Mostrando entradas con la etiqueta gestión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta gestión. Mostrar todas las entradas

Biblioteca Virtual de Estudios y Pensamiento Educativo Ecuatorianos


Rosa María Torres

 

En 2003, durante mi gestión al frente del Ministerio de Educación y Culturas (MEC) del Ecuador, escribí y circulé 84 comunicados dirigidos al personal del Ministerio. Este fue el Comunicado 81. Todos los materiales de mi gestión fueron eliminados del sitio web del MEC - que inauguré - inmediatamente después de mi salida.
 

Quito, 16 julio 2003

Comunicado 81: Biblioteca Virtual de Estudios y Pensamiento Educativo Ecuatoriano

Hemos arrancado con la “Biblioteca Virtual de Estudios y Pensamiento Educativo Ecuatoriano”, la cual está ubicada en la página web del MEC y a la cual seguiremos agregando nuevos documentos.

Se trata de un esfuerzo por identificar, recopilar y visibilizar la producción de autores ecuatorianos sobre el tema educativo, relacionada tanto con la problemática educativa nacional como internacional.

Es escasa la producción intelectual sobre educación en nuestro país y la que existe está dispersa y es a menudo desconocida. Por otra parte, hay muchos educadores, investigadores y especialistas que no llegan a publicar sus escritos. Los costos del libro en nuestro país se han vuelto prohibitivos para muchos.

Por eso esta iniciativa. Busca compilar esa producción intelectual dispersa y a menudo inédita o poco diseminada, y publicarla en la página web de este Ministerio, a fin de que esté disponible para toda la comunidad educativa y para la ciudadanía en general. Buscamos de este modo, además, contribuir a recuperar para el MEC el liderazgo intelectual que debe tener en el campo de la educación en el país. Haremos lo mismo en torno al tema cultural, siendo éste un Ministerio de Educación y Culturas.

Estamos conformando un Comité Editorial para la selección de los documentos a publicarse en esta Biblioteca Virtual. Hemos invitado a un conjunto de educadores, investigadores y especialistas de reconocido valor y prestigio nacional. Próximamente les haremos conocer sus nombres.

Invitamos a todos/as ustedes a contribuir, haciéndonos llegar documentos (estudios, ensayos, informes, documentos programáticos, etc.) que consideren sean aportes al campo educativo y que valga la pena incluir en esta Biblioteca Virtual. Favor enviarlos a la casilla sojeda@mec.gov.ec con copia a fgarces@mec.gov.ec. Los materiales deben estar en Word.

Hemos arrancado la Biblioteca Virtual con textos de Carlos Paladines, Zonia Palán, Juan Ponce, Cristóbal Quishpe y Rosa María Torres.

Pueden acceder a ellos visitando la página web del MEC www.mec.gov.ec Para ayuda o información al respecto, favor escribir a informacion@mec.gov.ec

Saludos cordiales,

Rosa María Torres del Castillo
Ministra de Educación y Culturas
www.mec.gov.ec


Textos relacionados en este blog
»  Gestión MEC 

Hacia un nuevo modelo de cooperación internacional (Comunicado 70)

Reorganizando la cooperacion internacional (Comunicado 22)


Comunicado 22: Reorganizando la cooperacion internacional


Quito, 7 abril, 2003

A: Funcionarios del MEC a nivel central y provincial

Anuncié que promoveríamos nuevas relaciones con los organismos internacionales de cooperación. Este Ministerio está comprometido con el impulso de un nuevo modelo de cooperación para el sector educativo y cultural, una cooperación que parta de las necesidades nacionales antes que de las necesidades de las agencias. Una relación basada en el diálogo, el respeto mutuo, el interaprendizaje.

La falta de colaboración entre las agencias ha sido un factor tremendamente negativo para el país, llevando a la multiplicación y dispersión, antes que a la complementariedad, de esfuerzos y recursos.

El MEC ha sido debilitado y resquebrajado por este esquema de cooperación. Las Unidades Ejecutoras instaladas con préstamos internacionales (Banco Mundial y BID) en la década de 1990 han venido funcionando como para-ministerios, dentro del MEC, con lógicas diferentes y con salarios muy por encima de los salarios que perciben los funcionarios del MEC. Hay, asimismo, una proliferación de proyectos y mini-proyectos semi-autónomos insertos dentro del MEC pero sin vinculaciones institucionales y sin perspectivas de sustentabilidad financiera.

Para tratar abiertamente estos temas convoqué el pasado 21 de marzo a una primera reunión de trabajo con las principales agencias de cooperación bilaterales y multilaterales operando en el país. La reunión se realizó en la Cancillería, como parte de un esfuerzo interministerial por avanzar en la concreción de este "nuevo modelo de cooperación internacional". Expuse allí los principales lineamientos de la política educativa y cultural que queremos desarrollar. Entregamos a las agencias una matriz con dichos lineamientos, solicitándole a cada una ubicar el área o programa donde desea colaborar.

Seguramente varias agencias tendrán intereses comunes y se anotarán en las mismas líneas/programas. Esto permitirá pensar en proyectos y en bolsas colectivas, antes que en proyectos múltiples, uno por agencia. Esto nos y les permitirá concentrar esfuerzos y recursos, y sacar el mejor provecho a esa cooperación y a nuestro propio trabajo.


Hemos iniciado la recopilación interna (dentro del MEC) de información sobre los proyectos y convenios que vienen haciéndose con cooperación internacional. Estamos en el proceso de identificar y organizar la maraña de proyectos aislados que cruzan hoy a este ministerio, los cuales continúan apareciendo en los lugares más diversos e inesperados.

En los días siguientes, con la información que siga llegando tanto de las agencias como del propio MEC, sistematizaremos todo en una sola matriz y procederemos a una segunda ronda de reuniones con las agencias, para concretar proyectos inter-agenciales, siempre en base a nuestros lineamientos y prioridades.

Ruego a los funcionarios que están al frente de alguno de estos proyectos o convenios internacionales enviar cuanto antes a la casilla mecooperacion@yahoo.com el formulario que circulamos en su momento y que ahora volvemos a adjuntar aqui, llenando los datos de sus respectivos proyectos.

Saludos,

Rosa Maria Torres
Ministra de Educación y Cultura del Ecuador
www.mec.gov.ec

Avances relevantes en el Programa Redes Amigas-BID (Comunicado 56)


Anecdotario: Un bouquet de rosas

Rosa María Torres



La persistencia del nepotismo en el Ecuador me ha hecho rememorar mi experiencia con el tema cuando fui Directora Pedagógica de la Campaña Nacional de Alfabetización (1988-1990) y cuando estuve al frente del Ministerio de Educación y Culturas (2003). 

Recuerdo mi sorpresa, en 1988, al encontrar sobre el escritorio una multitud de tarjetas (congresistas, ministros, funcionarios y políticos de todo tipo, color y nivel) en las que, al reverso, el o la titular de la tarjeta me presentaba al hijo, al papá, a la mamá, a la tía, al yerno, a fin de que lo tuviera en cuenta en algún cargo, función o compra. Guardé en un cajón las tarjetas y se fueron marchitando solas. De vez en cuando, una llamada me refrescaba algún nombre, me insistía y hasta reclamaba, pero no pasó de eso.

En 2003, en mi primera reunión amplia con el personal del Ministerio dejé claro que cualquier Torres o cualquier Del Castillo que apareciera por ahí, no sería mi pariente. Tan acostumbrados están a las parentelas, los compadrazgos y el pago de favores que aquello debió sonar a muchos como un saludo a la bandera.

Esta vez las tarjetas provinieron sobre todo de la familia Gutiérrez, que hizo historia en el país en materia de nepotismo. Junto con compañeros de Pachakutik, me ví obligada a recibir y entrevistar a algunos de los elegidos por la familia Gutiérrez para ocupar cargos, y terminar diciéndole, a la mayoría, que no eran aptos. La ira hizo que se tomaran el despacho exigiendo ser posesionados. Por fortuna, yo estaba a esa hora en una entrevista en Radio Quito. Me salvé de la avalancha y de los destrozos.

El primer lunes después de haber entrado al despacho recibí un enorme bouquet de rosas. La belleza del arreglo causó gran revuelo y la ausencia de tarjeta de remitente grandes especulaciones. Por mi parte, lo tomé como felicitación y bienvenida de alguien que me estimaba mucho pero prefería el anonimato. Secretamente, imaginé de quién/es se trataba.

El lunes siguiente apareció otro bouquet, espectacular como el anterior. Esta vez con tarjeta y nombre. Se trataba de un primo al que no veía hace mucho y de quien sabía se había dedicado a la floricultura. La secretaria del despacho me preguntó si debía llamar a agradecer. Le dije que no, que lo haría personalmente.

El tercer lunes llegó un tercer bouquet. Supe entonces, sin dudar, que las rosas tenían mensaje propio. Más claramente: un pedido de favor. Decidí no contestar, no darme por enterada. El primo siguió enviando bouquets hasta que se cansó. Finalmente llegó el lunes en que no hubo rosas y, con gran alivio, las extrañé.

Mi familia cercana tenía claro el asunto. Nadie me pidió ningún favor - y todos atajaron pedidos de sus amigos - por lo cual les estuve y estoy enormemente agradecida. Las tensiones vinieron de la familia ampliada, de los amigos de los amigos, de los conocidos, de los allegados.

Una prima querida se animó a llamarme un día, pese al cerco de advertencias, y me pidió que le ayudara a gestionar un traslado a otra institución. Con mucha pena le dije que no podía ayudarle, precisamente porque estaba en una función de gobierno. No lo tomó bien. ¿Quién podría, en un país donde se considera obvio ubicar en cargos a parientes y amigos, elegir la "confianza" sobre el profesionalismo, hacer "favores" a mansalva, cuando se "llega al poder"?

Una de las primeras cosas que hice cuando salí del ministerio fue una gran reunión familiar en la que junté y agasajé a toda mi familia y les pedí perdón. Recién ese día supe qué era lo que había querido pedirme el primo de las rosas. Le agradecí y me disculpé. Me alegró saber que había logrado resolver el problema sin mi intermediación. 

Informes de seis meses de gestión


Carta de despedida al personal del MEC


Rosa María Torres


En 2003, durante mi gestión al frente del Ministerio de Educación y Culturas (MEC) del Ecuador, escribí y circulé 84 comunicados dirigidos al personal del Ministerio. Este fue el Comunicado 84, de despedida. Todos los materiales de mi gestión fueron eliminados del sitio web del MEC -que inauguré- inmediatamente después de mi salida.
 


Comunicado 84

CARTA DE DESPEDIDA AL PERSONAL DEL
MINISTERIO DE EDUCACION Y CULTURAS (MEC)

Quito, 25 de julio de 2003

Estimad@s colegas:

Como saben y es de conocimiento público, el pasado lunes 21 de julio se me comunicó la decisión presidencial de removerme de mi cargo como Ministra de Educación y Culturas. No comentaré aquí acerca de esta decisión pues ya lo he hecho, y lo ha hecho todo el país, en los últimos días en los medios de comunicación.

Me habría gustado despedirme como corresponde, pero no me dio tiempo. Debí empacar en pocas horas y salir del ministerio ese mismo día. Cumplo ahora con esa despedida pendiente, a través de este mensaje electrónico – mi último Comunicado, el  número 85, dirigido a todos y todas ustedes. Envié un mensaje aparte de agradecimiento a quienes formaron parte de mi equipo cercano de colaboradores, dentro y fuera del despacho.

No tuve oportunidad de presentar el Informe de Seis Meses de Gestión, que había preparado para exponer al día siguiente en Cuenca, en el tercer seminario del gabinete, junto con otros seis ministros. Pensaba organizar una reunión especial en el MEC, a mi regreso de Cuenca, para presentar dicho informe en el auditorio, discutirlo con ustedes y recibir sus aportes. Cumplo al menos con enviarles ahora el informe, el cual pueden encontrarlo también en la página web del MEC junto con los otros informes de Subsecretarios y Directores Nacionales y Provinciales que llegaron hasta el día lunes.

Como dije siempre, acepté la función de ministra sabiendo que ésta es tarea sumamente compleja y de largo aliento, que lo que nuestro país necesita no son más reformas cosméticas sino un cambio educativo-cultural profundo, que tomará no un período gubernamental sino al menos una década de trabajo firme, sostenido y comprometido por parte de todos los ecuatorianos. Para visualizar e iniciar dichos cambios con sentido de estrategia, hay que tener la mirada puesta en al menos cuatro años de gestión, aún sabiendo que uno/a puede irse cualquier día, pues la política no respeta los tiempos de los procesos, las realizaciones y los cambios, mucho menos los tiempos del cambio educativo, como lo revela el récord de ministros y ministras de educación en nuestro país, y como lo ratifica mi salida de ese Ministerio.

Mi experiencia como ministra fue al mismo tiempo agobiante y gratificante. Así como encontré resistencias y hostilidades, ineficiencia y negligencia, comportamientos corporativos, rivalidades y relaciones personales dañadas por años de problemas institucionales intocados - como era de esperarse en una institución tremendamente burocratizada y disfuncional como la que ha devenido el Ministerio de Educación -, encontré también en muchos/as de ustedes colaboradores entusiastas, innovadores que no han tenido la oportunidad de desplegar sus alas, profesionales mal tratados y mal remunerados dispuestos a recuperar el sentido y la dignidad de su trabajo, y dispuestos a creer en la posibilidad del cambio. Le dediqué mucho tiempo al trabajo interno dentro del MEC, precisamente porque estoy consciente de que ministros, asesores y consultores somos “aves de paso” – como ustedes mismos dicen – y que quienes quedan, para reproducir lo viejo o para defender lo nuevo, son los funcionarios y el personal de planta del MEC. Sin un cambio institucional de fondo, que involucre a todas las estructuras e instancias del MEC, y al magisterio en su conjunto, no será posible avanzar hacia el cambio estructural que requiere la educación en nuestro país, y sobre todo la educación pública.  

Gracias a todos y todas quienes colaboraron con mi gestión y creyeron en mí, a los Directores Provinciales que enviaron puntualmente sus informes y, en los últimos días, cumplieron enviando los roles de pago de los planteles educativos de sus respectivas provincias (los cuales están siendo copiados para ser entregados al próximo Ministro, a fin de que siga adelante el plan de análisis y racionalización del sistema de partidas docentes). Gracias a quienes me han hecho llegar sus mensajes de respaldo y solidaridad, a quienes vinieron a despedirse personalmente, a quienes asistieron al acto de rendición de cuentas y presentación del Informe de Seis Meses realizado el martes 22 en Quito, a quienes me piden que continúe, desde donde esté, la tarea iniciada. Valoro todos y cada una de esos gestos, pues soy consciente de los comportamientos que genera el miedo político y el miedo institucional, el instinto de supervivencia, la necesidad de deslindarse cuanto antes de las viejas autoridades para congraciarse con las nuevas.

Llevo treinta años trabajando en el campo de la educación, luchando por una educación distinta para nuestro país y para América Latina. No dejaré de hacerlo. Soy especialista, investigadora, profesional de la educación. Esta experiencia ministerial me ha enriquecido y me ha enseñado mucho, me ha ratificado que sin cambiar la cultura política no es posible cambiar la educación, que es preciso replantear y cuestionar muchos de los supuestos simplistas en que se basan los pronunciamientos, los deseos y las propuestas de reforma educativa, de una educación de calidad para todos. La tarea continúa, pues, desde otros sentidos comunes y desde otros espacios. Sé que muchos y muchas de ustedes se unirán a este desafío, seguirán adelante y no permitirán que lo avanzado retroceda.    

Deben saber que he solicitado al Contralor General del Estado solicitando una auditoría general de mi gestión al frente del MEC, desde el 16 de enero hasta el 21 de julio de este año. Por otra parte, ahora que se ha nombrado al nuevo Ministro, estoy solicitando una reunión con él, que confío se concrete en el transcurso de esta semana, a fin de informarle personalmente acerca de lo actuado durante mi gestión, de lo realizado y de lo que queda por hacerse. Confío en su receptividad y sensibilidad. El país no puede permitirse más el eterno partir de cero y el tirar por la borda lo avanzado; reclama políticas de Estado, cambios estructurales, procesos de cambio sostenidos, voluntad política, conocimiento sólido, austeridad, transparencia, conciencia y amplio compromiso social para promover y afianzar dichos cambios.

Me permito asimismo recordarles que la casilla ministra@mec.gov.ec era mi casilla personal dentro del Ministerio y está siendo deshabilitada. Les ruego descontinuar su uso.

Seguiremos en contacto con muchos/as de ustedes a través del grupo electrónico debateducacion@gruposyahoo.com que estoy reactivando en estos días para retomar la reflexión, el debate y la acción en torno a la cuestión educativa en nuestro país.

A todos y todas, un saludo afectuoso.

Rosa María Torres del Castillo


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...