la lectura, sino que los obligan a leer y a hacer sinopsis escritas de los libros programados. Por todas partes me encuentro con profesionales escaldados por los libros que les obligaron a leer en el colegio con el mismo placer con que se tomaban el aceite de ricino. Para las sinopsis, por desgracia, no tuvieron problemas, porque en los periódicos encontraron anuncios como éste: "Cambio sinopsis de El Quijote por sinopsis de La Odisea". Así es: en Colombia hay un mercado tan próspero y un tráfico tan intenso de resúmenes fotostáticos, que los escritores armamos mejor negocio no escribiendo los libros originales sino escribiendo de una vez las sinopsis para bachilleres. Es este método de enseñanza -y no tanto la televisión y los malos libros-, lo que está acabando con el hábito de la lectura. Estoy de acuerdo en que un buen curso de literatura sólo puede ser una gema para lectores. Pero es imposible que los niños lean una novela, escriban la sinopsis y preparen una exposición reflexiva para el martes siguiente. Sería ideal que un niño dedicara parte de su fin de semana a leer un libro hasta donde pueda y hasta donde le guste -que es la única condición para leer un libro-, pero es criminal, para él mismo y para el libro, que lo lea a la fuerza en sus horas de juego y con la angustia de las otras tareas.

Haría falta -como falta todavía para todas las artes- una franja especial en el bachillerato con clases de literatura que sólo pretendan ser guías inteligentes de lectura y reflexión para formar buenos lectores. Porque formar escritores es otro cantar. Nadie enseña a escribir, salvo los buenos libros, leídos con la aptitud y la vocación alertas. La experiencia de trabajo es lo poco que un escritor consagrado puede transmitir a los aprendices si éstos tienen todavía un mínimo de humildad para creer que alguien puede saber más que ellos. Para eso no haría falta una universidad, sino talleres prácticos y participativos, donde escritores artesanos discutan con los alumnos la carpintería del oficio: cómo se les ocurrieron sus argumentos, cómo imaginaron sus personajes, cómo resolvieron sus problemas técnicos de estructura, de estilo, de tono, que es lo único concreto que a veces puede sacarse en limpio del gran misterio de la creación. El mismo sistema de talleres está ya probado para algunos géneros del periodismo, el cine y la televisión, y en particular para reportajes y guiones. Y sin exámenes ni diplomas ni nada. Que la vida decida quién sirve y quién no sirve, como de todos modos ocurre.

Lo que debe plantearse para Colombia, sin embargo, no es sólo un cambio de forma y de fondo en las escuelas de arte, sino que la educación artística se imparta dentro de un sistema autónomo, que dependa de un organismo propio de la cultura y no del Ministerio de la Educación. Que no esté centralizado, sino al contrario, que sea el coordinador del desarrollo cultural desde las distintas regiones del país, pues cada una de ellas tiene su personalidad cultural, su historia, sus tradiciones, su lenguaje, sus expresiones artísticas propias. Que empiece por educarnos a padres y maestros en la apreciación precoz de las inclinaciones de los niños, y los prepare para una escuela que preserve su curiosidad y su creatividad naturales. Todo esto, desde luego, sin muchas ilusiones. De todos modos, por arte de las artes, los que han de ser ya lo son. Aun si no lo sabrán nunca.

Cuentos de Gabriel García Márquez
García Márquez leyendo "Cien años de soledad"

Leer y escribir hacen bien a la salud

Rosa María Torres
(compilación)


"La conversación hace al hombre ágil, la lectura preciso y la escritura completo". Sir Francis Bacon.



Los intentos por motivar hacia la lectura y la escritura se renuevan periódicamente, así como las estrategias y los recursos, pero no parecen rendir muchos frutos. Campañas y programas se estrellan con la indiferencia o bien el efecto se desvanece junto con la campaña o el programa en cuestión. Si el argumento del aprendizaje, la información, el conocimiento y el placer no alcanza, quizás el de la salud pueda salir en su ayuda. Muchísimos estudios científicos en los últimos años confirman que leer y escribir son indispensables para la salud (mental, social) de toda persona: niños, jóvenes y adultos. Si leyéramos y escribiéramos más, seríamos más felices, más seguros, más inteligentes, más memoriosos, más sabios, más delgados; pensaríamos y dormiríamos mejor, nos relacionaríamos mejor con los demás, viviríamos más y tendríamos una vejez más placentera, prevendríamos enfermedades y ahorraríamos muchísimo dinero.
No requiere receta médica ni remedios ni tratamientos.¿Qué espera?
Al pie, algunos cuentos listos para leer en línea...



LEER

La lectura, una de las actividades más beneficiosas para la salud de nuestro cerebro
Sociedad Española de Neurología (SEN), 2013 (PDF)

"Con motivo de la celebración del Día Internacional del Libro, este 23 de abril, la Sociedad Española de Neurología (SEN) recuerda la importancia de fomentar el hábito de la lectura entre la población como una de las actividades más beneficiosas para la salud de nuestro cerebro.

Nuestro cerebro, para que goce de buena salud, necesita que lo mantengamos activo, que lo ejercitemos. Sin embargo, y a pesar de que es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, no siempre dedicamos el tiempo suficiente a cuidarlo”, explica el Dr. Guillermo García Ribas,
Coordinador del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la SEN. “En este sentido, la lectura es una de las actividades más beneficiosas para la salud, puesto que se ha demostrado que estimula la actividad cerebral y fortalece las conexiones neuronales”.

Un cerebro activo no sólo realiza mejor sus funciones, sino que incrementa la rapidez de la respuesta. Mientras leemos, obligamos a nuestro cerebro a pensar, a ordenar ideas, a interrelacionar conceptos, a ejercitar la memoria y a imaginar, lo que permite mejorar nuestra capacidad intelectual estimulando nuestras neuronas.

La lectura también genera temas de conversación, lo que facilita la interacción y las relaciones sociales, otro aspecto clave para mantener nuestro cerebro ejercitado.

Pero además, en los últimos años, han sido muchos los estudios que han relacionado el nivel de lectura y escritura con un aumento de la reserva cognitiva. “Desde el punto de vista de la neurología, el concepto de reserva cognitiva ha cobrado una gran importancia, no solo porque se ha visto que existe una relación directa entre la misma y el buen funcionamiento cognitivo y ejecutivo de nuestro cerebro cuando envejecemos, sino porque se ha demostrado que es un factor protector ante los síntomas clínicos de las enfermedades neurodegenerativas”, mantiene el Dr. Guillermo García Ribas. “Se ha comprobado que cuanto mayor reserva cognitiva posee un individuo, mayor capacidad tiene su cerebro para compensar el daño cerebral generado por ciertas patologías”.

Son las demencias las enfermedades neurológicas que más se han ligado al concepto de reserva cognitiva. Caracterizadas por un deterioro persistente y progresivo de las funciones cerebrales superiores: memoria, lenguaje, orientación, cálculo o percepción espacial, etc., la forma de demencia más prevalente es la enfermedad de Alzheimer, que supone entre el 60% y el 80% de los casos de demencia, aunque existen numerosas patologías que también la producen, como por ejemplo, las enfermedades cerebrovasculares.

“Debido al envejecimiento progresivo de la población, en los próximos años, el número de afectados por estas enfermedades crecerá exponencialmente. Llevar a cabo actividades preventivas, como por ejemplo fomentar la lectura, puesto que se ha comprobado que leer retarda y previene la pérdida de la memoria, permitiría retasar la aparición de estas enfermedades y, por lo tanto, reducir el número de casos”, asegura el Dr. Guillermo García-Ribas.

Fomentar la lectura también tiene otras ventajas para nuestra salud. Leer, sobre todo relatos de ficción, puede ayudar a reducir el nivel de estrés, que es origen o factor de empeoramiento de muchas dolencias neurológicas como cefaleas, epilepsias o trastornos del sueño.

Además, leer un poco antes de irnos a dormir, puede ayudar a desarrollar buenas rutinas de higiene de sueño, sobre todo si acostumbramos a nuestro cerebro a relacionar esta actividad con la hora de dormir.

Aunque la lectura es buena a cualquier edad, niños y personas mayores son los dos grupos poblacionales en los que se debe insistir más en el fomento de la lectura. En los niños, porque es el mejor momento para inculcarles este hábito y, además, su cerebro y sus funcionalidades están todavía desarrollándose. Leer libros a los niños y estimular posteriormente el hábito de lectura y de escritura cobra cada vez más importancia, no solo por la interacción social que produce, sino porque incrementa nuestra reserva cognitiva. En los mayores, para que puedan seguir manteniendo su cerebro activo a pesar de que su actividad sea más reducida, la lectura diaria es un estímulo más para
su cerebro.

“Algo que se detecta es que hay muchas personas que, aunque tienen el hábito de la lectura, al hacerse mayores dejan de hacerlo, principalmente por perder capacidad visual, lo que les dificulta mucho realizar estas actividades. En esos casos, animamos a estas personas a participar en grupos de lectura o a utilizar otro tipo de soportes”, señala el Dr. Guillermo García-Ribas".

Las personas que desde la niñez leen y escriben, tienen menos probabilidades de desarrollar demencia o Alzheimer
http://diario.latercera.com/2013/08/06/01/contenido/tendencias/16-143454-9-ser-buen-lector-desde-nino-reduce-en-32-dano-cognitivo-en-la-vejez.shtml 
Estudio: Centro Médico de la Universidad de Rush, EE.UU., publicado en la revista Neurology.

El estudio siguió a 294 personas durante seis años antes de su muerte, a una edad promedio de 89 años, a quienes midieron su nivel de memoria y pensamiento. Respondieron además un cuestionario con la frecuencia de lectura y escritura (a mano) en la niñez, adolescencia, adultez y vejez. Tras la muerte de los participantes, los expertos analizaron sus cerebros para detectar anomalías cerebrales, como lesiones, placas y ovillos, propios de enfermedades como Alzheimer.

- Quien lee al menos una vez a la semana es considerado lector frecuente.
- Quien lee una vez al mes o al trimestre es un lector ocasional.
- Quien lee menos que eso es considerado un no lector.

Quienes reconocieron leer y escribir con frecuencia durante toda su vida mostraron 32% menos deterioro cognitivo, en comparación con los que no leían o escribían tan a menudo.

El grupo de lectores infrecuentes o que comenzó a leer y escribir más tarde en la vida mostró una pérdida de memoria 48% más rápida que las personas que dedican más tiempo a esas actividades.

La actividad mental de leer y escribir representó casi el 15% de la diferencia sólo en la disminución de la memoria, más allá de lo que podría explicarse por la presencia de la acumulación de placas.

“El ejercicio del cerebro mediante la participación en actividades de este tipo a través de la vida de una persona, desde la infancia hasta la vejez, es importante para la salud del cerebro”, dice el autor del estudio, Robert Wilson.

Otros estudios han mostrado que la lectura estimula la actividad cerebral al fortalecer las conexiones neuronales y aumentar la reserva cognitiva del cerebro, un factor que ha demostrado ser protector ante enfermedades neurodegenerativas.

Los beneficios de la lectura en voz alta para los niños
http://actividadesinfantil.com/archives/3072
- Ejercita la imaginación.
- Aporta conocimientos conceptuales (colores, formas, sonidos, letras, números).
- Despierta ideas nuevas y conceptos culturales, permitiendo desarrollar su curiosidad y su capacidad crítica, así como sus propios intereses e identidad.
- Les proporciona información y comprensión del mundo.
- Puede eliminar la falta de concentración, al tiempo que al escuchar aumenta la comprensión.
- Mejora su capacidad de autoexpresión, al aprender vocabulario nuevo. Las habilidades para comunicarse son cruciales para el éxito en la vida.
- Les anima a leer por sí mismos. La habilidad y el deseo de leer pueden mejorar mucho la calidad de la vida de una persona.
- Ayuda a articular el texto con la propia experiencia: un texto evoca en los lectores episodios vividos o conocidos a través de los relatos de otros; de este modo el nuevo texto cobra un significado particular para cada uno.
- Incorpora vivencias y experiencias ajenas: el intercambio entre el auditorio permite contrastar las propias vivencias con las de otros, enriqueciendo así al propio texto.
- Discutir, contrastar, opinar: las situaciones y los personajes del relato dan lugar a distintas interpretaciones que permiten un intercambio enriquecedor.
- Acceder a obras a las que no podrán acceder solos, ya que se las ofrece un lector competente.
- Superar el miedo, aumentar su autoconfianza, ya que si todos intervienen y opinan sin sentirse sancionados,  su intervención se produce de manera natural sin ser forzado.
- Desechar juicios apresurados, reflexionar: el debate favorece una actitud reflexiva y una escucha atenta de lo que otros dicen.
- Disfrutar el derecho al placer del texto.

Can reading make you smarter?
Dan Hurley, The Guardian,
http://www.theguardian.com/books/2014/jan/23/can-reading-make-you-smarter?CMP=twt_gu

There is evidence that reading can increase levels of all three major categories of intelligence:
- "crystallised intelligence": the potpourri of knowledge that fills your brain;
- "fluid intelligence": the ability to solve problems, understand things and detect meaningful patterns;
- "emotional intelligence": the ability to accurately read and respond to your own and others' feelings.
The journal Science published an extraordinary study showing that reading literary fiction can improve people's theory of mind (ToM) – their ability to understand others' mental states (A Chameleon by Anton Chekhov, The Runner by Don DeLillo and The Tiger's Wife by Téa Obreht).


Los felices leen, los infelices ven la televisión
http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/los-felices-leen-los-infelices-ven-la-television
Estudio: sociólogos de la Universidad de Maryland, EE.UU. Publicado en la revista Social Indicators Research.

Analizando datos recopilados a lo largo de los últimos 30 años, los investigadores concluyen que las personas que no son felices pasan más tiempo viendo la televisión, mientras que las personas que se describen a sí mismas como felices dedican más tiempo a leer y a socializarse.

Según el sociólogo John P. Robinson, coautor del trabajo y pionero en los estudios sobre el uso del tiempo, ver la televisión es una actividad pasiva que suele actuar como vía de escape. Ver la televisión puede ofrecer un placer inmediato a expensas de sufrir malestar a largo plazo. Es una actividad cómoda y barata que no requiere compañía ni esfuerzo. En cambio, leer libros, prensa o revistas y relacionarnos con los demás nos produce satisfacción a largo plazo.

La gente infeliz consume un 20% más de televisión que la gente feliz, independientemente del nivel educativo, ingresos, edad y estado civil. Robinson advierte que estas cifras aumentarán significativamente si la economía sigue empeorando.

Leer modifica el cerebro
http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/leer-modifica-tu-cerebro
Estudio: Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica de Francia (INSERM) publicado en la revista Science.

Aprender a leer tiene un impacto importante sobre el cerebro, que se adapta y utiliza, con independencia de la edad de alfabetización, regiones cerebrales destinadas a otras funciones.

"No hay un sistema cerebral innato especializado en la lectura, tenemos que hacer bricolaje, utilizar sistemas que ya existen", explica Laurent Cohen, investigador del INSERM y uno de los responsables del estudio. Usando Resonancia Magnética, los investigadores midieron la actividad cerebral de 63 adultos voluntarios con diferentes índices de alfabetización: 10 analfabetos, 22 personas alfabetizadas en edad adulta y 31 personas escolarizadas desde la infancia. La investigación se realizó en Portugal y Brasil, países en los que hasta hace unas décadas, era relativamente frecuente que los niños no fueran escolarizados.

Los resultados mostraron que, por un lado, aprender a leer activa el sistema visual en las regiones especializadas en la forma escrita de las letras, como es lógico, pero también en las regiones visuales primarias, aquellas adonde llega toda la información visual. Además, en la gente que aprende a leer, el cerebro recurre también a las zonas especializadas en el lenguaje hablado, puesto que la lectura "activa el sistema del habla" para tomar consciencia de los sonidos y permite "establecer relaciones entre el sistema visual y el sistema del habla, entre las letras escritas y los sonidos", subraya Cohen.

Por otra parte, el aprendizaje de la lectura, incluso en la edad adulta, provoca en el cerebro una redistribución de una parte de sus recursos. De esta manera, el reconocimiento visual de los objetos y las caras cede parte de terreno a medida que aprendemos a leer y se desplaza parcialmente hacia el hemisferio derecho.

Los investigadores también comprobaron que en los adultos que aprenden a leer, "los cambios que esto provoca son casi los mismos" que en los sujetos que se alfabetizaron siendo niños, aunque aquellos no obtienen tan buenos resultados por la falta de entrenamiento, concluyó Cohen.

Leer libros nos hace sentir bien
http://www.muyinteresante.es/salud/preguntas-respuestas/ipor-que-leer-libros-nos-hace-sentir-bien Estudio: Universidad de Búfalo, EE.UU. publicado en la revista Psychological Science.

Cuando leemos un libro nos sentimos psicológicamente parte de la comunidad que protagoniza la narración, por ejemplo el colectivo de magos en el caso de la popular saga de Harry Potter. Este mecanismo satisface una necesidad humana fundamental: la de pertenencia a un grupo.

Para la investigación los investigadores trabajaron con dos best-sellers: "Harry Potter y la piedra filosofal" y "Crepúsculo". Y estudiaron la afiliación psicológica con magos y vampiros, respectivamente, de más de un centenar de sujetos antes y después de leer dos fragmentos de ambos libros durante media hora. De este modo comprobaron que los lectores se sentían identificados con uno u otro grupo en función del libro que les habían proporcionado. Además, la pertenencia a las comunidades de ficción producía una mejora del estado de ánimo y la satisfacción similar a la de formar parte de grupos reales. "Leer satisface una profunda necesidad psicológica", que ha jugado un papel clave en la evolución, concluían los autores.

Leer un libro puede cambiar nuestra realidad
http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/leer-un-libro-puede-cambiar-nuestra-realidad
Estudio: Universidad de Ohio, EE.UU. publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology.

Cuando nos sumergimos en la historia de un personaje de ficción mientras leemos un libro, podemos cambiar nuestro pensamiento, nuestras emociones e incluso nuestra forma de pensar para parecernos al personaje. El fenómeno es espontáneo e inconsciente, y recibe el nombre de "experiencia tomada". Los cambios que produce son normalmente temporales.

En uno de los experimentos llevados a cabo por Lisa Libby y sus colegas, los investigadores detectaron que si una persona lee una historia en la que existe un personaje que participa activamente en política y acude a votar, quien lee estará más dispuesto a votar si hay elecciones después. Además, en otro experimento comprobaron que los lectores que leyeron libros sobre personajes de distinta raza y orientación sexual desarrollan actitudes más favorables hacia grupos diferentes al estereotipo.

No obstante, el fenómeno de la "experiencia tomada" no ocurre siempre que leemos. Solo aparece cuando las personas son capaces de olvidarse de sí mismas mientras leen. De hecho, en otro de los experimentos los científicos impidieron que los lectores se identificaran con los personajes haciendo que leyeran dentro de un cubículo con un espejo en el que veían su imagen reflejada todo el tiempo.

Leer libros en la infancia estilizan el cerebro
http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/leer-libros-en-la-infancia-estiliza-tu-cerebro
Estudio: Universidad de Pennsylvania, EE.UU. dado a conocer en la Reunión Anual de la Sociedad de Neurociencia.

Los libros y juguetes educativos no solo hacen que un niño sea más listo, sino que también influyen en el crecimiento de su cerebro. Hay un período extremadamente sensitivo en la infancia durante el cual el desarrollo del cerebro está fuertemente influido por los factores ambientales.

Los investigadores seleccionaron a 64 niños a los que realizaron un seguimiento desde su nacimiento hasta la adolescencia, que incluyó una serie de visitas entre los 4 y 8 años para evaluar su ambiente, cuantificar los libros y juguetes educativos, así como los estímulos proporcionados por los padres. Diez años después, los científicos obtuvieron imágenes del cerebro de los participantes y encontraron que el nivel de estimulación mental recibido por los niños a los 4 años se relacionaba con el grosor de dos regiones de la corteza cerebral en la adolescencia, y que esta era más delgada en los participantes con más estímulos.

Este efecto se produce porque, cuando el cerebro se desarrolla siempre produce más conexiones neuronales de las necesarias. Estas uniones sobrantes se van eliminando con el tiempo en un proceso que se llama "poda sináptica", que es muy dependiente de la experiencia. La poda sináptica reduce el grosor de la corteza cerebral y hace que el procesamiento de la información sea mucho más eficiente.

Mientras que a los 4 años los estímulos influyen sobre el desarrollo de la corteza cerebral, este efecto era mucho más pequeño a la edad de 8 años, y otros factores como la inteligencia de la madre tampoco eran influyentes.

"Hemos comprobado que los cuidados de los padres influyen en la estructura del cerebro", ha explicado Martha Farah, una de las autoras del trabajo. "No creo que los resultados sean una casualidad, sino que parece que la estimulación cognitiva a edades tempranas conduce a cambios en el grosor de la corteza cerebral".

Leer las etiquetas de los alimentos ayuda a combatir la obesidad 
http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/leer-las-etiquetas-de-los-alimentos-te-mantiene-delgado
Estudio: Universidad de Santiago de Compostela,  junto con las universidades de Tennessee, Arkansas, EE.UU. y el Instituto de Investigación de Economía Agrícola de Noruega, sobre la relación entre la lectura del etiquetado nutricional de los alimentos y la obesidad. Publicado en la revista Agricultural Economics.

Los resultados indican que el índice de masa corporal de los individuos que leen las etiquetas puede llegar a ser 1,49 puntos menor que el de quienes que nunca tienen en cuenta dicha información a la hora de hacer la compra. Esto supone una reducción de 3,91 kg para una persona con 74 kg de peso. Los datos se tomaron de la encuesta anual National Health Interview Survey (NHIS), recogida por los Centro Americano para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC).

Por sexos, el 58% de los hombres lee habitualmente o siempre la información presentada en las etiquetas nutricionales, mientras que este porcentaje se incrementa hasta el 74% en las mujeres. Y el impacto asociado también es mayor en las mujeres que en los hombres. Por término medio, las mujeres que leen la información nutricional tienen un índice de masa corporal 1,48 puntos menor, mientras que esta diferencia es solo de 0,12 puntos en hombres.

La población que vive en la ciudad es la que más tiene en cuenta el etiquetado nutricional, así como las personas que tienen estudios de enseñanza media y los que tienen educación universitaria. En cuanto a la población fumadora examina mucho menos esta información, según los científicos porque su estilo de vida contiene ciertos hábitos poco saludables y, como consecuencia, "puede ser que no se preocupen tanto del contenido nutricional de lo que comen".

"La obesidad es uno de los problemas de salud más importantes en la actualidad en los EE.UU.", destaca la investigadora María Loureiro en declaraciones a la agencia SINC. El número de adultos con sobrepeso u obesidad ha aumento a lo largo de los años: en 2009-2010, más de un tercio (casi el 37%) de la población adulta en este país era obesa. "Sabemos que la información de las etiquetas ser utilizada como un mecanismo de prevención hacia la obesidad.", concluye Loureiro, que sugiere que se podrían diseñar campañas o políticas públicas que promuevan el uso del etiquetado nutricional también en menús de restaurantes y otros establecimientos públicos, para que se beneficie la población que come habitualmente fuera de casa.

Leer una buena novela pone al cerebro en funcionamiento durante más de cinco días
http://www.teinteresa.es/ciencia/Leer-buena-novela-cerebro-funcionamiento_0_1055894994.html#.Us6MgeEO-5w.facebook

Estudio: Universidad de Emory, EE.UU. publicado en The Independent.
Ver en inglés: Reading Changes Brain's Connectivity, Study Suggests
    La lectura de una buena novela puede provocar cambios reales y mensurables en el cerebro. Y estos cambios pueden verse reflejados incluso cinco días después de haberla leído. Esto pone de manifiesto que la lectura de un buen libro puede causar mayor conectividad en el cerebro y provocar cambios neurológicos que persisten de una forma similar a la memoria muscular.

    Los cambios se registraron en la corteza temporal izquierda, un área del cerebro asociada con la receptividad para el lenguaje, así como la región del motor sensorial primaria del cerebro. Las neuronas de esta región se han asociado a engañar a la mente para que piense que está haciendo algo que no hace, por ejemplo, sólo por pensar en correr, puede activar las neuronas asociadas con el acto físico de correr.

    "Los cambios neuronales que hemos encontrado asociados con los sistemas de la sensación física y del movimiento sugieren que la lectura de una novela puede transportarnos al cuerpo de la protagonista”, dijo el profesor neurocientífico Gregory Berns, autor del estudio. "Ya sabíamos que las buenas historias pueden ponernos en la piel de los protagonistas. Ahora estamos viendo que algo puede suceder biológicamente".

    21 estudiantes participaron en el estudio y todos tuvieron que leer el libro 'Pompeya' de Robert Harriz, que fue elegido por su argumento. "La historia sigue a un protagonista, que está fuera de la ciudad de Pompeya notando el vapor y las cosas extrañas que suceden alrededor del volcán", dijo el profesor Berns. "Representa los verdaderos acontecimientos de una manera ficticia y dramática. Era importante para nosotros que el libro tuviera una fuerte línea narrativa".

    Una vez que terminaron de leer el libro, sus cerebros fueron escaneados después de cinco días. Se encontró que los cambios neurológicos continuaron durante los cinco días después de terminar, lo que demuestra que el impacto no fue sólo una reacción inmediata, pero tiene una influencia duradera.

    ESCRIBIR


    Si quieres aprender algo, deja de leer y ponte a escribir
    http://www.40defiebre.com/si-quieres-aprender-algo-deja-de-leer-ponte-a-escribir/

    El exceso de información que produce Internet puede ser contraproducente. Escribir puede ser una mejor forma de aprender y pensar que el simple consumo sistemático de contenidos.


    Los beneficios de escribir a mano

     "¡Alarma! La escritura manual se extingue"
    http://tn.com.ar/internacional/diario-aleman-publica-su-tapa-escrita-a-mano-para-denunciar-la-muerte-de-l_100671


    El popular tabloide alemán Bild publicó su tapa escrita enteramente a mano, con este titular, para denunciar la agonía de la costumbre de escribir de puño y letra por culpa de los teléfonos inteligentes, ordenadores e impresoras.

    "Uno de cada tres adultos no ha escrito nada a mano en los últimos seis meses según un estudio reciente", advierte el tabloide de mayor tirada de Europa con más de tres millones de ejemplares diarios.

    La mayoría de la gente se comunica por escrito a través de SMS y correos electrónicos.

    En declaraciones al diario, el director de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Ulm, el profesor Manfred Spitzer, comenta que la escritura es fundamental para fomentar la coordinación y las habilidades manuales y que su ejercicio periódico es fundamental para la actividad cerebral.

    Spitzer considera preocupante además que las nuevas generaciones de teléfonos inteligentes y ordenadores ofrezcan ya la posibilidad de dictar y dar órdenes a viva voz, de manera que ni tan siquiera es necesario utilizar el teclado.

    Escribir a mano
    Angel Gabilondo, El País, 16 abril 2013
    http://blogs.elpais.com/el-salto-del-angel/2013/04/escribir-a-mano.html


    - "Escribir a mano nos ofrece la posibilidad de experiencias singulares de pensar". La pausada y pormenorizada caligrafía, como escuela de estilo, de organización y de cuidado de los detalles, desborda la estética y garantiza el marco en el que nace la necesidad del estilo singular. Y efectivamente, se dice que cada quien tiene su letra, en muchas ocasiones bien reconocible".
    - "Al escribir a mano nos ofrecemos de un modo corporal. Una nota, una carta, un texto se expiden como envío que nos llega siempre en cierta medida de alguien. Nos dice. Y si eso ocurre en cualquier caso, más en especial cuando la mano se ha deslizado hasta dibujar y conformar letras, sílabas y palabras".
    - "Entonces resulta tan personal que viene a ser de puño y letra. Hasta el extremo de que puede considerarse el pensamiento de la mano, la mano como pensamiento".
    - "La mano que escribe se ve acompañada de la mano que vela, la mano que da junto a la mano que sostiene, y ambas son movimiento y composición".
    - "Hasta en la nota menos relevante se revela un aire confidencial. Quizás aún preservamos con esmero y fervor la carta, el escrito en el que alguien inolvidable puso sus letras, tal vez sus primeras letras. O sus últimas. Y sentimos que algo muy suyo se preserva en su única y singular palabra que es arte de escritura y que no se limita a lo que pone en ella".

    Las ventajas de escribir a mano
    Mente y cerebro No. 62, Investigación y Ciencia, Gabriele Paschek
    http://www.investigacionyciencia.es/mente-y-cerebro/numeros/2013/9/las-ventajas-de-escribir-a-mano-11394
    - Manuscribir aviva la creatividad y refuerza la memoria. Recordamos mejor la información cuando la hemos manuscrito que si la tecleamos.
    - En algunas escuelas de Estados Unidos y de Alemania se ha reconocido esta evolución social y cultural. De hecho, la escritura a mano ya no figura en su plan de estudios. Los alumnos aprenden desde un buen principio el alfabeto tal y como aparece en los periódicos o en el monitor de un ordenador: letras de imprenta separadas y sin florituras.

    Escribir a mano es una buena gimnasia para el cerebro
    20minutos.es 22/07/2011
    http://www.20minutos.es/noticia/1117372/0/escribir/a-mano/cerebro/

    Según un estudio de investigadores de Noruega y Francia, escribir a mano es una gran gimnasia para el cerebro. Ejercitamos simultáneamente capacidades visuales, motoras y cognitivas

    El estudio propone fomentar la enseñanza de la caligrafía y la escritura a mano en el sistema escolar, pese a los avances tecnológicos.

    Los beneficios cerebrales de escribir a mano
    Todo en Salud
    http://todo-en-salud.com/2010/11/los-beneficios-cerebrales-de-escribir-a-mano
    Estudio: Universidad de Indiana, Bloomington, EE.UU.

    Desde niños, escribimos y activamos muchas áreas del cerebro, sobre todo zonas que tienen que ver con el aspecto motor, con toda la agilidad que adquirimos con la mano dominante de la que va a depender la escritura a lo largo de la vida y eso va a tener connotaciones sobre ciertas áreas del cerebro sobretodo, las regiones frontales.

    Los expertos de la Universidad de Indiana invitaron a varios niños a que se subieran a una “nave espacial”, en realidad un escáner de MRI especializado en detectar la actividad neuronal en los cerebros. Una vez dentro, les mostraron diferentes letras antes y después de darles diversas instrucciones de aprendizaje de letras. En los niños que tenían experiencia escribiendo a mano, la actividad neuronal era mucho más destacada que en aquellos que simplemente habían mirado las letras, por lo que concluyeron que al escribir a mano se activan más regiones del cerebro y se favorece el aprendizaje de formas, símbolos y lenguas.

    En niños escribir a mano ayuda a mejorar sus habilidades motrices, a aprender a expresarse y a generar ideas, porque exige componer la frase mentalmente antes de escribirla, requisito que la computadora no sugiere. Es más, los movimientos secuenciales de los dedos, necesarios para escribir a mano, activan regiones del cerebro que involucran al pensamiento, lenguaje, y memoria a corto plazo, o sea, se aumenta la actividad neuronal.

    La caligrafía involucra al cerebro en el proceso de aprendizaje. Es decir cuando se utiliza un lápiz para escribir, por ejemplo, metas, el cerebro se involucra en el proceso de crear eso que se desea. La escritura a mano implica una “actividad neuronal mucho más destacada”, lo que significa que cuando alguien escribe obliga al cerebro a enfocarse en lo que desea, a crear imágenes mentales y eso le ayuda a familiarizarlo con lo que desea y de allí, a obtenerlo.

    Por ello, al escribir con un lápiz sobre un papel se utiliza más el cerebro y que, al hacerlo, se piensa más en lo que se está diciendo. Aunque la investigación sugiere que si se dejara de escribir a mano las estructuras cerebrales podrían cambiar, otros piensan que a pesar de que se puedan perder algunas habilidades se pueden ganar otras.

    Para los investigadores, el mayor peligro que acarrean las nuevas tecnologías es “el desentrenamiento de la memoria”, ya que hoy la información se lleva más en el bolsillo que en la cabeza, porque ya ni siquiera somos capaces de recordar un número de teléfono y “eso es lo verdaderamente preocupante”.

    Es imposible suponer que la tendencia actual se revertirá, pero al menos los sistemas de escritura deberían convivir, precisamente por esa calidad que tiene la grafía de ser un lenguaje del alma que hace únicas a las personas. Mal que mal, “el lapicero obliga e incentiva a la lucidez”.

    ¿Escribir a mano o en computadora?
    Movilización Nacional para la Transformación de la Educacion, Perú
     http://www.cambiemoslaeducacion.pe/temas-detalle/0-241-96/escribir-a-mano-o-en-computadora

    “Si un niño prefiere escribir en computadora o a mano está bien. El asunto es que escriba y quiera comunicar algo”, señaló el especialista de la Unidad de Medición de la Calidad del Ministerio de Educación, Fernando Llanos, en el programa radial “La Buena Educación”.

    “El lápiz y el teclado de la computadora son instrumentos de escritura, su uso depende de la situación y de las preferencias del niño y el adolescente”. “Sería más rápido que quisiera escribir a mano notas para su papá o borradores de clases. En cambio en la computadora podría hacer trabajos finales, tareas, monografías”.

    Respecto a los niños pequeños que están aprendiendo a escribir sugirió que “sí sería importante que lo aprendan a mano porque empieza a hacer garabatos y se acerca a la escritura convencional, luego podrán decidir si escribe a computadora o a mano“.

    Como ventaja del uso de la computadora resaltó su practicidad para corregir textos y lograr una mejor presentación pues alivia la preocupación del niño por tener una bonita letra.

    En otro momento, explicó la importancia de enseñar las reglas ortográficas a nuestros niños. “Hay que aprender la ortografía pero no es lo prioritario, el solo hecho de escribir a mano no va a mejorar la ortografía”, enfatizó.

    Recomendó a los padres tomar en cuenta que “lo primero es motivar a los niños a que se animen a escribir, luego que se entienda lo que quieren decir, a quién quieren comunicar y cómo lograrán que el otro entienda lo que escriben. Eso es lo difícil. Los niños escriben pensando en sí mismos y no en el otro”. Una vez que los niños adquirieron la escritura convencional, “comienza el tema de la producción de textos, a partir de los 7 años”.

    Se trata de un proceso “complejo” pues el niño tiene que desarrollar una serie de habilidades, como “escoger el tema apropiado, organizar sus ideas, escoger las palabras adecuadas, los signos de puntuación, la ortografía y conectores”.

    Consejos para ayudar a escribir a nuestros hijos
    • Con tu niño puedes escribir: cartas a sus amigos, su propio libro, notas pequeñas para mamá o papá, un álbum con las fotos de familiares o amigos y una descripción de ellos.
    • Déjalo que escriba sobre los temas que le gustan, utilizando el cuaderno o la computadora, lo que prefiera para que se sienta libre y no presionado.
    • Deja al alcance de tus niños colores, lápices, crayolas y hojas para que las usen cada vez que deseen.
    • Deja que tu niño se acomode como quiera al momento de leer o escribir. Esta actividad debe ser placentera y libre.
    • Los niños aprenden también cuando ven lo que otros hacen. Cuando los adultos escriben es un excelente momento para que los pequeños saquen sus propios “útiles”, como papel, colores, crayolas para jugar.
    • Elogia los trabajos de tu hijo de acuerdo a su edad. Reconoce sus mejoras y ayúdalo a corregir sus errores. Así lo motivarás.
    • Hagan juntos una lista de las compras antes de ir a la tienda o al mercado.

    Según un estudio de investigadores de Noruega y Francia, escribir a mano es una excelente gimnasia para nuestro cerebro. Al hacerlo ejercitamos simultáneamente capacidades visuales, motoras y cognitivas. El trabajo apoya la idea de fomentar la enseñanza de la caligrafía y la escritura en las escuelas pese a los avances tecnológicos.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1117372/0/escribir/a-mano/cerebro/#xtor=AD-15&xts=467263
    Según un estudio de investigadores de Noruega y Francia, escribir a mano es una excelente gimnasia para nuestro cerebro. Al hacerlo ejercitamos simultáneamente capacidades visuales, motoras y cognitivas. El trabajo apoya la idea de fomentar la enseñanza de la caligrafía y la escritura en las escuelas pese a los avances tecnológicos.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1117372/0/escribir/a-mano/cerebro/#xtor=AD-15&xts=467263
    Damos por sentado que vivimos en un mundo más complejo que el de nuestros abuelos, básicamente por los procesos tecnológicos que lo cambian a todo correr. Sin embargo, un proceso tan aparentemente poco complejo como escribir a mano (sí, con un lápiz o un bolígrafo) es una actividad más compleja que hacerlo en un teclado, con el consiguiente beneficio para nuestro cerebro. Al escribir con una sola mano usamos capacidades más complejas del cerebroUn estudio realizado por Anne Mangen, de la Universidad of Stavanger (Noruega), y Jean-Luc Velay, de la Universidad del Mediterráneo de Marsella (Francia) ha comparado los diferentes procesos cerebrales que se utilizan en la escritura a mano y en la escritura sobre un teclado de ordenador. El resultado es que son muchos los beneficios para el cerebro de escribir a mano sobre el papel. En comparación con el uso de las dos manos que hacemos para escribir en el teclado, hacerlo con una sola mano supone el uso de capacidades más complejas de nuestro cerebro porque se siguen tres procesos cerebrales: Visualmente: vemos lo que está en nuestro papel. Habilidad motora: hacemos uso de nuestras habilidades de motricidad cuando colocamos el lápiz sobre el papel y trazamos las letras. Cognitivamente: recordar la forma de cada letra requiere un tipo diferente de respuesta del cerebro. Sabemos que la escritura a mano es un proceso mucho más lento que escribir en un teclado. Pero sentarnos ante una hoja en blanco, armados con un bolígrafo, para dar forma a nuestros pensamientos puede ayudarnos a ejercitar nuestro cerebro. Especialmente beneficioso para los niños Sin embargo, muchos niños, cuyo cerebro en formación se vería especialmente beneficiado, o no han aprendido la habilidad de la escritura a mano o aunque lo han hecho casi no la practican. El uso de los ordenadores desde muy pequeños hacen que corran el riesgo de perder una habilidad y un proceso de desarrollo importante. Precisamente el estudio de Mangen y Velay, publicado en Advances in Haptics, apoya la idea de fomentar la enseñanza de la caligrafía y la escritura en las escuelas.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1117372/0/escribir/a-mano/cerebro/#xtor=AD-15&xts=467263
    Damos por sentado que vivimos en un mundo más complejo que el de nuestros abuelos, básicamente por los procesos tecnológicos que lo cambian a todo correr. Sin embargo, un proceso tan aparentemente poco complejo como escribir a mano (sí, con un lápiz o un bolígrafo) es una actividad más compleja que hacerlo en un teclado, con el consiguiente beneficio para nuestro cerebro. Al escribir con una sola mano usamos capacidades más complejas del cerebroUn estudio realizado por Anne Mangen, de la Universidad of Stavanger (Noruega), y Jean-Luc Velay, de la Universidad del Mediterráneo de Marsella (Francia) ha comparado los diferentes procesos cerebrales que se utilizan en la escritura a mano y en la escritura sobre un teclado de ordenador. El resultado es que son muchos los beneficios para el cerebro de escribir a mano sobre el papel. En comparación con el uso de las dos manos que hacemos para escribir en el teclado, hacerlo con una sola mano supone el uso de capacidades más complejas de nuestro cerebro porque se siguen tres procesos cerebrales: Visualmente: vemos lo que está en nuestro papel. Habilidad motora: hacemos uso de nuestras habilidades de motricidad cuando colocamos el lápiz sobre el papel y trazamos las letras. Cognitivamente: recordar la forma de cada letra requiere un tipo diferente de respuesta del cerebro. Sabemos que la escritura a mano es un proceso mucho más lento que escribir en un teclado. Pero sentarnos ante una hoja en blanco, armados con un bolígrafo, para dar forma a nuestros pensamientos puede ayudarnos a ejercitar nuestro cerebro. Especialmente beneficioso para los niños Sin embargo, muchos niños, cuyo cerebro en formación se vería especialmente beneficiado, o no han aprendido la habilidad de la escritura a mano o aunque lo han hecho casi no la practican. El uso de los ordenadores desde muy pequeños hacen que corran el riesgo de perder una habilidad y un proceso de desarrollo importante. Precisamente el estudio de Mangen y Velay, publicado en Advances in Haptics, apoya la idea de fomentar la enseñanza de la caligrafía y la escritura en las escuelas.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1117372/0/escribir/a-mano/cerebro/#xtor=AD-15&xts=4672
    Garabatear ayuda a pensar
    http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/garabatear-ayuda-a-pensar
    Estudio: Universidad de Plymouth, publicado en la revista Applied Cognitive Psychology.

    Llenar un papel de garabatos favorece la concentración mental y estimula la memoria. Los investigadores sometieron a 40 personas a experimentos en los que escuchaban una llamada de teléfono de dos minutos y medio y, a continuación, debían recordar nombres y lugares mencionados en la misma. La mitad de los voluntarios pintaban en una hoja de papel mientras permanecían al teléfono. La otra mitad fue dejada a su libre albedrío.

    Al final, todos los voluntarios tuvieron que escribir ocho nombres y ocho lugares mencionados en el mensaje. Los que habían hecho garabatos en papel recordaron un promedio de 7,5 mientras que los que no dibujaron acertaron un 5,8. "En la vida diaria hacer garabatos puede ser un modo de mantener la atención en una tarea aburrida y evitar una distracción innecesaria", concluye la psicóloga Jackie Andrade, responsable del estudio.


    Anotar las preocupaciones antes de un examen mejora el rendimiento en el examen
    http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/anotar-las-preocupaciones-antes-de-un-examen-mejora-las-notas
    Estudio: Universidad de Chicago, EE.UU. Publicado en la revista Science.

    Los estudiantes podrían combatir la ansiedad previa a un examen y obtener mejores notas si escriben sus preocupaciones unos minutos antes de iniciar la prueba.

    Los investigadores, liderados por el psicólogo Sian Beilock, demostraron a través de una serie de experimentos con estudiantes de diferentes edades que si éstos plasmaban por escrito sus temores antes de realizar un examen, reducían su ansiedad y dejan "libre" toda la capacidad de su cerebro para abordar la prueba con éxito, obteniendo puntuaciones mucho mejores que quienes no lo hacían. Según Beilock, las situaciones de presión merman una función de nuestro cerebro llamada memoria de trabajo, que es crítica en muchas tareas cotidianas ya que permite recuperar información relevante para la tarea que tenemos entre manos.

    "A pesar de que las personas suelen estar motivadas para dar lo mejor de su mismas, las situaciones cargadas de presión, como exámenes o presentaciones importantes, hacen que estas personas se desenvuelvan por debajo de sus capacidades", puntualiza el investigador. Con el método que Beilock y su equipo han puesto a prueba, los estudiantes que tienden a sentir ansiedad durante los exámenes son capaces de sobreponerse a sus temores, por ejemplo las consecuencias de hacerlo mal, y sacar a flote todo su potencial.


    Reinventar el bolígrafo 
    http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2014-02-08/reinventando-el-boligrafo_86100/

    Nuevos bolígrafos que buscan remontar la escritura a mano, con novedosas propuestas.

    - Un ‘boli' sin tinta que nunca se gasta
    La compañía Pininfarina ha sorprendido con un producto que está a medio camino entre un bolígrafo y un lápiz. Lo ha bautizado como 4.EVER Pininfarina Cambiano, un estilizado y bello bolígrafo fabricado en aluminio y madera. En vez de un depósito de tinta que sale al deslizar la bola de la punta sobre el papel, este boli escribe gracias a la aleación metálica de la que está hecha la punta, llamada Ethergraph.
    - Bic se combina con una stylus
    Renovarse o morir. Bic lanzó un producto 2 en 1, a la vez bolígrafo y stylus, un puntero de goma compatible con pantallas táctiles de móviles y tabletas. Se puede adquirir en la página británica de Amazon en packs de tres (unos diez euros y medio).
    - Un bolígrafo que ‘imprime’ en 3D
    Mezcla entre un bolígrafo y una impresora 3D. En vez de escribir con tinta, escribe con plástico, que el mecanismo en el interior del cuerpo del boli calienta hasta fundir para que salga por la boquilla, siguiendo el diseño que trazamos con la mano.

    Escribir a mano activa tres áreas del cerebro y ayuda a aprender más rápido y mejor
    http://es.sott.net/article/29050-Escribir-a-mano-activa-tres-areas-del-cerebro-y-ayuda-a-aprender-mas-rapido-y-mejor

    Un estudio realizado en la Universidad de Indiana, EE.UU., informó que cuando los niños escriben a mano se activan tres áreas del cerebro, el giro fusiforme izquierdo, el giro frontal inferior y la corteza parietal posterior. Estas son las mismas áreas que se ponen en marcha cuando los adultos leen y escriben. Los niños que escriben o simplemente trazan letras no mostraban ninguna activación de estas áreas.

    Karin James, involucrada en el estudio, explicaba en el diario neoyorquino que el desorden inherente a la forma libre de la escritura a mano estaba detrás de esto. Después de todo, cuando escribimos a mano debemos planificar y ejecutar una acción que tiene que entregar un resultado concreto en la forma de una letra o una palabra. "Esta es una de las primeras manifestaciones de que el cerebro está cambiando debido a la práctica", explicó James.

    Otros estudios que comparan el rendimiento entre los niños que escriben una composición a mano o tecleando han demostrado que los niños que escribieron a mano produjeron más palabras e ideas originales que los que utilizan el teclado.

    Los investigadores también hallaron que los niños con mejor caligrafía también tenían una mayor activación neuronal de la memoria de trabajo.

    Y los beneficios no son sólo para los niños.

    Tomar notas a mano puede ayudarle a aprender más rápido y mejor, pruébelo la próxima vez que tenga un examen o necesite ofrecer una presentación. Los estudios sugieren que esto se debe al hecho de que se necesita procesar y replantear toda la información antes de escribirla.

    "A mano no escribimos tan rápido como tecleamos, pero las personas que teclean tienden a transcribir literalmente gran parte del contenido de una conferencia", dijo a The Atlantic, Pam Mueller, profesor ayudante en la Universidad de Princeton.

    Students who write by hand remember more and understand the material better than those who type
    http://explore.noodle.org/post/89999155928/new-research-by-pam-mueller-and-daniel-oppenheimer?utm_content=bufferea244&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

    New research by Pam Mueller and Daniel Oppenheimer demonstrates that students who write out their notes on paper learn more. Across three experiments, Mueller and Oppenheimer had students take notes in a classroom setting and then tested students on their memory for factual detail, their conceptual understanding of the material, and their ability to synthesize and generalize the information. Half of the students were instructed to take notes with a laptop, and the other half were instructed to write the notes out by hand. As in other studies, students who used laptops took more notes. In each study, however, those who wrote out their notes by hand had a stronger conceptual understanding and were more successful in applying and integrating the material than those who used took notes with their laptops.

    What drives this paradoxical finding? Mueller and Oppenheimer postulate that taking notes by hand requires different types of cognitive processing than taking notes on a laptop, and these different processes have consequences for learning. Writing by hand is slower and more cumbersome than typing, and students cannot possibly write down every word in a lecture. Instead, they listen, digest, and summarize so that they can succinctly capture the essence of the information. Thus, taking notes by hand forces the brain to engage in some heavy “mental lifting,” and these efforts foster comprehension and retention. By contrast, when typing students can easily produce a written record of the lecture without processing its meaning, as faster typing speeds allow students to transcribe a lecture word for word without devoting much thought to the content.

    Para saber más
    Escribir a mano
    , Sara Mesa

    Cien beneficios de la lectura
    , Carlos Alberto Sánchez Velasco

    El calendario de Galeano: Los hijos de los días



    enero 7
    la nieta


    Soledad, la nieta de Rafael Barrett,
    solía recordar una frase del abuelo:
    –Si el Bien no existe,
    hay que inventarlo.
    Rafael, paraguayo por elección,
    revolucionario por vocación,
    pasó más tiempo
    en la cárcel que en la casa,
    y murió en el exilio.
    La nieta fue acribillada
    a balazos en Brasil,
    en el día de hoy de 1973.
    El cabo Anselmo,
    marinero insurgente,
    jefe revolucionario,
    fue quien la entregó.
    Harto de ser un perdedor,
    arrepentido de todo lo que creía y quería,
    él delató, uno por uno,
    a sus compañeros de lucha contra
    la dictadura militar brasileña, y los envió
    al suplicio o al matadero.
    A Soledad, que era su mujer,
    la dejó para el final.
    El cabo Anselmo
    señaló el lugar donde ella
    se escondía, y se alejó.
    Ya estaba en el aeropuerto
    cuando sonaron los primeros tiros.

    * * *

    enero 9
    elogio de la brevedad


    Hoy se publicó, en Filadelfia, en 1776,
    la primera edición de Sentido común.
    Thomas Paine, el autor,
    sostenía que la independencia era un asunto
    de sentido común contra la humillación colonial
    y la ridícula monarquía hereditaria,
    que tanto podía coronar a un león como a un burro.
    Este libro de cuarenta y ocho páginas
    se difundió más que el agua y el aire,
    y fue uno de los papás
    de la independencia de los Estados Unidos.
    En 1848, Karl Marx y Friedrich Engels
    escribieron las veintitrés páginas del Manifiesto comunista,
    que empezaba advirtiendo:
    Un fantasma recorre Europa…
    Y ésta resultó ser la obra
    que más influyó sobre las revoluciones del siglo veinte.
    Y veintiséis páginas sumaba la exhortación
    a la indignación que Stéphane Hessel
    difundió en el año 2011.
    Esas pocas palabras ayudaron a desatar
    terremotos de protesta en varias ciudades.
    Miles de indignados invadieron las calles
    y las plazas, durante muchos días
    y noches, contra la dictadura universal de los banqueros
    y los guerreros.

    * * *
    enero 10
    distancias


    Tosiendo marchaba
    el coche. Y a los tumbos,
    apilados dentro del coche,
    viajaban unos músicos.
    Ellos iban a alegrar
    una reunión de campesinos,
    pero ya llevaban
    un largo rato perdidos
    en los hirvientes caminos
    de Santiago del Estero.
    Los despistados
    no tenían a quién preguntar.

    * * *

    enero 12
    la urgencia de llegar


    En esta mañana del año 2007,
    un violinista ofreció
    un concierto en una
    estación de metro de
    la ciudad de Washington.
    Apoyado contra la pared,
    junto a un tacho de basura,
    el músico,  que más parecía
    un muchacho de barrio,
    tocó obras de Schubert
    y otros clásicos,
    durante tres cuartos de hora.
    Mil cien personas
    pasaron sin detener
    su apurado camino.
    Siete se detuvieron
    durante algo más
    que un instante.
    Nadie aplaudió.
    Hubo niños que quisieron quedarse,
    pero fueron arrastrados por sus madres.
    Nadie sabía que él era Joshua Bell,
    uno de los virtuosos más cotizados y
    admirados del mundo.
    El diario The Washington Post
    había organizado este concierto.
    Fue su manera de preguntar:
    -¿Tiene usted tiempo para la belleza?

    * * *

    enero 17
    el hombre que fusiló a dios


    En 1918, en Moscú,
    en plena efervescencia revolucionaria,
    Anatoli Lunacharski
    encabezó el tribunal
    que juzgó a Dios.
    Una Biblia fue sentada
    en el banquillo de los acusados.
    Según el fiscal,
    Dios había cometido,
    a lo largo de la historia,
    numerosos crímenes contra la humanidad.
    El abogado de oficio
    alegó que Dios era inimputable,
    porque padecía demencia grave;
    pero el tribunal lo condenó a muerte.
    Al amanecer del día de hoy,
    cinco ráfagas de ametralladora
    fueron disparadas al cielo.

    * * *

    enero 27
    para que escuches el mundo


    Hoy nació, en 1756,
    Wolfgang Amadeus Mozart.
    Siglos después, hasta los
    bebés aman la música que nos dejó.
    Está comprobado,
    muchas veces y en muchos lugares,
    que el recién nacido
    llora menos y duerme mejor
    cuando escucha la música de Mozart.
    Es la mejor bienvenida al mundo,
    la manera mejor de decirle:
    –Ésta es tu nueva casa.
    Y así suena.

    * * *

    febrero 5
    A dos voces


    Habían crecido juntas, la guitarra y Violeta Parra.
    Cuando una llamaba, la otra venía.
    La guitarra y ella se reían, se lloraban, se preguntaban, se creían.
    La guitarra tenía un agujero en el pecho.
    Ella, también.
    En el día de hoy de 1967, la guitarra llamó y Violeta no vino.
    Nunca más vino.

    * * *
    febrero 26
    africa mía


    A fines del siglo diecinueve,
    las potencias coloniales
    europeas se reunieron, en Berlín,
    para repartirse el África.
    Fue larga y dura la pelea
    por el botín colonial,
    las selvas, los ríos, las montañas,
    los suelos, los subsuelos,
    hasta que las nuevas fronteras fueron
    dibujadas y en el día de hoy de 1885
    se firmó, en nombre de Dios Todopoderoso,
    el Acta General.
    Los amos europeos tuvieron el buen gusto
    de no mencionar el oro,
    los diamantes, el marfil,
    el petróleo, el caucho,
    el estaño, el cacao,
    el café ni el aceite de palma;
    prohibieron que la esclavitud fuera
    llamada por su nombre;
    llamaron sociedades filantrópicas a las
    empresas que proporcionaban carne
    humana al mercado mundial;
    advirtieron que actuaban movidos
    por el deseo de favorecer
    el desarrollo del comercio
    y de la Civilización y,
    por si hubiera alguna duda,
    aclararon que actuaban
    preocupados por aumentar
    el bienestar moral y material de las
    poblaciones indígenas.
    Así Europa inventó
    el nuevo mapa del África.
    Ningún africano estuvo,
    ni de adorno,
    en esa reunión cumbre.

    * * *

    febrero 27
    También los bancos son mortales


    Todo verdor perecerá,
    había anunciado la Biblia.
    En 1995, el Banco Barings,
    el más antiguo de Inglaterra,
    cayó en bancarrota.
    Una semana después, fue
    vendido por un precio total de una (1) libra esterlina.
    Este banco había sido el
    brazo financiero del
    imperio británico.
    La independencia
    y la deuda externa
    nacieron juntas
    en América Latina.
    Todos nacimos debiendo.
    En nuestras tierras,
    el Banco Barings
    compró países,
    alquiló próceres,
    financió guerras.
    Y se creyó inmortal.

    * * *
    marzo 6
    la florista


    Georgia O’Keeffe vivió pintando,
    durante casi un siglo,
    y pintando murió.
    Sus cuadros alzaron un jardín
    en la soledad del desierto.
    Las flores de Georgia, clítoris, vulvas, vaginas, pezones, ombligos,
    eran los cálices de una misa
    de acción de gracias
    por la alegría
    de haber nacido mujer.

    * * *
    marzo 11
    La izquierda es la universidad de la derecha

    En 1931 nació, en Australia, un bebé que fue llamado Rupert.
    En pocos años, Rupert Murdoch se hizo amo y señor
    de los medios de comunicación en el mundo entero.
    El asombroso vuelo hacia el éxito
    no sólo se explica por su astucia y su maestría en el juego sucio.
    Rupert también fue ayudado
    por su conocimiento de los secretos del funcionamiento del sistema capitalista.
    Y eso lo había aprendido
    cuando era un estudiante veinteañero que admiraba a Lenin y leía a Marx.

    * * *

    marzo 14
    El Capital

    En 1883 una multitud acudió al entierro de Karl Marx,
    en el cementerio de Londres:
    una multitud de once personas, contando al enterrador.
    La más famosa de sus frases fue su epitafio:
    Los filósofos han interpretado el mundo de varias maneras; 
    pero el asunto es cambiarlo.
    Este profeta de la transformación del mundo
    pasó su vida huyendo de la policía y de los acreedores.
    Sobre su obra maestra comentó:
    - Nadie ha escrito tanto sobre el dinero teniendo tan poco dinero. 
     El Capital no me va a pagar ni los tabacos que me fumé escribiéndolo.

     * * *
    marzo 18
    con los dioses adentro


    En la cordillera de los Andes,
    los conquistadores españoles
    habían expulsado
    a los dioses indígenas.
    Extirpada fue la idolatría.
    Pero allá por el año 1560,
    los dioses regresaron.
    Viajaron con sus grandes alas,
    venidos no se sabe de dónde,
    y se metieron en los cuerpos
    de sus hijos,
    desde Ayacucho hasta Oruro,
    y en esos cuerpos bailaron.
    Las danzas, que bailaban la rebelión,
    fueron castigadas con el azote o la horca,
    pero no hubo manera de pararlas.
    Y siguieron anunciando
    el fin de la humillación.
    En lengua quechua,
    la palabra ñaupa
    significa fue,
    pero también
    significa será. 

    * * *

    marzo 20
    el mundo al revés


    El 20 de marzo del año 2003,
    los aviones de Irak bombardearon
    los Estados Unidos.
    Tras las bombas, las tropas iraquíes
    invadieron el territorio norteamericano.
    Hubo numerosos daños colaterales.
    Muchos civiles estadounidenses,
    en su mayoría mujeres y niños,
    perdieron la vida o fueron mutilados.
    Se desconoce la cifra exacta,
    porque la tradición manda contar
    las víctimas de las tropas invasoras
    y prohíbe contar las víctimas de la población invadida. 
    La guerra fue inevitable.
    La seguridad de Irak,
    y de la humanidad entera,
    estaba amenazada
    por las armas de destrucción masiva
    acumuladas en los arsenales
    de los Estados Unidos.
    Ningún fundamento
    tenían, en cambio,
    los rumores insidiosos
    que atribuían a Irak
    la intención de quedarse
    con el petróleo de Alaska.

    * * *

    abril 3
    Buenos muchachos

    En 1882, una bala entró en la nuca de Jesse James.
    La disparó su mejor amigo, para cobrar la recompensa.
    Antes de convertirse en el más famoso bandolero,
    Jesse había combatido contra el presidente Lincoln,
    en las filas del ejército esclavista del sur.
    Cuando los suyos perdieron la guerra,
    no tuvo más remedio que cambiar de trabajo.
    Así nació la banda de Jesse James.
    La banda, que usaba máscaras del Ku Klux Klan,
    inició sus actividades asaltando un tren
    por primera vez en la historia de los Estados Unidos;
    y tras desplumar a todos los pasajeros,
    se dedicó a desvalijar bancos y diligencias.
    La leyenda cuenta que Jesse fue algo así como un Robin Hood del Salvaje Oeste,
    que robaba a los ricos para ayudar a los pobres,
    pero nunca nadie conoció a un pobre
    que hubiera recibido una moneda de sus manos.
    En cambio, sí está probado que él ayudó mucho a Hollywood.
    La industria del cine le debe cuarenta películas,
    casi todas exitosas, donde los más famosos astros,
    desde Tyrone Power hasta Brad Pitt,
    han empuñado su revólver humeante.

    * * *

    abril 13, 2015
    Muere Eduardo Galeano


    * * *

    abril 18
    Ojo con él

    Hoy murió, en 1955, Albert Einstein.
    Hasta este día, y durante veintidós años,
    el FBI, Federal Bureau of Investigations,
    intervino su teléfono,
    leyó sus cartas y revisó sus tachos de basura.
    Einstein fue espiado porque era espía.
    Espía de Moscú: eso decía su frondosa ficha policial.
    Y también decía que él había inventado un rayo exterminador
    y un robot capaz de leer la mente humana.
    Y decía que Einstein fue miembro,
    colaborador o afiliado de treinta y cuatro frentes comunistas 

    entre 1937 y 1954, dirigió honorariamente tres organizaciones comunistas, 
    y no parece posible que un hombre con estos antecedentes 
    pueda convertirse en un leal ciudadano americano.
    Ni la muerte lo salvó. Siguió siendo espiado.
    Ya no por el FBI, sino por sus colegas,
    los hombres de ciencia, que cortaron su cerebro en doscientos cuarenta trocitos
    y los analizaron en busca de la explicación de su genio.
    No encontraron nada.
    Ya Einstein había advertido:
    -Lo único que yo tengo de anormal es mi curiosidad.

    *  *  *

    abril 23
    La fama es puro cuento


    Hoy, Día del libro, no viene mal recordar
    que la historia de la literatura es una paradoja incesante.
    ¿Cuál es el episodio más popular de la Biblia?
    Adán y Eva mordiendo la manzana. En la Biblia, no está.
    Platón nunca escribió su famosa frase:
    Sólo los muertos han visto cómo termina la guerra.
    Don Quijote de La Mancha nunca dijo:
    Ladran, Sancho, señal que cabalgamos.
    No fue dicha ni escrita por Voltaire su frase más conocida:
    No estoy de acuerdo con lo que dices,
    pero defendería hasta la muerte tu derecho a decirlo
    .
    Georg Friedrich Hegel nunca escribió:
    Gris es la teoría y verde el árbol de la vida.
    Sherlock Holmes jamás dijo:
    Elemental, mi querido Watson.
    En ninguno de sus libros, ni panfletos, Lenin escribió:
    El fin justifica los medios.
    Bertolt Brecht no fue el autor de su poema más celebrado:
    Primero se llevaron a los comunistas /
    pero a mí no me importó/ porque yo no era comunista…

    Jorge Luis Borges no fue el autor de su más difundido poema:
    Si pudiera vivir nuevamente mi vida /
    trataría de cometer más errores…


    * * *

    abril 27
    Las vueltas de la vida


    El Partido Conservador gobernaba Nicaragua
    cuando en este día de 1837
    se reconoció a las mujeres
    el derecho de abortar si su vida corría peligro.
    Ciento setenta años después, en ese mismo país,
    los legisladores que decían ser revolucionarios sandinistas
    prohibieron el aborto en cualquier circunstancia,
    y así condenaron a las mujeres pobres
    a la cárcel o al cementerio.


    * * *


    abril 30
    Las rondas de la memoria

    Esta tarde del año 1977, se reunieron por primera vez
    catorce madres de hijos desaparecidos.
    Desde entonces, buscaron juntas,
    juntas golpearon las puertas que no se abrían:
    - Todas por todas- decían.
    Y decían:
    - Todos son nuestros hijos.
    Miles y miles de hijos
    habían sido devorados por la dictadura militar argentina
    y más de quinientos niños
    habían sido repartidos como botín de guerra,
    y ni una palabra decían los diarios, las radios,
    ni los canales de televisión.
    Unos meses después de la primera reunión,
    tres de aquellas madres,
    Azucena Villaflor, Esther Ballestrino y María Eugenia Ponce,
    desaparecieron también, como sus hijos,
    y como ellos fueron torturadas y asesinadas.
    Pero ya era imparable la ronda de los jueves.
    Los pañuelos blancos
    daban vueltas y más vueltas a la Plaza de Mayo,
    y al mapa del mundo.

    * * * 

    mayo 10
    El imperdonable


    El poeta Roque Dalton era jodón y respondón.
    Nunca aprendió a callar ni a obedecer,
    y ejercía un desafiante sentido del humor y del amor.
    En la noche de hoy del año 1975,
    sus compañeros de la guerrilla de El Salvador
    lo mataron de un balazo mientras dormía.
    Criminales: los militantes que matan
    para castigar la discrepancia
    son tan criminales
    como los militares que matan para perpetuar la injusticia.

    * * *

    julio 30
    Día de la amistad


    Según decía Carlos Fonseca Amador,
    amigo es el que critica de frente
    y elogia por la espalda.
    Y según dice la experiencia,
    el amigo de verdad es amigo en las cuatro estaciones.
    Los otros son amigos del verano, nomás.

    * * *

    agosto 10
    Manuelas


    Todos hombres.
    Pero era una mujer, Manuela Cañizares,
    quien los reclutaba y los reunía para que conspiraran en su casa.
    La noche del 9 de agosto de 1809,
    los hombres pasaron horas y horas discutiendo,
    que sí, que no, que quién sabe,
    y no se decidían a proclamar de una buena vez
    la independencia de Ecuador.
    Y una vez más estaban postergando el asunto
    para mejor ocasión
    cuando Manuela los encaró y les gritó
    cobardes, miedosos, nacidos para la servidumbre.
    Y al amanecer del día de hoy,
    se abrió la puerta del nuevo tiempo.
    Otra Manuela, Manuela Espejo,
    también precursora de la independencia americana,
    fue la primera periodista de Ecuador.
    Como ése era un oficio impropio para las damas,
    publicaba con seudónimo sus audaces artículos
     contra la mentalidad servil que humillaba a su tierra.
    Y otra Manuela, Manuela Sáenz,
    ganó fama perpetua
    por ser la amante de Simón Bolívar,
    pero además ella fue ella:
    la mujer que combatió contra el poder colonial
    y contra el poder macho
    y sus hipócritas pacaterías.

    * * *

    agosto 13
    El derecho a la valentía


    En 1816, el gobierno de Buenos Aires
    otorgó el grado de teniente coronel a Juana Azurduy,  
    en virtud de su varonil esfuerzo.
    En la guerra de la independencia,
    ella había encabezado a los guerrilleros que arrancaron
    el cerro de Potosí de manos españolas.
    Las mujeres tenían prohibido
    meterse en los masculinos asuntos de la guerra,
    pero los oficiales machos no tenían más remedio
    que admirar el viril coraje de esta mujer.
    Al cabo de mucho galopar,
    cuando ya la guerra había matado a su marido
    y a cinco de sus seis hijos,
    también Juana murió.
    Murió en la pobreza, pobre entre los pobres,
    y fue arrojada a la fosa común.
    Casi dos siglos después, el gobierno argentino,
    presidido por una mujer,
    la ascendió al grado de generala del ejército,  
    en homenaje a su femenina valentía.

    * * *

    agosto 16
    Las semillas suicidas


    Desde hace unos trescientos sesenta millones de años,
    las plantas vienen produciendo semillas fecundadas,
    que generan nuevas plantas y nuevas semillas,
    y nunca han cobrado nada por ese favor que nos hacen.
    Pero en 1998, fue otorgada a la empresa Delta and Pine
    la patente que santifica la producción
    y la venta de semillas estériles,
    que obligan a comprar nuevas semillas en cada siembra.
    A mediados de agosto del año 2006,
    la empresa Monsanto, de sacro nombre,
    se adueñó de la Delta and Pine,
    y también de la patente.
    Así Monsanto consolidó su poder universal:
    las semillas estériles,
    llamadas semillas suicidas o semillas Terminator,
    integran el muy lucrativo negocio
    que también obliga a comprar herbicidas, pesticidas
    y otros venenos de la farmacia transgénica.
    En la Pascua del año 2010,
    pocos meses después del terremoto,
     Haití recibió un gran regalo de Monsanto:
    sesenta mil bolsas de semillas
    producidas por la industria química.
    Los campesinos se juntaron para recibir la ofrenda,
    y quemaron todas las bolsas
    en una inmensa hoguera.

    * * *

    agosto 30
    día de los desaparecidos


    Desaparecidos:
    los muertos sin tumba,
    las tumbas sin nombre.
    Y también:
    los bosques nativos,
    las estrellas
    en la noche
    de las ciudades,
    el aroma de las flores,
    el sabor de las frutas,
    las cartas escritas
    a mano,
    los viejos cafés
    donde había tiempo
    para perder el tiempo,
    el fútbol de la calle,
    el derecho a caminar,
    el derecho a respirar,
    los empleos seguros,
    las jubilaciones seguras,
    las casas sin rejas,
    las puertas sin cerradura,
    el sentido comunitario
    y el sentido común.

    * * *

    setiembre 4
    Te doy mi palabra


    En el año 1970, Salvador Allende ganó las elecciones
    y se consagró presidente de Chile.
    Y dijo:
    -Voy a nacionalizar el cobre.
    Y dijo:
    -Yo de aquí no salgo vivo.
    Y cumplió su palabra.

    * * *

    septiembre 8
    día de la alfabetización


    Sergipe, nordeste del Brasil:
    Paulo Freire inicia una nueva
    jornada de trabajo
    con un grupo de campesinos muy pobres,
    que se están alfabetizando.
    -¿Cómo estás, João?
    João calla.
    Estruja su sombrero.
    Largo silencio, y por fin dice:
    -No pude dormir.
    Toda la noche
    sin pegar los ojos.
    Más palabras no le salen de la boca,
    hasta que murmura:
    -Ayer yo escribí
    mi nombre
    por primera vez.

    * * * 

    octubre 8
    Los tres


    En 1967, mil setecientos soldados
    acorralaron al Che Guevara
    y a sus poquitos guerrilleros en Bolivia,
    en la Quebrada del Yuro.
    El Che, prisionero, fue asesinado al día siguiente.
    En 1919, Emiliano Zapata había sido acribillado en México.
    En 1934, mataron a Augusto César Sandino en Nicaragua.
    Los tres tenían la misma edad,
    estaban por cumplir cuarenta años.
    Los tres cayeron a balazos, a traición, en emboscada.
    Los tres, latinoamericanos del siglo veinte,
    compartieron el mapa y el tiempo.
    Y los tres fueron castigados
    por negarse a repetir la historia.

    * * *

    octubre 12
    el descubrimiento


    En 1492, los nativos descubrieron que eran indios,
    descubrieron que vivían en América,
    descubrieron que estaban desnudos,
    descubrieron que existía el pecado,
    descubrieron que debían obediencia
    a un rey y a una reina de otro mundo
    y a un dios de otro cielo,
    y que ese dios había inventado
    la culpa y el vestido
    y había mandado
    que fuera quemado vivo
    quien adorara al sol
    y a la luna
    y a la tierra
    y a la lluvia
    que la moja.

    * * *
    octubre 28
    Hoy nació en Caracas, en 1769, Simón Rodríguez.
    La Iglesia lo bautizó como párvulo expósito,
    hijo de nadie,
    pero fue el más cuerdo hijo de la América hispánica.
    En castigo de su cordura, lo llamaban El Loco.
    Él decía que nuestros países no son libres,
    aunque tengan himno y bandera,
    porque libres son quienes crean, no quienes copian,
    y libres son quienes piensan, no quienes obedecen.
    Enseñar, decía El Loco, es enseñar a dudar.

    * * *

    octubre 29
    Hombre de buen corazón


    En 1981, en un gesto de generosidad que honra su memoria,
    el general Augusto Pinochet
    vendió a precio de regalo los ríos,
    los lagos y las aguas subterráneas de Chile.
    Algunas empresas mineras, como la suiza Xstrata,
    y empresas eléctricas como la española Endesa
    y la estadounidense AESGener,
    se hicieron dueñas, a perpetuidad,
    de los ríos más caudalosos de Chile.
    Endesa recibió una extensión de aguas
    equivalente al mapa de Bélgica.
    Los campesinos y las comunidades indígenas
    han perdido el derecho al agua,
    condenados a comprarla,
    y desde entonces el desierto avanza,
    comiendo tierras fértiles,
    y se va vaciando de gente el paisaje rural.

    * * *

    noviembre 21
    El partido más triste de la historia


    En 1973, Chile era un país prisionero de la dictadura militar,
    y el Estadio Nacional se había convertido
    en campo de concentración
    y en cámara de torturas.
    La selección chilena iba a disputar, contra la Unión Soviética,
    un partido decisivo para clasificar a la Copa del Mundo.
    La dictadura de Pinochet decidió que el partido
    debía disputarse en el Estadio Nacional, sí o sí.
    Los presos que el estadio encerraba
    fueron trasladados de apuro
    y las máximas autoridades del fútbol mundial
    inspeccionaron la cancha, césped impecable,
    y dieron su bendición.
    La selección soviética se negó a jugar.
    Asistieron dieciocho mil entusiastas,
    que pagaron entrada y ovacionaron el gol
    que Francisco Valdés metió en el arco vacío.
    La selección chilena jugó contra nadie.

    * * *

    noviembre 22
    día de la música


    Según cuentan
    los memoriosos,
    en otros tiempos
    el sol fue el dueño
    de la música,
    hasta que el viento
    se la robó.
    Desde entonces,
    para consolar al sol,
    los pájaros le ofrecen
    conciertos al principio
    y al fin de cada día.
    Pero los alados cantores
    no pueden competir
    con los rugidos
    y los chillidos
    de los motores
    que gobiernan
    las grandes ciudades.
    Ya poco
    o nada
    se escucha
    el canto de los pájaros.
    En vano
    se rompen el pecho
    queriendo
    hacerse oír,
    y el esfuerzo por sonar
    cada vez más alto
    arruina sus trinos.
    Y ya las hembras
    no reconocen
    a sus machos.
    Ellos las llaman,
    virtuosos tenores,
    irresistibles barítonos,
    pero en el
    barullo urbano
    no se distingue
    quién es quién,
    y ellas
    terminan aceptando
    el abrigo
    de alas extrañas.

    * * *

    noviembre 26
    Laura Y Paul


    Cuando Karl Marx leyó El derecho a la pereza, sentenció:
    -Si esto es marxismo, yo no soy marxista.
    El autor, Paul Lafargue,
    parecía más anarquista que comunista,
    y revelaba una sospechosa tendencia a la locura tropical.
    Tampoco para yerno le gustaba este cubano de color no muy clarito:
    -La intimidad excesiva está fuera de lugar- le advirtió,
    por escrito, desde que Paul inició
    peligrosos avances sobre su hija Laura,
    y solemnemente agregó:
    -Es mi deber interponer mi razón
    ante su temperamento criollo.

    La razón fracasó.
    Laura Marx y Paul Lafargue compartieron la vida
    durante más de cuarenta años.
    Y en la noche de hoy del año 1911,
    cuando la vida ya no era vida,
    en su cama de siempre
    viajaron, abrazados, el último viaje.  

    * * *

    noviembre 28
    El hombre que enseñaba aprendiendo


    En el año 2009, el gobierno de Brasil
    pidió disculpas a Paulo Freire.
    El no pudo agradecer el gesto,
    porque llevaba doce años de muerto.
    Paulo había sido el profeta de una educación solidaria.
    En sus comienzos, daba clases bajo un árbol.
    Había alfabetizado
    a miles y miles de obreros del azúcar, en Pernambuco,
    para que fueran capaces de leer el mundo
    y ayudaran a cambiarlo.
    La dictadura militar lo metió preso,
    lo echó del país y le prohibió el regreso.
    En el exilio, Paulo anduvo mucho mundo.
    Cuanto más enseñaba, más aprendía.
    Hoy, trescientas cuarenta escuelas brasileñas
    llevan su nombre.

    * * *

    diciembre 1
    Adiós a las armas


    El presidente de Costa Rica, don Pepe Figueres,
    había dicho:
    - Aquí lo único que anda mal es todo.
    Y en el año 1948, suprimió las fuerzas armadas.
    Muchos anunciaron el fin del mundo,
    o por lo menos el fin de Costa Rica.
    Pero el mundo siguió girando,
    y Costa Rica se salvó de las guerras
    y los golpes de Estado.

    * * *

    diciembre 7
    El arte no tiene edad


    En el año 1633, día más, día menos,
    nació Gregório de Matos,
    el poeta que mejor sabía
    tomarle el pelo al Brasil colonial.
    En 1969, en plena dictadura militar,
    el comandante de la sexta región
    denunció por subversivos sus poemas,
    que dormían el sueño de los justos
    desde hacía tres siglos
    en la biblioteca de la Secretaría de Cultura
    de la ciudad de San Salvador de Bahía,
    y los arrojó a la hoguera.
    En 1984, en un país vecino,
    la dictadura militar del Paraguay
    prohibió una obra
    que iba a estrenar el teatro Arlequín,
    por tratarse de un panfleto contra el orden,
    la disciplina, el soldado y la ley
    .
    Hacía veinticuatro siglos que la obra, Las troyanas,
    había sido escrita por Eurípides.

    * * *

    diciembre 15
    Hombre verde


    Hoy hubiera sido el cumpleaños de Chico Mendes.
    Hubiera sido.
    Pero los asesinos de la Amazonía
    matan los árboles molestos,
    y también matan a la gente molesta.
    Gente como Chico Mendes.
    Sus padres, esclavos por deudas,
    habían llegado a las plantaciones de caucho
    desde el lejano desierto de Ceará.
    El aprendió a leer a los veinticuatro años.
    En la Amazonía organizó sindicatos
    y juntó a los solos,
    peones esclavizados, indios desalojados,
    contra los devoradores de tierras
    y sus bandoleros a sueldo,
    y contra los expertos del Banco Mundial,
    que financian el envenenamiento de los ríos
    y el bombardeo de la selva.
    Y fue marcado para morir.
    Los tiros entraron por la ventana.

    * * *

    diciembre 24
    ¡Milagro!


    En la Nochebuena de 1991,
    murió la Unión Soviética
    y en su pesebre nació el capitalismo ruso.
    La nueva fe hizo el milagro:
    por ella iluminados,
    los funcionarios se hicieron empresarios,
    los dirigentes del Partido Comunista cambiaron de religión
    y pasaron a ser ostentosos nuevos ricos,
    que pusieron bandera de remate al Estado
    y compraron a precio de banana
    todo lo comprable en su país y en el mundo.
    Ni los clubes de fútbol se salvaron.

    * * *

    diciembre 28
    Nostalgia del futuro


    Oscar Niemeyer entró en el año 2007
    con cien años de edad
    y ocho nuevas obras en ejecución.
    El arquitecto más activo de todos
    no se cansaba de transformar,
    proyecto tras proyecto,
    el paisaje del mundo.
    Sus viejos ojos no subían al alto cielo,
    que nos humilla,
    pero estaban siempre nuevos
    para quedarse, gustosos,
    contemplando la navegación de las nubes,
    que eran su fuente de inspiración
    para las próximas creaciones.
    Allá, en el nuberío,
    él descubría catedrales,
    jardines de flores increíbles,
    monstruos, caballos al galope,
    aves de muchas alas,
    mares que estallaban,
    espumas que volaban y mujeres que ondulaban
    y en el viento se ofrecían
    y en el viento se iban.
    Cada vez que los médicos lo internaban en el hospital,
    creyendo que ya le había llegado la hora,
    Oscar mataba el aburrimiento componiendo sambas,
    que cantaba junto con los enfermeros.
    Y así este cazador de nubes,
    este perseguidor de la belleza fugitiva,
    dejó atrás su primer siglo de vida,
    y siguió de largo.

    * Tomado de: Punto Final
    Selección de textos autorizada por el autor del libro
    Los hijos de los días de Eduardo Galeano, 438 págs., Siglo XXI Editores S.A.


    LinkWithin

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...