Mostrando entradas con la etiqueta Rwanda. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Rwanda. Mostrar todas las entradas

¿Tecnologías en el aula? Así no

Rosa María Torres
(en proceso)
School classroom in Cambodia. Tomado de: Edu-tech, Blog del Banco Mundial

Esta aula de clase en Cambodia es considerada y se autopresenta como 'aula del futuro'. Bajé la foto de internet, sin conocer entonces la fuente ni la historia, y la agregué a mi galería de Escuelas del Mundo / Schools of the World, no como ejemplo de lo deseable sino, al contrario, de los engendros a los que pueden conducir y están conduciendo las tecnologías metidas en el sistema escolar. La computadora como espejismo de progreso y modernidad, y hasta de cambios paradigmáticos en la enseñanza y el aprendizaje, a menudo reproduciendo la misma vieja concepción de educación y la misma vieja pedagogía.

Décadas cuestionando la educación tradicional con su modelo frontal, su organización espacial y su mobiliario que obligan a los alumnos a atornillarse contra un asiento, a verse las nucas en vez de las caras, a fijar la mirada en una única dirección: la del profesor y la pizarra. Y he aquí un moderno sustituto: alumnos hiperindividualizados, más atornillados que nunca, con las miradas clavadas foso adentro en el pupitre, en cita privadísima con su computadora, su tarea, su prueba.

Entuertos tecnológicos

Veo muchos entuertos tecnológicos vinculados a la educación en mis recorridos por diversos países. 

Unidad Educativa del Milenio-Ecuador. Foto:Andes
- Cables infinitos atravesando y afeando un aula de secundaria con 20 computadoras, pues los tomacorrientes están en una sola pared (Argentina). 
- Un joven esperando, solo, en jornada laboral completa, desde hace tres meses, al técnico que vendrá desde la capital a reparar las computadoras en una Plaza Comunitaria que ya fue abandonada por la gente (México). 
- Niños con pies colgando y brazos y cuellos estirados en sala de computación con mobiliario y equipos pensados para los alumnos más grandes (Ecuador).
- Las 12 computadoras del laboratorio informático bien protegidas en espacio nuevo y amplio recién construido, en chocante contraste con las aulas, donde hay hacinamiento, goteras, vidrios rotos (Brasil). 
- Profesora detrás de tremendo y viejo computador que solo lo usa para pasar lista y que no le deja  espacio para poner nada más sobre el escritorio (Perú). 
- Verdes laptops meciéndose peligrosamente sobre pequeños pupitres individuales rebosantes de cuadernos y libros, en aulas de primaria (Uruguay).
- Personas adultas a quienes se pretende enseñar a leer y escribir mediante videocassettes, usando televisores minúsculos en los que no alcanzan a ver bien ni las letras ni los textos (Perú, Bolivia, Ecuador, México, Perú, Venezuela, entre otros).
- Cajas de computadoras sin abrir, ocupando la mitad de un aula ubicada en un altillo, en un pueblo que sigue esperando la llegada de la electricidad (Bolivia). 
- Un container cerrado herméticamente, equipado con computadoras, donado por la Primera Dama, que a tres años de la inauguración nadie pudo todavía prender (México).
- Pizarra electrónica recién instalada pero la maestra no la saber usar; "hasta que den la capacitación" ha decidido volver a colgar a un costado la pizarra convencional (Ecuador).
- Chatarra electrónica que sigue acumulándose en una bodega y nadie se anima a tirar, en un colegio que ha recibido todos los artefactos imaginables desde que se inventó la computadora (Brasil).
- Dotación de computadoras y equipamiento informático que se inaugura y publicita, pero se retira enseguida pues no están completas las instalaciones y no se ha hecho aún capacitación docente. (varios países latinoamericanos)
- Niños trabajando en el patio con sus verdes One Laptop Per Child, soportando el ruido ensordecedor de una construcción, pues solo en el patio se capta el wifi de un edificio cercano (Ruanda).
- En el aula, no todos los alumnos tienen laptops pues no todas las familias pueden adquirirlas y, cuando se rompen, no todas pueden financier el arreglo (Ruanda).
- Una computadora por cada 15 alumnos, turnándose en su uso, 5 minutos cada uno (China).
Solo para dar unos pocos ejemplos....

Si algo me maravilla de la educación escolar en Finlandia no es su alto ranking en PISA sino su bajo perfil tecnológico, su manejo mesurado, sensible y sensato de las TIC en las aulas. Nada de encantamientos ni veleidades. Las TIC en su lugar. La pedagogía en su esplendor. Preferencia por el juego, el intercambio, el movimiento, lo simple, las cosas hechas manualmente, el arte, el dibujo, la exploración... (Ver mi Glosario mínimo sobre la educación en Finlandia. Ver también Finlandia: Uso de tecnologías en escuelas y bibliotecas).

Mis propios entuertos tecnológicos

Tengo, como todos, mucho para contar de mis propios entuertos, experiencias amargas y jocosas con las tecnologías en mi larga experiencia de docente y de conferencista. Se ha dañado el micrófono, ha fallado el cañón, no ha funcionado el Powerpoint o el Skype, se ha ido la luz o bien la luz natural ha impedido ver o leer las diapositivas, he debido cambiar de idioma en la mitad de una presentación, me ha tocado usar flipcharts y marcadores en un auditorio inmenso; sincronización imposible con técnicos que se empeñan en pasar la presentación desde sus propios aparatos, camarógrafo que me filma pese a mi pedido expreso (me sentía muy enferma) pues - explica y se disculpa - es indispensable para la memoria del evento ...

Destaco dos experiencias pedagógicas - una década entre ellas - que me han dejado perpleja e impotente frente a las tecnologías.

Brasil (2001). Me habían honrado pidiéndome dar la conferencia de apertura en el I Fórum Mundial de Educação (Porto Alegre, 24-27 Octubre 2001). Le había dedicado mucho tiempo a preparar un magnífico Powerpoint que - como siempre - seguí trabajando hasta último momento. Había ido a ver el estadio Gigantinho la noche anterior, apenas llegué a Porto Alegre. Hablé y coordiné con los técnicos. Todo en orden. A la mañana siguiente, no bien entré al lugar, tuve un anticipo del desastre (¡que los técnicos no pudieron advertir!). En el último graderío había un amplio ventanal, que daba la vuelta al estadio y lo iluminaba por completo. Muy tarde para hacer nada al respecto. Es tal vez el mayor padecimiento que he experimentado en un escenario docente. Y rodeada de miles de personas.

México (2012). Debía dar una clase con dos públicos: uno presencial (30-40 personas de la universidad) y uno que participaría a distancia, a través de una pantalla gigante colocada a mis espaldas. Se había elegido un salón de clase moderno, bien equipado, que permitiría el acceso y la interacción de los invitados externos. En las mesas había grandes pantallas planas con teclados frente a cada participante. Pedí si podían retirarlas, pues no cumplían ninguna función y estorbaban la vista; el técnico dijo que no; los académicos a cargo acataron. No había caso: aquí mandaba la tecnología. Así pues, dí la clase enfrentada a hileras de pantallas modernísimas, viendo cabezas o pedazos de cabezas asomando por encima o por los costados, entre pantallas. Y recordando voltearme o moverme hacia la esquina, cada tanto, a fin de no dar la espalda a la gran pantalla - con gente de cuerpo entero, en Michoacán - que tenía detrás. Delirante. (Paradójicamente, como parte de este mismo seminario-taller tuve una experiencia pedagógica extraordinaria con ayuda de una pizarra de tres cuerpos, con el grupo más reducido de la Maestría que me había invitado. Un escrito pendiente).

Estoy en franca rebeldía tecnológica, retornando a los viejos métodos y las viejas maneras, buscando integrar viejas y nuevas tecnologías a la educación y a la enseñanza. Solía hacer maravillas - algunas memorables y todas ellas únicas, irrepetibles - con una pizarra, con un retroproyector y una caja de acetatos, en los que escribía, dibujaba y me divertía a colores, in situ y en tiempo real, mientras pensaba, mientras escuchaba, mientras interactuaba. Nada como una buena charla a cappella y sin zozobras, un conversatorio que admite la improvisación y la espontaneidad, una tertulia cara a cara y sin gadgets.

Textos relacionados en OTRA∃DUCACION
» Mi visita al Plan Ceibal y la rotura de las laptops del OLPC

Rwanda: A Blog is Born!


These are five of the six Rwanda CapEFA team members - Jeanine (the coordinator), Charles, Immaculate, Josephine, and Palatin (Alex could not join us today) - in charge of monitoring and capacity building activities for adult literacy at provincial level. Picture taken by me at the Ministry of Education (MINEDUC) in Kigali.

Why the happy faces and the celebration? Because we managed to accomplish the idea that came to my mind yesterday during the workshop: creating a blog for the programme and for the team. Except for Alex, none of them had had any contact with blogs or kew about them. And never thought it could be so easy to learn and to create one.

Creating the blog ended up being the closing activity of this week's two day CapEFA workshop that I facilitated at MINEDUC.

It took us two hours to create it, including the opening of a Gmail account and a step by step explanation from my side. Then, it took us one hour to upload the first post as well as some pictures taken during the workshop.

Next step will be feeding the blog and each one of them creating a personal one. I am sure they will manage to do it. It is now just a matter of continuing to explore the Internet and to learn on their own.

A great way to finalize a capacity building workshop for a capacity building team and a capacity building project, and a great way to honour an adult literacy programme!

A happy day for all of us engaged.

Kigali, 17 November 2010

Related study
Rwanda: study of literacy needs and programmes for youth and adults (2005) by Anthony Okech and Rosa-Maria Torres with the collaboration of Alexander Lyambabaje, Genevieve Mukandekezi and Timothy Njoroge. Rwanda Ministry of Education (MINEDUC), [Paris]: UNESCO, 2005.


Mi visita al Plan Ceibal y la rotura de las laptops del OLPC

Tomado del sitio oficial de Ceibal (sep. 2010)
Rosa María Torres

(Abajo, post-scriptum sobre visita a Ruanda)

En abril 2009 aproveché una invitación a Uruguay por parte del Ministerio de Educación, para ver el Plan Ceibal. Visité aulas en una zona urbano-marginal de Montevideo. No pude hacer un reportaje de inmediato y el tiempo se me fue pasando. Tampoco es éste el reportaje más completo que le debo a esa visita. Me centraré aquí solo en un aspecto que ví y que ha venido saliendo a la luz en los últimos tiempos: la rotura de las laptops XO, compradas a Nicholas Negroponte y su consorcio OLPC.

A raíz de mi visita, envié un mensaje a Twitter indicando que había visto muchas laptops rotas. Un año más tarde, el asunto pasó a ser vox populi, adquiriendo escala nacional y ventilándose públicamente por las autoridades de Ceibal así como por los fabricantes de las laptops.

En 2007, el ex Presidente Tabaré Vázquez lanzó el proyecto y ofreció que para 2009 todos los escolares de las escuelas públicas del Uruguay tendrían su laptop XO. 2010 fue el primer año en que Ceibal funcionó en todo el país.

Un informe oficial publicado en julio 2010, a partir de una encuesta nacional, encontró que una cuarta parte de las laptops entregadas dos años atrás a los alumnos de escuelas públicas, no funcionaba por diversos motivos: 14,2% rotas; 6,2% en reparación; 3,9% bloqueadas; 3,1% no se sabía y 1% habían sido robadas. En el interior del país, donde las laptops llegaron en 2008, 29,9% no funcionaba. El porcentaje es más elevado en zonas pobres. 

Una encuesta para establecer el estado de las laptops, realizada por una Red de Apoyo al Plan Ceibal (RAP) en San José (10 abril-10 agosto 2010) en 10.678 hogares, reveló detalles adicionales:
Funcionan 68,3%
En reparación 7,7%
No funcionan 24%

No prende 23,08%
Pantalla rota 30,18%
Teclado 16,57%
Antenas 0%
Bateria 1,18%
Cargador 3,55%
Otros 25,44%

Un relevamiento realizado en mayo de 2011 indicbó que el 12,3% de las laptops de Montevideo estaban rotas; en el interior del país el porcentaje llegaba al 24%. La cantidad de máquinas rotas era mayor en escuelas ubicadas en contextos de pobreza.

1. ¿Qué ví en mi visita y recorridos por las aulas?

Fabricación: Las laptops XO no se parecían a las que había visto repetidamente en CNN: en televisión las presentaban resistentes, a prueba de trato y maltrato infantiles; en realidad, son frágiles, "veme-y-no-me-toques", claramente no aptas para ser usadas por niños, transportadas todos los días entre la escuela y el hogar, a menudo con condiciones precarias en ambos lugares (recordemos que OLPC concibió esta laptop supuestamente para "países en desarrollo" y que 40% de los alumnos que van a la escuela pública uruguaya provienen de los sectores más pobres de la sociedad).

Protección: Las laptops no tenían protección externa (estuche acolchado), como corresponde a cualquier laptop y en especial a éstas, destinadas a niños y niñas escolares. Las fundas amorosamente cosidas, bordadas o tejidas por las madres de los alumnos - algunas de las cuales me mostraron - no son, como es obvio, adecuadas para la protección que requieren las máquinas.

Instalaciones: Las laptops se usaban en el aula de siempre, encima de los pupitres individuales organizados en filas, rebosantes de libros y cuadernos. Pupitres pequeños y pasillos angostos son, como pudimos ver, condición ideal para que las laptops se caigan, se resbalen, se enganchen, etc.

Advertencias: No escuchamos a las profesoras advertir o instruir acerca del cuidado de las laptops, cuando los alumnos las sacan o meten en sus mochilas, o mientras las tienen abiertas sobre los pupitres. Los alumnos las tratan como si fuesen los libros o cuadernos a los que están acostumbrados.

Movilidad: Los alumnos transportan diariamente las laptops de y a sus casas, guardadas en sus mochilas (junto con los demás útiles escolares) o bien en la mano, agarrándolas del asa, como si fuesen loncheras. Muchos corren con la laptop al descubierto y caminan por la calle meneándola de arriba a abajo.

Daños: Los principales daños qué ví son pantallas quebradas, cargadores dañados y/o teclados desprendidos y "pegados" con cinta adhesiva por padres de familia o maestras. Algunas laptops estaban guardadas, esperando ser enviadas para reparación. (También ví laptops en buen estado pero sin uso pues los alumnos se olvidan de cargarlas en sus casas y en la escuela no hay suficientes enchufes u otras instalaciones necesarias).

2. ¿Qué nos dijo el personal directivo y docente?

* Cerca de una tercera parte de las laptops están rotas o fuera de funcionamiento; muy pocas se han perdido o robado (lo que es coherente con los datos arrojados por la encuesta nacional de 2010).
* La primera rotura la paga el gobierno; a partir de la segunda, la tienen que pagar los padres de familia, pero muchos no tienen cómo pagarla.
* La mayoría de los daños se dan fuera de la escuela, en la calle o en las casas. Muchas veces no hay en el hogar un lugar seguro para dejar la laptop, juegan con ella los hermanitos pequeños, etc.

La lección uruguaya

Al conocer los datos de la encuesta de 2010, Fernando Brum, directivo de Ceibal, comentaba: “Se esperaba una tasa importante de fallas, pero no tan alta. Esta constatación hace que estemos revisando aspectos del funcionamiento del Plan y generando medidas que apuntan a bajar esa cifra”. Más tarde declararía al respecto: "Nos llevó tiempo mirar en perspectiva y entender que la única solución confiable era ir a las escuelas a reparar computadoras"

Nicholas Negroponte, por su parte, ha venido mejorando la fabricación de la máquina, especialmente reforzando el teclado.

Lástima que los uruguayos hayan tenido que pagar alto el precio de ser los primeros, el primer experimento nacional de la OLPC. Les salva, al mismo tiempo, el haberse convertido en vitrina mundial de la OLPC y de los modelos 1x1 - un computador por alumno -  (hay quienes hablan de Montevideo como  "La capital de la OLPC en el mundo"). La experiencia uruguaya debería dejarle lecciones y costarle cara también a Negroponte. En la competencia por bajar precios y ganar licitaciones, pasaron por alto los destinatarios y objetivos de estas laptops. ¿Cuánto habría subido el precio de cada unidad si se invertía más en diseño, en materiales resistentes, y en un estuche protector?

Buenos Aires, 28 sep. 2010

Post-scriptum  OLPC en Ruanda-Africa (dic. 2010)

Técnico arreglando XO laptops en una escuela privada,
Kigali, Ruanda, 17 nov.2010. Foto: RMTorres
Durante una misión de trabajo en Ruanda junto al Ministerio de Educación (nov. 2010) aproveché para informarme mejor sobre el programa OLPC en ese país, sobre el cual había leído en Internet y a través de Twitter. Encontré en Ruanda los mismos problemas que había visto en Uruguay. En una escuela privada en Kigali, la capital, ví varias laptops rotas y conversé con el técnico que las estaba reparando en ese momento, pagado por los padres de familia de la escuela. Según me dijo el técnico, las partes que se rompen con más frecuencia son la pantalla (que él no puede arreglar), el cargador y el teclado.


Para saber más sobre el Plan Ceibal
* Un niño para cada laptop, por Raúl Trejo Delarbre (Sep. 15, 2010)
* Montevideo will be the OLPC capital of the world, by Christoph Derndorfer (Sep. 19, 2010)
* Un niño, una computadora: "El día después", por Mariano Palamidessi (Agosto 19, 2010)
* Recording of "OLPC in South America" talk at the World Bank (30 August 2010) @random_musings Presentation slides 
* Desconectados: El Plan Ceibal en Secundaria se encuentra con problemas (Dic 4, 2010)
* En el Camino del Plan Ceibal (libro colectivo, PDF)
* Informe de Monitoreo e Impacto Social de Plan Ceibal: Resumen (Dic 9, 2010)
*
Eduardo Rodríguez Zidán, La larga marcha hacia la revolución digital en las escuelas. Análisis de la implementación de políticas TIC en educación a partir de la experiencia del Plan Ceibal y el modelo uno a uno en Uruguay (2011)
* XO: dio equidad, no mejoró aprendizaje, por Pilar Besada, El País, 27 mayo 2012.


OLPC / otros países 
* BID Modelos Uno o a Uno en América Latina y el Caribe: Panorama y Perspectivas (2011)
* BID alerta sobre los efectos negativos de dar computadores a los escolares (La Tercera, Chile, 2011)
* Eugenio Severín / BID: Aprender Uno a Uno (2011)
* RELPE: Una computadora por alumno
* Argentina: OLPC(2), un año después, por Daniel Krichman
* Perú Programa Una Laptop por Niño
* Colombia Rodrigo Arboleda, el defensor de un PC por niño (enero 2012)


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...