Mostrando entradas con la etiqueta LLECE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta LLECE. Mostrar todas las entradas

Más evaluación, ¿mejor educación?



Hoy en día muchos parecen creer que existe una relación necesaria y casi obvia entre evaluación y mejora educativa. Que más evaluación produce mejor educación. Que la evaluación de aprendizajes de los alumnos conducirá a mejorar dichos aprendizajes, que la evaluación de los maestros conducirá a mejorar su formación/capacitación y su desempeño, que la evaluación de las instituciones educativas conducirá a mejorar su gestión y sus resultados.

Lo cierto es que muchas evaluaciones - a través de pruebas o de otros instrumentos - no se traducen en mejoría de aquello que se evalúa, ni en relación a los alumnos ni en relación a los profesores, los planteles y el sistema educativo.

Mucho depende de los objetivos, la calidad, la pertinencia y la oportunidad de la evaluación. Y, obviamente, de qué se hace con los resultados de la evaluación. Sin retroalimentación, sin decisiones fundamentadas y coherentes que actúen sobre los problemas identificados, la evaluación puede ser un costoso y penoso saludo a la bandera. 

Desconexión entre investigación, evaluación y políticas educativas

En el campo de la educación hay una vieja y reconocida desconexión entre investigación y toma de decisiones (mucha de la investigación que se hace no es relevante, es desconocida o simplemente es desestimada al momento de diseñar políticas, planes y programas) así como entre evaluación y toma de decisiones (muchas de las conclusiones y recomendaciones que derivan de las evaluaciones no son tenidas en cuenta ni aplicadas en las políticas y en las prácticas educativas). El reclamo y el pedido de articular conocimiento y políticas públicas, de tomar decisiones basadas en "evidencia" generada por la investigación y la evaluación, continúa como un pendiente en la agenda educativa nacional e internacional.

Cada país puede encontrar sin duda ejemplos de estas desconexiones. Países que vienen implementando evaluaciones educativas desde hace tiempo no muestran las mejoras que esperaban o que sería de esperar. La evaluación, por sí misma, no asegura mejoría y, mucho menos, mejoría continua y sistemática. Así lo revelan en muchos casos las pruebas de aprendizaje que cada país aplica a nivel nacional así como las pruebas internacionales en las que los países pueden ver su evolución en el tiempo y en comparación con la de otros países.

Hay que decir, además, que políticas, planes y reformas educativas - a nivel nacional, regional y global - rara vez o nunca son evaluadas en sus resultados e impactos. En esa medida, las reformas a las reformas que tan a menudo se dan en los países y a nivel internacional, generalmente no son el resultado de procesos de investigación y/o evaluación, con lo cual vuelve a repetirse una y otra vez el círculo vicioso del ensayo y el error.

Pruebas del LLECE y pruebas PISA: avances, estancamientos y retrocesos

Las evaluaciones internacionales de aprendizaje escolar que vienen aplicándose en América Latina - mencionamos dos: las pruebas del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE), coordinado por la UNESCO, y las pruebas del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), coordinado por la OCDE - son un claro ejemplo de lo dicho. Los países participantes vienen teniendo avances lentos y pequeños en los aprendizajes escolares, e inclusive estancamientos y retrocesos.

Las pruebas del LLECE vienen aplicándose desde 1997. Evalúan lenguaje, matemáticas y ciencias naturales en dos grados de educación primaria/básica (tercero y sexto). El primer estudio se aplicó en 1997 (PERCE), el segundo en 2006 (SERCE), el tercero en 2013 (TERCE), el cuarto se aplicará en 2019 (ERCE). Después de 20 años, y a raíz de los resultados del TERCE, la UNESCO concluye que la mayor parte de países de América Latina sigue obteniendo resultados 'bajos' y transitando hacia resultados 'aceptables'. Chile, Costa Rica y Uruguay tienen los resultados más altos en la región, pero apenas se acercan a resultados 'aceptables'.

Las pruebas PISA, iniciadas en el año 2000 y aplicándose desde entonces cada tres años a jóvenes de 15 años, en educación secundaria (lectura, matemáticas y ciencias), tampoco muestran mejoras consistentes o esperanzadoras en América Latina. Los países participantes en PISA desarrollan verdaderas cruzadas nacionales destinadas a mejorar los puntajes, dedican gran tiempo y esfuerzos a preparar a profesores y estudiantes para que eso ocurra. No obstante, en la mayoría de casos, los avances en los puntajes son mínimos y también hay estancamiento y hasta retroceso en varios países en relación a los aprendizajes evaluados.

Los cuadros a continuación muestran la trayectoria de los países latinoamericanos participantes en PISA entre 2000 y 2015. (La última aplicación de PISA se hizo en 2015).

Fuente: BID, América Latina y el Caribe en PISA / ¿Cuánto mejoró la región?

Como vemos, solo Colombia y Perú muestran avances sostenidos entre 2000 y 2015 en las tres áreas evaluadas en PISA. Brasil, Chile, México y Trinidad y Tobago tienen avances pero también estancamientos. Costa Rica y Uruguay muestran estancamiento y retrocesos.

Hay que tener en cuenta, por otro lado, que las conclusiones y recomendaciones que hacen tanto la UNESCO como la OCDE en relación a sus respectivas evaluaciones, son ignoradas en muchos países. Así por ejemplo, estas seis conclusiones y recomendaciones derivadas de PISA 2009, varias de las cuales se sostienen en años siguientes, siguen sin tenerse en cuenta (Ver: Pruebas PISA: Seis conclusiones y una pregunta). 

1. La pieza clave de la calidad de la educación en el medio escolar siguen siendo los maestros.
2. Más inversión en educación por sí misma no asegura mejor educación.
3. Más tiempo dedicado a la enseñanza no garantiza mejores resultados escolares.
4. Incrementar los salarios docentes parece tener impacto positivo.
5. La condición socioeconómica de los alumnos es el factor que más incide en sus resultados escolares.
6. Los problemas de lectura se transfieren a la lectura en pantalla. Los jóvenes leen mejor en el papel. La navegación y la lectura digital muestran serias debilidades incluso en países donde los jóvenes de 15 años tienen acceso a computadora e Internet tanto en el colegio como en el hogar.


El caso de Finlandia

Finlandia es un caso emblemático que pone en entredicho mucho de lo que se dice y hace hoy en materia de evaluación educativa. Ciertamente, un caso incómodo para la próspera industria de la evaluación.

»  Un país que cuestiona y huye de las pruebas estandarizadas; la evaluación de los alumnos y de sus aprendizajes la hace cada profesor en su aula, a fin de corregir prácticas, mejorar procesos de enseñanza y aprendizaje,  identificar y apoyar oportunamente a quienes se quedan atrás (evaluación formativa). Recordemos que la consigna central en el sistema educativo finlandés es "Que nadie se quede atrás". La evaluación sumativa, destinada a informar a los demás y rendir cuentas del quehacer de los alumnos, los profesores y las escuelas, tiene un papel menor.

» Un país que rompe con la afirmación de que "los países con los sistemas educativos más exitosos evalúan a sus docentes". Finlandia no tiene un sistema de evaluación docente y tampoco cuenta con inspectores escolares (el sistema de inspección se eliminó a inicios de los 1990s). No se habla de rendición de cuentas sino de responsabilidad de los profesores en tanto profesionales que gozan de autonomía. El sistema educativo opera en base a la confianza: confianza de las familias y de toda la sociedad en el sistema educativo, en los directivos y en los docentes.

» Un país que presta poca atención a las propias pruebas PISA, que no orienta sus políticas y reformas a sostener o mejorar su ranking en PISA sino a asegurar las mejores condiciones para que los estudiantes finlandeses - de todas las edades y en todos los niveles del sistema - aprendan y lo hagan con sentido y con gusto. (Ver: Las políticas educativas en Finlandia no se orientan a sacar buena nota en PISA). 

Con este sistema basado en la confianza, en la idoneidad, responsabilidad y autonomía de los profesores y de las escuelas, en el desprecio por las pruebas estandarizadas y por los rankings internacionales, Finlandia viene ocupando sistemáticamente desde el año 2000 uno de los mejores lugares en PISA y es reconocido como un país con uno de los mejores sistemas educativos del mundo.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION  
» Sobre evaluación en educación
» Sobre la educación en Finlandia
» Artículos sobre PISA

Buena escuela pública: LAPOP versus TERCE


Rosa María Torres

Foto: Buena Educación para Todos

¿Qué es una buena escuela pública? Tanto el Barómetro de las Américas (LAPOP) como el Foro Económico Mundial (FEM) preguntan sobre la calidad de las escuelas primarias públicas y sacan conclusiones sobre la calidad de la educación primaria pública (escuelas y educación no son la misma cosa) y lo hacen, además, a través de encuestas de opinión.

Comparo aquí los resultados de la encuesta del Barómetro de las Américas 2014 sobre satisfacción con la escuela pública y los resultados del Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE) de la UNESCO-OREALC, aplicado en 2013, el cual evaluó aprendizajes en dos grados de primaria (3º y 6º).

Lo que resulta es un notorio desencuentro entre una encuesta de opinión (LAPOP/Barómetro de las Américas) y una evaluación de aprendizajes (UNESCO/TERCE). Quienes responden a la encuesta de opinión no parecen tener en cuenta el aprendizaje como criterio de calidad de la educación.



LAPOP: Barómetro de las Américas (2014)

El Proyecto de Opinión  Pública en América Latina (Latin American Public Opinion Project - LAPOP) incluye desde 2012 en su Barómetro de las Américas preguntas sobre la satisfacción con las carreteras, con las escuelas públicas y con los servicios públicos de salud.

El Barómetro de las Américas 2014 aplicó encuestas en 28 países del continente americano; se encuestó a 50.000 personas. Esta es la pregunta que se hizo sobre las escuelas:

¿Y la calidad de las escuelas públicas?
¿Está usted (1) Muy satisfecho (2) Satisfecho (3) Insatisfecho (4) Muy insatisfecho?
Satisfacción se asocia aquí a calidad, pero no se explica qué se entiende por calidad. Se pide a las personas opinar sobre las escuelas públicas de su país, no sobre una escuela en particular; poder hacer esa generalización supone un nivel de información/conocimiento que el común de los ciudadanos no posee. Imposible saber con qué criterios decidió cada persona encuestada qué entiende por escuela de calidad. El gráfico abajo presenta los resultados para esta pregunta.

Barómetro de las Américas 2014
Satisfacción con las escuelas públicas - Calidad de las escuelas públicas
El mismo problema se da en el Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, que concluye sobre la calidad de la educación primaria a partir de una encuesta de opinión que pregunta sobre calidad de las escuelas primarias. Las opiniones sobre la calidad de las escuelas no tienen en cuenta los aprendizajes efectivos en la educación primaria ni los niveles de satisfacción de los usuarios. Ver en este blog: El Foro Económico Mundial y la calidad de la educación.


TERCE - Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (2013)


Las pruebas del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) de la Oficina Regional de la UNESCO (UNESCO-OREALC) son las únicas pruebas internacionales que se aplican en América Latina en la escuela primaria. El primer estudio (PERCE) se aplicó en 1997, el segundo (SERCE) en 2006, el tercero (TERCE) en 2013.

El TERCE:

- se aplicó en 3º y 6º grado de primaria, en cuatro áreas: Lectura, Escritura, Matemáticas y Ciencias Naturales. 

- incluyó a 15 países: Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay, y el estado mexicano de Nuevo León.

La tabla abajo resume la ubicación de los países según sus resultados de aprendizaje. El LLECE no organiza a los países en un ranking sino en tres categorías: (a) resultados por debajo de la media regional, (b) resultados iguales que la media regional, y (c) resultados por sobre la media regional. En el TERCE, tres países se ubicaron sobre el promedio regional en todas las pruebas y grados evaluados: Chile, Costa Rica y México, seguidos de Argentina, Uruguay y el estado mexicano de Nuevo León.

Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE)


Desencuentro entre la clasificación del Barómetro de las Américas y la del TERCE


Como es evidente, las opiniones recogidas en el Barómetro no tienen en cuenta el aprendizaje. En la mayoría de casos no coincide la ubicación de los países en el Barómetro y en el TERCE.
  • Costa Rica es el único país en que hay coincidencia: primero en el TERCE, segundo en el Barómetro.
  • Chile ocupa el primer lugar en el TERCE y uno de los últimos lugares en el Barómetro.
  • México, tercero en el TERCE, está abajo en el Barómetro.
  • Argentina y Uruguay ocupan el cuarto y quinto lugar en el TERCE, y posiciones intermedias en el Barómetro.
  • Colombia, con mejor desempeño en el TERCE que Ecuador y Rep. Dominicana, aparece abajo en el Barómetro.
  • Ecuador, Rep. Dominicana, Nicaragua, Panamá, con resultados medios y por debajo de la media en el TERCE, se ubican alto en el Barómetro. 

La encuesta del Barómetro 2014 se aplicó en los primeros meses de 2014; el TERCE se aplicó en 2013 y sus resultados fueron dados a conocer el 4 diciembre 2014 (primera entrega) y el 30 julio 2015 (segunda entrega). En otras palabras: los resultados del TERCE se hicieron públicos después de que se aplicara la encuesta del Barómetro 2014.

La pregunta es: de haber estado disponibles los resultados del TERCE, ¿habría cambiado de opinión las personas encuestadas en el Barómetro sobre la calidad de las escuelas públicas en sus respectivos países?. Difícil saberlo pero hay elementos para creer que no o que quizás muy poco. De hecho, hay otros resultados de aprendizaje - nacionales e internacionales - disponibles. La mala calidad de la educación escolar y los bajos resultados de aprendizaje en América Latina son temas conocidos y reiterados hace varias décadas (aunque es posible que solo lo maneje un círculo de interesados e informados). Lo cierto - y triste - es que el aprendizaje no ha sido incorporado aún en América Latina como elemento clave de la calidad de la educación y de la satisfacción con ésta.

Un estudio sobre calidad de vida realizado por el Banco InterAmericano de Desarrollo (BID) en base a la Encuesta Mundial de Gallup 2007 mostró que los latinoamericanos valoran tres aspectos principales en el sistema escolar: infraestructura, disciplina y seguridad; el aprendizaje no aparece como preocupación ni como factor central vinculado a la satisfacción. Encuestas más recientes como la de LAPOP confirman la tendencia a dejar de lado el aprendizaje.

Percepciones y "escuela de calidad"

El estudio BID-Gallup 2007 (40 mil personas encuestadas en 24 países de América Latina) mostró que existe una gran distancia entre realidades y percepciones, y que dicha distancia es especialmente pronunciada en el ámbito de la educación. Los latinoamericanos están, en general, satisfechos con sus sistemas escolares, pese a que la calidad de la educación escolar sigue siendo deficitaria, como lo reiteran las evaluaciones de aprendizaje.

La percepción sobre la calidad de las escuelas (públicas) puede verse influenciada por muchos factores. Mencionamos algunos:

- la experiencia personal y/o de personas cercanas
- el nivel educativo de los encuestados
- la ideología dominante sobre lo educativo instalada en la sociedad
- mensajes de los medios
- mensajes del gobierno y del sistema político
- el acontecer nacional y la coyuntura
- información y conocimiento fundamentado sobre la educación

Además del sentido común instalado en torno a la calidad de la educación, ¿qué factores pudieron incidir en las respuestas de las personas encuestadas por LAPOP en 2014?

1. Experiencia directa de escuela pública. Es difícil saber cuántas de las personas encuestadas tienen una experiencia en escuela pública, a partir de la cual puedan sacar conclusiones propias y extenderlas al conjunto de las escuelas.

2. Nivel educativo de los encuestados. Sabemos que a mayor nivel educativo, mayor espíritu crítico y menor nivel de satisfacción con la educación.

3.  Propaganda gubernamental. Tratándose del sistema público, la comunicación y la propaganda gubernamentales adquieren alto perfil e influencia en las percepciones de la población sobre la calidad de la escuela pública.

4. Insatisfacción con el sistema educativo en general. El hecho de que Chile aparezca en antepenúltimo lugar en el Barómetro - siendo el país con mejores resultados de aprendizaje en el TERCE - sugiere que las percepciones sobre calidad de la escuela pública puedan estar marcadas por el desencanto general con el modelo educativo chileno: las críticas, las movilizaciones estudiantiles, el reclamo por gratuidad.

Información ciudadana y calidad de la educación


¿Qué hace a la buena escuela, pública o privada? Los aprendizajes son muy importantes pero no son todo. Los puntajes en pruebas no deben considerarse suficientes para rankear a las escuelas como muy buenas, buenas, regulares o malas, y los padres de familia no deben atenerse a ese criterio para decidir cuál es la mejor escuela para sus hijos.

En la buena escuela, los alumnos deben sentirse bien, seguros, sin miedo, contentos. En la buena escuela hay buen trato y un ambiente cordial entre profesores y alumnos; la enseñanza huye del memorismo y la repetición mecánica; no se castiga el error; se invita a los alumnos a crear y a descubrir. La buena escuela enseña a pensar, a disfrutar de la lectura, a colaborar, a aprender y a aprender con gusto. Nada de esto se mide con pruebas ni se transparenta en rankings.

Es interesante mencionar, en este sentido, el Índice Sintético de Calidad Educativa (ISCE), en Colombia, una medición integral del desempeño de cada escuela, elaborado por el Ministerio de Educación Nacional y el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación (ICFES). El ISCE integra:
  • Progreso: mejoría del colegio en relación con el año anterior.
  • Eficiencia: promoción estudiantil. Mide que los estudiantes alcancen los logros propuestos en el grado escolar. 
  • Desempeño: aprendizaje medido por pruebas estandarizadas (pruebas Saber).
  • Ambiente escolar: contexto en que se desarrolla la enseñanza y el aprendizaje.
Es fundamental educar a la población en torno a los factores que hacen a la buena educación y a la buena escuela, a fin de avanzar desde el sentido común instalado hacia un conocimiento informado y actualizado sobre la educación que incluya la enseñanza y el aprendizaje como factores fundamentales. Esto implica entre otros difundir más y mejor información sobre los procesos y resultados de aprendizaje en el medio escolar.

La experiencia muestra que los gobiernos tienen dificultad para presentar de manera objetiva los resultados de aprendizaje en el sistema escolar público y, en general, para informar y educar a la ciudadanía en temas que comprometen la valoración de su gestión. De ahí la importancia de contar en esta tarea con la ayuda de medios de comunicación independientes, instituciones de investigación, observatorios, organizaciones sociales y organismos internacionales.

Textos relacionados en este blog
» ¿Qué es educación de CALIDAD?
» América Latina y las pruebas del LLECE 
» El Ecuador en las pruebas del LLECE (SERCE y TERCE)

El Ecuador en las pruebas del LLECE (SERCE y TERCE)


Foto UNICEF Ecuador. Cristóbal Corral

LLECE es el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación, coordinado por la Oficina Regional de la UNESCO (UNESCO-OREALC), con sede en Santiago. SERCE es el Segundo Estudio Regional Comparativo y Evaluativo (aplicado en 2006). TERCE es el Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (aplicado en 2013).

SERCE y TERCE evaluaron cuatro asignaturas (Lectura, Escritura, Matemáticas y Ciencias Naturales) en dos grados de primaria (3º y 6º, equivalentes en el Ecuador a 4º y 7º de educación básica). Ciencias Naturales solo se evalúa en 6º. Escritura se evaluó por primera vez en el TERCE. Los estudios del LLECE también aplican cuestionarios para comprender el contexto y circunstancias en que se da el aprendizaje ("factores asociados").


El TERCE se aplicó en 15 países de América Latina: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay, y en el estado mexicano de Nuevo León.

El Ecuador mejoró puntajes en Lectura, Escritura y Matemáticas entre el SERCE y el TERCE (no tomó la prueba de Ciencias Naturales en el SERCE, de modo que en este área no hay con qué comparar).


En los resultados del TERCE el Ecuador se ubicó en la media regional, y por debajo de la media regional en Lectura y Escritura de 6º (7º de básica). Ver tabla de la UNESCO.


UNESCO hizo una alerta roja en lectura: "Ecuador presenta puntajes que no difieren del promedio regional en casi todas las pruebas. La excepción es lectura en sexto grado, donde el promedio del país es significativamente menor al promedio regional" (Ficha de logro de aprendizaje Ecuador, p. 2).


No obstante, el informe de Rendición de Cuentas 2014 del Ministerio de Educación (p. 6) afirmó que:
"El Ecuador se ubicó entre los países de la región con los mejores resultados en todas las áreas evaluadas (Lenguaje, Matemática y Ciencias Naturales), así como entre los que más avances tuvo en educación, ocupando posiciones por encima de la media; en comparación con las últimas pruebas del Segundo Estudio Comparativo y Explicativo (SERCE), que se realizaronen en 2006, cuyos resultados situaron a Ecuador en los últimos puestos".

La primera parte de esta afirmación es falsa: el Ecuador no se ubicó en el TERCE entre los países de la región con mejores resultados. La segunda parte es parcialmente cierta: el Ecuador fue uno de los países de la región que más avanzó entre el SERCE y el TERCE, pero no se ubicó por encima de la media sino en la media y bajo la media regional.

Esta afirmación la repitió de manera permanente el Presidente de la República y todos los personeros y medios del gobierno. Los medios contribuyen a la desinformación limitándose a repetir los mensajes gubernamentales.

Abajo una explicación más amplia del LLECE y del desempeño del Ecuador en el SERCE y el TERCE. (El Ecuador no participó en el primer estudio, PERCE, aplicado en 1997).


Para una panorámica regional ver: América Latina y las pruebas LLECE
Ubicación del Ecuador en el TERCE en el contexto regional

Cita sobre el Ecuador en el TERCE
(en Informe Mundial sobre Educación para Todos 2000-2015)

"Dos importantes estudios, uno del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) y otro de la OCDE, permiten medir los avances y la desigualdad en los resultados del aprendizaje de las evaluaciones transnacionales. El LLECE, fundado en 1994, realizó su Primer Estudio Regional Comparativo y Evaluativo (PERCE) en 1997, el segundo estudio trasnacional (SERCE) en 2006 y el tercero (TERCE) en 2013. El TERCE, que abarcó a 15 países y a un estado de México, evaluó las matemáticas, la lectura, la expresión escrita y las ciencias. Los datos obtenidos permiten evaluar los componentes organizativos, curriculares y de antecedentes familiares del desempeño académico, así como los progresos generales del país, incluidos los realizados en la eliminación de la desigualdad y, por ejemplo, muestran que muchos países - entre los que destaca el Ecuador - mejoraron significativamente las puntuaciones medias nacionales".
(En: La Educación para Todos en el Mundo 2000-2015: Logros y Desafíos, Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo, p. 224-225).

UNESCO-OREALC y el TERCE


(UNESCO-OREALC, Santiago, 30 julio 2015)


"La segunda entrega de resultados de esta pesquisa sobre logros de aprendizaje indica avances en casi todos los países participantes, pero la mayoría de los estudiantes sigue concentrándose en niveles bajos de desempeño en lenguaje (lectura y escritura), matemática y ciencias naturales".
"El TERCE evidencia que si bien el puntaje promedio regional de logros de aprendizaje mejoró en todos los grados y áreas evaluados, la mayoría de los estudiantes sigue concentrándose en los niveles más bajos de desempeño (I y II) y son pocos los que se ubican en el nivel superior (IV). Esto indica el desafío al que se enfrentan los países de la región: lograr en los estudiantes aprendizajes que les permitan un mejor dominio de los conocimientos y el desarrollo de habilidades avanzadas en matemática, lenguaje y ciencias naturales". 
"El estudio TERCE describe lo que los estudiantes saben y son capaces de hacer en función de su propio currículo y situarlos en niveles de desempeño de acuerdo a las propias metas de aprendizaje nacionales. Es esta mirada la que puede movilizar a los sistemas escolares hacia la mejora interna y no hacia la competencia".
A nivel nacional, los resultados de cada área se organizan en cuatro niveles de desempeño:
- los niveles I y II son considerados de desempeño insuficiente;
- el nivel IV equivale a desempeño óptimo.

La mayoría de estudiantes evaluados por el TERCE se ubica en los niveles I y II, la minoría en el nivel IV.

A nivel regional, los países se distribuyen en tres grupos según la posición respecto del promedio regional en cada una de las áreas y grados evaluados:
- países cuya media es estadísticamente igual al promedio regional
- países que tienen un puntaje significativamente mayor al promedio regional
- países que tienen puntajes significativamente menores al promedio regional. 

Países que obtuvieron los mejores resultados en el TERCE: Chile, Costa Rica y México, seguidos de Argentina, Uruguay y el estado mexicano de Nuevo León. (Ver distribución de países según resultados en áreas y grados y comparación con la media regional).

SEGUNDO ESTUDIO REGIONAL COMPARATIVO Y EXPLICATIVO (SERCE) - 2006
Resultados Ecuador

- Se ubicó en el grupo de países con más bajas puntuaciones en todas las áreas y en todos los grados evaluados.
- Participó en las pruebas de Lenguaje y Matemáticas (3er y 6º grados), no en la de Ciencias Naturales (6º grado), que era optativa.
- Los alumnos de 3er grado en escuelas privadas obtuvieron mejores resultados que los de escuelas públicas. En 6º grado desapareció la diferencia privado/público.
- Los alumnos indígenas obtuvieron los peores resultados en todas las áreas y grados evaluados.
Aquí un resumen de UNESCO-OREALC.

Resultados América Latina y el Caribe

Cuba obtuvo los mejores resultados - con una gran diferencias respecto de los demás países participantes - en todos los niveles y áreas evaluadas.

Matemáticas 3er grado: Países con puntuación inferior al promedio de los países participantes en el SERCE: Guatemala, Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana.

Lectura 3er grado: Países con puntuación inferior al promedio: Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana.

Matemáticas 6º grado: Países con puntuación media inferior al promedio: Ecuador, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay y República Dominicana.

Lectura 6º grado: Países con puntuación inferior al promedio: Ecuador, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana.

Matemáticas 3º: Como caso excepcional, en República Dominicana las niñas obtienen más altas
puntuaciones que los niños.

Matemáticas 6º grado: En Cuba las niñas obtienen significativamente mejores puntuaciones que los niños.
 


TERCER ESTUDIO REGIONAL COMPARATIVO Y EXPLICATIVO (TERCE) - 2013
"El objetivo del TERCE no es el ránking de los países. No busca detectar ganadores o perdedores en la región". Informe TERCE, UNESCO. Ecuador: Avances entre el SERCE (2006) y el TERCE (2013)
Comparación de resultados entre SERCE y TERCE para todos los países participantes.

Cabe aclarar que Cuba - que obtuvo los mejores resultados en el SERCE - no participó en el TERCE.
Chile fue el país mejor evaluado en el TERCE y tuvo también los mayores avances en Matemáticas. En cada prueba, Chile supera el promedio de la región en más de 50 puntos.

Ecuador: comparación entre resultados del SERCE y el TERCE

El Ecuador es uno de los países que mejoró puntajes en Lectura y Matemáticas respecto del SERCE, junto con Chile, Perú, Guatemala y República Dominicana.
- Lectura 3er grado (4º básica): segundo país que más mejoró, después de R. Dominicana, seguido de Guatemala y Perú.
- Lectura 6º grado (7º básica): el que más mejoró, seguido de R.Dominicana, Guatemala y Perú.
- Matemática 3er grado (4º básica): cuarto que más mejoró, después de Perú, Chile y R. Dominicana.
- Matemática 6º grado (7º básica): segundo que más mejoró, después de Chile y seguido de Perú y México.
- El Ecuador no participó en la prueba de Ciencias Naturales en el SERCE, por lo que no es posible comparar ni definir avances.
- Tampoco es posible determinar avances en el área de Escritura pues ésta se incorporó por primera vez en el TERCE.
Ver Informe TERCE p. 57-59

Ecuador: Resultados de aprendizaje en el TERCE
En el TERCE el Ecuador apareció ubicado así (ver tabla más abajo):
- promedio regional: Lectura 3er grado, Matemática 3er grado, Matemática 6º grado, Ciencias Naturales 6º grado, Escritura 3er grado;
- por debajo del promedio regional: Lectura y Escritura 6º grado, "significativamente menor al promedio regional", lo que es preocupante.
- por encima del promedio regional: ninguno.
- Perú, que en el SERCE estaba entre los países por debajo del promedio regional en Lectura 6º grado, es el único país que logró ubicarse en el promedio regional en el TERCE.



Aspectos generales y situación países participantes en América Latina

El análisis de factores asociados al aprendizaje se realiza con información recogida a través de cuestionarios dirigidos a distintos actores del sistema educativo en los países participantes.
El TERCE indaga tres ámbitos principales:
a) las características de los estudiantes y sus familias;
b) las características del docente, prácticas pedagógicas y recursos en el aula; y
c) las características de las escuelas que se relacionan con el aprendizaje.
Los logros de aprendizaje se relacionan positivamente con el nivel socioeconómico de las familias, el apoyo de los padres, la asistencia a la educación preescolar, la práctica de la lectura dentro y fuera del sistema escolar, la disponibilidad de recursos de enseñanza-aprendizaje en las escuelas y las condiciones básicas de infraestructura. Los estudiantes que tienen hábitos de lectura fuera de la escuela logran mejores desempeños.
A nivel de aula, los factores asociados que inciden positivamente en los resultados de aprendizaje son la asistencia y puntualidad de los docentes; la disponibilidad de cuadernos y libros; el entorno escolar y las buenas prácticas docentes.
El ausentismo escolar está negativamente asociado al aprendizaje, igual que la violencia escolar en sus múltiples formas. El uso recreativo del computador entre estudiantes de sexto grado tiene una relación negativa con el aprendizaje.
Ser indígena es una condición desfavorable para el aprendizaje. Los niños de grupos indígenas tienen consistentemente logros de aprendizaje más bajos en todos los países. Esto aparece no solamente asociado a nivel socio-económico, lo que sugiere que el tratamiento educativo que se da a estos grupos sigue siendo inadecuado e insuficiente. En Perú, Paraguay, Panamá y Nicaragua se da la mayor relación entre el logro y la pertenencia a un pueblo originario, medida a través de la ascendencia materna y uso de la lengua indígena en el hogar.
El análisis de las escuelas permite afirmar que en general los sistemas escolares en la región son segregadores y poco inclusivos socioeconómicamente: es difícil que estudiantes provenientes de diferentes estratos socio-económicos coincidan en la misma escuela. La segregación social y residencial sigue siendo fuerte.
"En términos generales, las escuelas ecuatorianas alcanzan resultados promedio entre el primer y segundo nivel de desempeño". (TERCE, Ecuador, Factores Asociados).

Estrato socio-económico
Los niños que provienen de entornos socioeconómicos más favorecidos muestran mejor desempeño en las áreas evaluadas. A medida que aumenta el nivel socioeconómico promedio en las escuelas se incrementa el desempeño de los estudiantes en lectura. "La influencia de la composición socioeconómica del estudiantado habitualmente es mayor en el área de Lectura que en Matemática y Ciencias Naturales, debido a que mientras las características socioculturales de la familia tienen fuerte incidencia en el desarrollo del lenguaje de los niños, el conocimiento sobre Matemática y Ciencias suele provenir mayoritariamente de la escuela".

Subsidios, bonos
"Los estudiantes cuyas familias reciben transferencias monetarias condicionadas a su asistencia a la escuela o a controles de salud, suelen desempeñarse por debajo de sus pares, aunque este resultado no necesariamente es atribuible a los programas de transferencias".

Entorno y violencia En el Ecuador, el grado de violencia en el barrio donde se inserta el establecimiento escolar es clave para comprender las diferencias en los resultados. "Las escuelas ubicadas en comunidades con altos niveles de violencia suelen mostrar menores progresos en el rendimiento en ciencias naturales".

Público/Privado
Los estudiantes que van a escuelas privadas obtienen mejores resultados en 3er grado en Lenguaje y en Matemática. Los establecimientos públicos muestran mejores resultados en la prueba de Matemáticas de 6º grado.

Rural/urbano No se registran diferencias de rendimiento entre escuelas públicas rurales y urbanas.

Indígena Igual que en el SERCE, "las niñas y niños indígenas consiguen resultados de aprendizaje más bajos que el resto de la población, en todas las áreas y grados evaluados". (Perú, Paraguay, Panamá y Nicaragua son los países en que se da la mayor relación entre logro y pertenencia a un pueblo originario).

Género Las diferencias niño/niña en términos de logros de aprendizaje no son significativas. Tampoco lo eran en el SERCE.

Educación preescolar formal  Los niños que han asistido a educación preescolar tienen mejor desempeño.

Altas expectativas  Los niños cuyos padres tienen expectativas de que alcancen la educación superior tienen mejor desempeño.

Contexto educativo del hogar Afecta fuertemente los aprendizajes en Lenguaje y Matemáticas tanto a estudiantes de escuela pública como privada.

Infraestructura y equipamiento escolar
Los estudiantes que asisten a establecimientos con  adecuada infraestructura y servicios se desempeñan mejor en Lectura en 3er grado y en Matemáticas y Ciencias Naturales en 6º.

Clima escolar Afecta fuertemente los aprendizajes en Lenguaje y Matemáticas tanto a estudiantes de escuela pública como privada.

Lectura fuera de la escuela  Los estudiantes que leen con mayor frecuencia fuera de la escuela tienen mejores resultados en 6º grado en todas las áreas evaluadas. (La incidencia de la lectura solo se evaluó para 6º grado).

Materiales escolares  Disponibilidad de libros de texto y cuadernos se asocia a mejores desempeños en Lectura en 3º y 6º grados.

Computadoras Más uso de la computadora fuera de la escuela se traduce en un mejor desempeño. Pero más uso recreativo de la computadora se asocia a peor desempeño.

Repetición
Los estudiantes que han repetido el año tienen peores resultados que los que no han repetido, tanto en Lectura como en Matemática.

Trabajo infantil El trabajo infantil se asocia a resultados inferiores en 3er grado.


Tratamiento comunicacional de los resultados del TERCE 

Recogemos aquí ejemplos del tratamiento comunicacional del informe de resultados comparativos del SERCE y el TERCE divulgados por UNESCO-OREALC el 4 diciembre de 2014.

Las primeras noticias mostraron lo que sería tendencia dominante: presentar los resultados de cada país en relación a los demás países participantes en el TERCE antes que en relación a los resultados obtenidos por el mismo país en el estudio anterior, el SERCE, como recomienda hacer la UNESCO, evitando la competencia entre países y los ránkings.
 
















■ "Ecuador se posiciona en la región como uno de los 6 primeros países en ciencias". Cuenta en Twitter del director de INEVAL (Instituto Nacional de Evaluación) del Ecuador.
- Elabora un ránking de puntajes en la prueba de Ciencias Naturales, en la que el país se ubica en 6º lugar (de 15 países que tomaron la prueba). Esto contraría el espíritu del TERCE, que no busca rankear a los países sino mas bien alentar, en cada país, el análisis comparativo entre los resultados del SERCE y del TERCE. El Ecuador no participó en la prueba de Ciencias Naturales en el SERCE, de modo que no consta en el análisis comparativo del TERCE para esta área. 
- El titular habla de "región" y de "ciencias". La región de América Latina la integran 20 países, 15 de los cuales participaron en el TERCE. La prueba es de Ciencia Naturales, pero no se aclara.
- El tuit se pone con copia al Presidente de la República y al Ministro de Educación, quienes seguramente se referirán a los resultados del TERCE en estos términos.
mejoró su sistema educativo, El Comercio, Ecuador, 4 dic. 2014


El titular es inexacto y desinforma. La mejoría (o desmejoría) de resultados de aprendizaje tiene que ver tanto con factores intraescolares como extraescolares. UNESCO aún no daba a conocer el análisis de dichos factores asociados.
  Ecuador en Positivo @ECenPositivo,  5 dic. 2014
UNESCO calificó a Ecuador como uno de los países que más creció en calidad de la educación 
Este titular o similares pasaría a convertirse en tónica dominante entre los medios de gobierno. (UNESCO nunca calificó así al Ecuador, se limitó a exponer los resultados de todos los países, siguiendo su propia recomendación de evitar competencias entre países y ránkings).

El titular habla de crecimiento en "calidad de la educación"; lo correcto sería indicar que es uno de los países que más creció en aprendizajes en Lectura, Matemática y Ciencias Naturales en la educación primaria/básica. La calidad de la educación es un concepto mucho más amplio.
El contenido de la nota afirma incluye el área de Escritura, que se evaluó en el TERCE pero cuyos resultados no se dieron a conocer en esta primera entrega; se conocerán en abril 2015.

La calidad de la educación ecuatoriana es reconocida regionalmente, El Ciudadano, Ecuador, 4 diciembre 2014
Misma nota publicada en la agencia oficial Andes.
Quito, 4 dic (Andes).- Ecuador fue uno de los países que más creció en la región en cuanto a la calidad de su educación, según el Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (Terce) realizado por el Laboratorio de la Evaluación de la Calidad de la Educación de la Unesco.
En este estudio participaron 15 países de América Latina y el Caribe, además de México -representado únicamente por el estado de Nuevo León- y se evaluó a un total de 195.752 estudiantes de cuarto y séptimo año de Educación General Básica (EGB) y 9.965 docentes, pertenecientes a 3.065 escuelas.
En el caso ecuatoriano, más de 9.000 estudiantes de establecimientos públicos, privados y fiscomisionales, a través de una muestra aleatoria, fueron calificados en materias como lenguaje y escritura, matemáticas y ciencias naturales (estas últimas solo a alumnos de séptimo).
En comparación con el segundo estudio de este tipo -denominado Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo (Serce) y llevado a cabo en 2006- los estudiantes ecuatorianos alcanzaron mejores puntajes.
En la evaluación de matemáticas para cuarto año de EGB, se pasó de 473 a 524 puntos, un incremento de 51 unidades que ubica a Ecuador como el cuarto país de mayor crecimiento detrás de Perú (59 puntos), Chile (53) y República Dominicana (52).
En lenguaje y escritura, se pasó de 452 a 508 puntos, un incremento de 56 unidades que sitúa a Ecuador en el segundo puesto regional con más avance, detrás de República Dominicana (59 puntos).
Para séptimo año de EGB, los resultados fueron los siguientes: en matemáticas se registró un incremento de 53 puntos (460 unidades en el Serce y 513 en el Terce), que ubica a Ecuador como el segundo país con más avance, detrás de Chile (63 puntos); mientras que en lenguaje y escritura hubo un aumento de 44 puntos (447 a 491). En esta evaluación, Ecuador fue la nación que más creció en la región, por encima de Guatemala (38 puntos), República Dominicana (35) y Perú (29).
En Ciencias Naturales, los estudiantes ecuatorianos obtuvieron un puntaje de 510 puntos, lo que le ubica a Ecuador en el séptimo lugar de la región.
En este análisis, la media teórica se sitúa en 500 puntos, que es el valor de referencia regional.
Al respecto del papel que cumplió Ecuador en el estudio, el ministro de Educación, Augusto Espinosa, afirmó que su país “ha sido la sorpresa”, de acuerdo a expertos internacionales y trabajadores de la Unesco.

“Ecuador está avanzando muy rápidamente en sus procesos de transformación de la educación, enfatizando no solo en el incremento de cobertura sino también de calidad”, apuntó.
"Es el país que más ha avanzado en materia de calidad educativa durante los últimos siete años” agregó.
El Terce fue el tercer estudio que se realiza para medir la calidad en la educación de los países de la región. Anteriormente, se habían desarrollado dos ediciones, en 1997 -en la que Ecuador no participó- y 2006. Para 2018 se prevé realizar el próximo estudio.








La UNESCO reconoce al Ecuador por sus avances en la educación
y UNESCO reconoce la calidad educativa asegura Mashi Rafael publica en Twitter El Ciudadano durante el Enlace presidencial 402 (13 dic. 2014). El primero incluye una nota y un video elaborado por el Ministerio de Educación.
Ambos titulares se refieren a la primera entrega de resultados de la prueba TERCE (aplicada en 2013) dados a conocer por la UNESCO el 4 de diciembre, comparándolos con los de la prueba SERCE (aplicada en 2006).
No puede afirmarse, a partir de este estudio, que "mejoró la calidad educativa" en el Ecuador. Estas pruebas solo miden dos grados de primaria y cuatro áreas.


"En 2018 tendremos uno de los mejores sistemas educativos del mundo"


Rosa María Torres

- "La meta es tener el mejor sistema educativo del mundo".
Ministro Augusto Espinosa (3 enero 2015).

- "El gran objetivo para el 2018 es que Ecuador, en la próxima evaluación de la UNESCO, se ubique como uno de los mejores sistemas educativos no solo de América Latina sino del mundo".
Ministro Augusto Espinosa (14 enero 2015).

- "Apuntamos que para el 2018 tengamos uno de los mejores sistemas educativos del mundo".
Ministro Augusto Espinosa (20 enero 2015).

- "Mi sueño es que en el 2018 tengamos uno de los mejores sistemas educativos de América Latina".
Ministro Augusto Espinosa (21 enero 2015).

- "Al 2025 el Ecuador tiene uno de los mejores sistemas educativos de América Latina, garantiza el acceso, permanencia y culminación de estudios con una gestion participativa, eficiente y eficaz".
Acuerdo Nacional por la Educación y Buenos Hábitos (enero 2016).


El 20 de enero de 2015 el Ministro de Educación del Ecuador, Augusto Espinosa, escribió en Twitter: "Apuntamos que para el 2018 tengamos uno de los mejores sistemas educativos del mundo".

La afirmación me sorprendió. Le comenté, también en Twitter: "A Finlandia le ha tomado varias décadas llegar donde está". No tuve respuesta.

Al día siguiente leí que la referencia cambiaba a América Latina: "Mi sueño es que en el 2018 tengamos uno de los mejores sistemas educativos de América Latina".

Luego leí que el ministro había declarado en Ecuador Inmediato (3 enero 2015): "La meta es tener el mejor sistema educativo del mundo" y en El Ciudadano (14 enero 2015): "El gran objetivo para el 2018 es que Ecuador, en la próxima evaluación de la UNESCO, se ubique como uno de los mejores sistemas educativos no solo de América Latina sino del mundo".

No pude preguntarle:
- ¿qué es para ud. "uno de los mejores sistemas educativos del mundo"?
- ¿qué le hace pensar que es posible lograrlo en 2018?.

Después ví al Presidente Rafael Correa afirmar en la Conferencia Internacional de Desarrollo Sostenible realizada en Quito en junio 2015: "Buscamos tener de los mejores sistemas educativos del mundo".

"Mejor sistema educativo del mundo"

¿Qué es un buen sistema educativo? ¿Cúales son los mejores sistemas educativos del mundo? Muchos piensan automáticamente en las pruebas PISA y sus rankings internacionales. Y así llegamos a países como Corea del Sur, Finlandia, Singapur, Hong Kong, Suiza, entre otros.

Es absurdo juzgar la 'calidad de un sistema educativo' a partir de una prueba, PISA o cualquiera. Las pruebas miden (bien o mal) apenas una pequeña parte de todo lo que se aprende en el sistema educativo y de lo que se aprende cotidianamente fuera de las aulas.

En todo caso, el Ecuador no ha participado en PISA (ingresará pronto en "PISA para el Desarrollo") y los países latinoamericanos que han participado se han ubicado siempre a la cola en el ranking mundial, con Chile a la cabeza. A nadie se le ocurriría que el Ecuador, en su debut en PISA, podría ubicarse en los primeros lugares.

Pero el ministro no está pensando en PISA sino en las pruebas del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) que coordina la UNESCO. El último estudio (TERCE, 2013) evaluó Lenguaje (Lectura y Escritura), Matemáticas y Ciencias Naturales en dos grados de primaria - tercero y sexto (cuarto y séptimo de básica) - en escuelas públicas y privadas. En el TERCE (ver tabla) el Ecuador se ubicó en la media regional en algunos grados y áreas, ningún resultado sobre la media regional, y por debajo de la media en Lectura y Escritura en 6º grado, es decir, en 7º de básica.

¿Es posible que en la próxima prueba el Ecuador obtenga los mejores resultados de todos los países latinoamericanos participantes? Es difícil. De todos modos, eso no lo convertiría en el mejor sistema educativo de América Latina y mucho menos del mundo. Recordemos que el LLECE evalúa solo asignaturas en dos grados de primaria y que tiene alcance latinoamericano, no mundial.

2018

¿Por qué 2018? El gobierno de Correa concluye en 2017. ¿Acaso el ministro cuenta con la reelección indefinida en la que viene trabajando el gobierno? ¿O tal vez piensa que 3 años son suficientes para lograr este objetivo, independientemente de quién esté en el gobierno?

¿Alguien cree que en 3 años se puede transformar un sistema educativo en uno de los mejores del mundo? Concretamente, ¿el ecuatoriano?.

Y aquí es donde entra mi mención a Finlandia, considerada - ella sí - "uno de los mejores sistemas educativos del mundo". No porque está en los top ten de PISA sino porque tiene un sistema educativo de calidad y con mucho menos sufrimiento y estrés para los estudiantes que los sistemas asiáticos como el de China o Corea del Sur. La sociedad finlandesa no solo es una sociedad escolarizada sino una sociedad educada, una sociedad que lee. Cinco décadas le ha tomado a Finlandia construir laboriosamente este proceso. Y sigue bregando, innovando y cambiando sin parar.
El cambio educativo es complejo y toma tiempo. No se hace de arriba a abajo; requiere permanente diálogo, consulta, participación. No depende únicamente del factor económico y de cuánto se invierte; depende de muchos factores, sociales, culturales, pedagógicos.

Perdóneme que le diga, ministro, pero no hay ninguna posibilidad de que el Ecuador sea uno de los mejores sistemas educativos del mundo en 2018.

2025
* Addendum (enero 2016)

Cambio de alcance y de fecha: Ahora el Ministro Espinosa se propone que el Ecuador sea "uno de los mejores sistemas educativos de América Latina en 2025" (lo mismo se propone Colombia, dicho sea de paso).
"Acuerdo Nacional por la Educación. Al 2025 el Ecuador tiene uno de los mejores sistemas educativos de América Latina, garantiza el acceso, permanencia y culminación de estudios con una gestion participativa, eficiente y eficaz".
Textos relacionados en OTRA∃DUCACION
» ¿Ha mejorado la calidad de la educación pública en el Ecuador? (entrevista)
» Una prueba no prueba nada
» PISA, ¿para qué? ¿El Ecuador en PISA?
» Escolarizado no es lo mismo que educado
» Glosario mínimo sobre la educación en Finlandia
» ¿China, Corea del Sur o Finlandia?
» América Latina y las pruebas del LLECE
» El Ecuador en las pruebas del LLECE (SERCE y TERCE)
» ¿Qué es educación de CALIDAD?
» Ecuador: ¿Otro plan decenal de educación?
» El ministro mintió: Evaluación del Plan Decenal de Educación 2006-2015
» Ni de excelente calidad ni de acceso masivo ni absolutamente gratuita
» Una 'revolución educativa' sobrevalorada
» El fiasco de la alfabetización

13 errores en la alfabetización escolar



Rosa María Torres

Conferencia inaugural en
"Leer para Crecer: Dejando Huella" Congreso Internacional 2015

Instituto de Enseñanza y Aprendizaje (IDEA), Universidad San Francisco de Quito (USFQ),
27-28 noviembre 2015

ERROR 1: La lectura y la escritura son un aprendizaje eminentemente escolar
Quino - Argentina

La mayoría de personas asume que el aprendizaje de la lectura y la escritura es un aprendizaje eminentemente escolar. Es decir, un aprendizaje que se realiza en la escuela, gracias a un maestro o maestra, un método y materiales de enseñanza. En consecuencia, el logro o el fracaso de la alfabetización se atribuye al sistema escolar, y especialmente a los maestros, y los correctivos y soluciones se piensan como intraescolares. Típicamente, la mejoría se visualiza en dos ámbitos: capacitación docente y provisión de materiales.

La "crisis global de aprendizaje" reconocida como tal por la UNESCO y otros organismos internacionales en 2013, responde a esta visión. Se toma conciencia de que los niños no están aprendiendo a leer y escribir, incluso después de 3, 4 o más años de asistir a la escuela; se atribuye el problema a la calidad de la educación y, dentro de ésta, a la calidad docente; y se proponen estrategias para superar dicha crisis, sobre todo capacitación docente y evaluación.

No obstante, la cultura escrita no se desarrolla solo en el sistema escolar. Se inicia en la familia y en la comunidad, mucho antes del ingreso a la escuela, y continúa desarrollándose y perfeccionándose a lo largo de toda la vida. Las condiciones familiares y sociales influyen fuertemente sobre el aprendizaje y usos de la lectura y la escritura.

Abundante investigación muestra que los niños llegan a la escuela con muchos saberes y curiosidades sobre la lengua escrita, y que es a menudo la escuela la que frena la motivación por aprender con que llegan a ella los niños.

Para incidir sobre el desarrollo de la lectura y la escritura hay que incidir no solo en el ámbito escolar sino también en el ámbito familiar, local y nacional. El grado de exposicion a la lectura y la escritura tiene a menudo relación con las lenguas de los educandos, con los niveles de pobreza así como con los niveles de educación de los padres. Pero de eso no se habla.


ERROR 2: Hay que enseñar y aprender a leer y escribir cuanto antes

Existe gran presión familiar y social por escolarizar a los niños cuanto antes y por introducirles cuanto antes a la lengua escrita. Lastimosamente, hay gran desconocimiento en torno a los niños, a la educación, al aprendizaje. Se cree que mientras más mejor, mientras antes mejor, mientras más rápido mejor.

La presión sobre la lectura y la escritura viene aumentando dado que éstas son áreas claves evaluadas en las pruebas de rendimiento escolar nacionales, regionales y mundiales. En estas pruebas se juegan los puntajes que obtienen no solo los estudiantes sino los países en ránkings nacionales e internacionales.

La "edad escolar" viene ampliándose hacia abajo y hacia arriba: hacia abajo, se expande la educación inicial y pre-escolar; hacia arriba, se amplifican los estudios y títulos de maestría y doctorado. El pre-escolar ya es o va camino de ser obligatorio en muchos países, visto a menudo como una vía para mejorar las probabilidades de éxito escolar de los niños y recomendado como medida compensatoria especialmente para los niños pobres.

No obstante, apresurar (a) la escolarización y (b) la alfabetización de los niños pequeños no es recomendable ni para los niños ni para el aprendizaje. La primera infancia es edad para jugar, para poner cimientos, para explorar el mundo, para ser feliz. La mejor iniciación a la lectura y la escritura es simplemente exponer a los niños a situaciones, actos y materiales de lectura, dibujo y escritura, volverlos amigables y deseables.

Un caso a tener en cuenta es el de Finlandia, uno de los mejores sistemas escolares del mundo, una sociedad lectora en la que todos - niños, jóvenes, adultos - aprenden desde niños a leer por placer y de manera independiente. Los niños finlandeses inician su escolarización a los 7 años; el preescolar y la educación previa se centran en el juego.

» Glosario mínimo sobre la educación en Finlandia
» Aprender a leer y escribir a los cinco años me marcó la vida

ERROR 3: Enseñar a leer y escribir es cosa sencilla
Frato - Italia

Sigue creyéndose que enseñar a leer y escribir - a niños, a jóvenes, a personas adultas - es cosa sencilla, que basta con saber leer y escribir y, a lo sumo, con algunas orientaciones básicas acerca de métodos y técnicas.

Ni en la preparación de educadores de niños ni en la de educadores de adultos se presta suficiente atención a la complejidad y especificidad de la alfabetización, y sobre todo en contextos bilingües o multilingües. Prima la capacitación (rápida, instrumental) antes que la formación (comprensión amplia). Para millones de educadores alfabetizadores en el mundo sigue siendo un misterio cómo aprenden a leer y escribir sus alumnos.

La pedagogía de la alfabetización tiene décadas de atraso en muchos países. "La letra con sangre entra" sigue ahí, abierta o velada. Esto, a pesar del enorme avance de la investigación científica, teórica y empírica, en este campo. La revolución epistemológica y pedagógica anunciada por el nuevo conocimiento sigue lejana a la mayoría de centros de formación docente y aulas escolares. 

A los educadores novatos se ubica en los primeros niveles; la alfabetización de adultos se encarga a voluntarios con poca escolaridad y capacitación. Los resultados están a la vista: la llamada "crisis de aprendizaje" es en verdad y fundamentalmente crisis de enseñanza. El día que se decida dar vuelta el esquema tradicional y poner a los mejores maestros en los primeros grados, habrá una verdadera revolución en la alfabetización escolar.

» No hay errores metodológicos; son errores ideológicos
» "Me gusta ser profesor de primer grado"
» Talleres de lectura para maestros

ERROR 4: Aprender a leer y escribir es cosa sencilla

Claudius - Brasil

Sigue creyéndose que aprender a leer y escribir es asunto sencillo, que puede resolverse en uno o dos años de escuela o en un corto programa de alfabetización de adultos. Pero no es así.

a) Las altas tasas de repetición escolar que caracterizan a muchos sistemas escolares en el mundo y en América Latina de manera particular, están estrechamente relacionadas con la alfabetización. Los sistema escolares y, a menudo, los propios maestros, deciden que un alumno repita el año si no aprende a leer según los ritmos esperados. La repetición castiga a los alumnos, especialmente si son pobres, indígenas y hablantes de lenguas subordinadas, y deja incuestionado e intocado al sistema escolar. La repetición no resuelve ningún problema; al contrario, genera graves problemas a los alumnos, a sus familias y al sistema escolar en su conjunto.

b) Las personas adultas terminan los programas de alfabetización por lo general con un nivel muy elemental de alfabetismo y son dadas por alfabetizadas pese a no poder leer y escribir más allá de la cartilla o del texto de alfabetización. Muchos engrosan en poco tiempo, nuevamente, las estadísticas de analfabetismo. 

Hoy se reconoce que la alfabetización no es una etapa sino un proceso que se realiza a lo largo de la vida. En el medio escolar se recomienda que la alfabetización sea un objetivo de toda la educación básica o al menos de toda la educación primaria. Esto implica revisar el currículo, los métodos y los tiempos de alfabetización, y la cultura docente tradicional vinculada a ésta.

» El fracaso alfabetizador de la escuela
» El absurdo de la repetición escolar
» Presentación del libro de Emilia Ferreiro “Alfabetización de niños y adultos: Textos escogidos”

ERROR 5: Leer y escribir como imposición, tarea y castigo

Claudius - Brasil
Leer y escribir están en el corazón de las tareas escolares (a menudo odiadas por los alumnos) y son utilizadas muchas veces como armas de castigo: el alumno que llega tarde, que se porta mal, que saca mala nota, puede ser condenado a lecturas o escrituras extras.

Lo triste es que la buena intención de promover la lectura y la escritura reitera estrategias y rutinas que contradicen ese objetivo. Se busca incentivar la lectura pero se pasa por alto la consulta a los alumnos, sus lenguas y culturas, sus pocas ganas de leer un libro por semana, llenar fichas, elaborar resúmenes, etc. Se invita a escribir pero se insiste con los temas de siempre, sin espacio para la escritura creativa, alfombra roja para las reglas formales (número de líneas, ancho de los márgenes, etc.). 

Muchos educadores se empeñan en promover la lectura y la escritura, pero no son conscientes de la carga negativa que les imprimen en la práctica escolar y de la ausencia de participación del alumnado en las decisiones sobre qué leer y qué escribir.

» La escuela impenetrable a la modernidad
» Si a los niños se les permitiera escribir libremente
» Consejos prácticos para anular el gusto por la Literatura

ERROR 6: Corregir, corregir, corregir


Claudius - Brasil
Aprender a leer y escribir es fuente de miedo para quienes aprenden. Miedo a equivocarse y a ser corregidos. A ser corregidos continuamente y de manera pública.

Para quien gusta de corregir, la lectura (sobre todo en voz alta) ofrece múltiples posibilidades: comprensión, pronunciación, velocidad lectora, tono, pausas en los signos de puntuación, "comerse" letras, sílabas, palabras, líneas, etc.

Para quien gusta de corregir, la escritura ofrece asimismo un amplísimo repertorio de posibles problemas: formato, ortografía, caligrafía, redacción, contenido, coherencia, argumentación, etc.

El buen maestro o maestra controla el impulso a corregir, tan propio de la cultura docente. Nadie puede motivarse a aprender bajo la mirada vigilante de un corrector. Lo importante es que los alumnos lean y escriban. Tiempo habrá suficiente para que corrijan sus errores más adelante, una vez logradas seguridades y satisfacciones básicas.

» Gabriela sabe leer pero tiene miedo
» Y colorín, colorado, este cuento nos ha atormentado
» Escrivir, aunque sea con V

ERROR 7: Leer entendido como leer libros 


Persiste la asociación de lectura y lector con libro, como si el libro fuese el único objeto de lectura. Incluso la definición de lector sigue centrada alrededor del libro. Predomina asimismo todavía la idea de libro como libro en papel.

Esto corresponde a otra era. Hoy la lectura es ubicua, está desparramada por todos lados. Hay libros, periódicos, folletos, cómics, afiches, carteles, paredes ... Ya no leemos solo en papel sino también en pantallas. En muchos países del mundo, hoy ya se lee más en pantallas - computadoras, celulares, e-readers - que en papel, sobre todo los más jóvenes.

En esta coexistencia entre papel y pantallas, muchos siguen prefiriendo leer en papel, incluso entre quienes usan ya cotidianamente las tecnologías digitales. La investigación muestra que, por diversas razones, se lee mejor, con más gusto y más compresivamente en papel.

El libro es un objeto de lectura indispensable, pero cabe pensar en él más como punto de llegada que como punto de partida. Los cuentos son material predilecto para la iniciación a la lectura y para sostener el gusto de leer a todas las edades.

La idea de lectura reducida a libro introduce temas como presupuesto y costos. Muchos argumentan que no leen porque no pueden adquirir libros. En realidad, la persona que disfruta de la lectura encuentra material para leer en cualquier parte. Los libros no necesariamente deben comprarse; para eso se inventaron las bibliotecas. Libro no es solo el publicado; los propios alumnos pueden producir libros a partir de sus escrituras y dibujos. Los periódicos siguen siendo material muy valioso de lectura para introducir en la escuela. La biblioteca más grande del mundo se encuentra hoy disponible en internet.

Cabe recordar que no se trata solo de cantidad sino también de variedad de materiales de lectura. Lo ideal es exponer a los alumnos a diversos géneros y formatos, dentro y fuera del aula, dentro y fuera de la escuela, en contextos reales: la calle, la plaza, el transporte público, tiendas y negocios, etc.

» Una biblioteca escolar como debe ser

ERROR 8: Lo importante es cuánto se lee

Pawel Kuczynsky - Polonia
Prima una visión cuantitativa de la lectura. Se considera buen lector al que lee mucho, al que lee muchos libros. ¿Cuántos libros leyó usted la última semana, el último mes, el último año? Así se calculan índices de lectura.

Está también extendida una visión cuantitativa de la escritura. El profesor espera dos párrafos, diez líneas, una página. Igual que las redacciones de los diarios. O los 140 caracteres disponibles en Twitter. El volumen del documento sigue teniendo importancia cuando se trata de un proyecto, una ponencia o una tesis. 

No obstante, como en tantas otras cosas, la calidad de la lectura es más importante que la cantidad. Buen lector es aquel que lee por propia iniciativa, con avidez, con placer, no necesariamente aquel que lee mucho. Las pruebas internacionales PISA encuentran que los estudiantes que obtienen los mejores puntajes son aquellos que leen habitualmente y con gusto, no aquellos que leen determinado número de páginas o libros al año.

» Leer por el gusto de leer: la clave

ERROR 9: Leer bien es leer rápido 





La lectura rápida gana popularidad en el mundo y también, lastimosamente, en los sistema escolares. El Banco Mundial viene prescribiendo, desde hace unos años, cuántas palabras deben leer los alumnos a medida que avanzan los grados.

En verdad, leer requiere tiempo: tiempo para comprender, tiempo para aprender, tiempo para disfrutar. Leer comprensivamente y leer con gusto - claves de una buena educación lectora - están reñidos con leer rápido.

La rapidez lectora puede ser útil cuando se trata de leer un manual, un instructivo, un trabalenguas, pero ¿a quién puede ocurrírsele como objetivo leer rápido un cuento, una novela, un poema?. La lectura placentera es lectura sin prisas, saboreando lo que se lee, deteniéndose por momentos, volviendo atrás, releyendo cuando se antoja.

ERROR 10: Leer y escribir, actividades formales 

Plantú - Francia
Lectura y escritura se asocian a formalidad y hasta solemnidad: sillas, mesas, silencio, inmovilidad. Del alumno se espera que se pare para leer en voz alta. Para mostrar habilidades de escritura hay que pasar a la pizarra en medio de las miradas expectantes de toda la clase. Libros y cuadernos han de mantenerse inmaculados, sin marcas. Los libros se conservan en estantes y pueden protegerse con candado. Los préstamos se rigen por tediosos procedimientos. Muy frecuentemente, las bibliotecas son lugares poco atractivos y poco visitados.

Lectura y escritura se asocian generalmente a espacios cerrados, pero se dan muy bien bien al aire libre. Ambas se vinculan a información, conocimiento, estudio, aprendizaje, prueba; no obstante, leer y escribir son también juego, compañía, diversión, imaginación, pasión. Lectura y ocio se llevan muy bien.

Invitar a leer y escribir implica revisar todo esto: objetivos, espacios, tiempos, mobiliario, dinámicas. Las modernas arquitecturas escolares tienen arreglos y espacios vistosos, coloridos, flexibles. Las modernas bibliotecas son multipropósito, relajadas e informales. Muchas escuelitas y bibliotecas modestas hace rato vienen integrando la lectura en espacios amigables, en interiores y en exteriores.

No se necesita presupuestos millonarios sino criterio y creatividad para construir un buen clima de lectura y escritura. Iluminar los espacios. Poner libros, cuadernos, crayones, lápices al acance de los niños. Bajar la lectura a ras del suelo antes que elevarla a las alturas. Sacar los libros de los estantes. Acercarlos a los lectores en vez de alejarlos. Superar el miedo a mancharlos, a dañarlos, a romperlos.

» Las mejores ideas ocurren en posición horizontal

ERROR 11: Importa más la lectura que la escritura

La lectura aparece como prioridad; la escritura como subordinada y hasta olvidada. Típicamente, planes y campañas se proponen promover la lectura; nunca o rara vez la escritura. Se habla de formar lectores, no escritores. Los índices que se construyen para cada país son índices de lectura; no conozco hasta hoy intentos de caracterizar una sociedad por qué, cuánto y cómo escribe.

El lenguaje tiene cuatro funciones básicas: hablar, escuchar, leer y escribir. Todas ellas están integradas, se necesitan, relacionan y desarrollan entre sí. Es errado dejar atrás o para más adelante la escritura. El buen lector se interesa por la escritura y a menudo descubre sus habilidades como escritor. Quien escribe, no puede despegarse de la lectura. Quien lee asiduamente presta más atención a la ortografía, aumenta su vocabulario, mejora su capacidad para expresarse oralmente. 

ERROR 12: Descuidar la escritura manuscrita


Desde hace mucho, la letra script (o de imprenta) viene ganando la batalla a la letra manuscrita (o cursiva), a la que muchos conocen también como letra de carta, pues cada vez más, en efecto, sus usos se restringen al ámbito personal.

De un tiempo a esta parte, la propia escritura a mano - script o cursiva - viene perdiendo terreno frente al avance de las modernas tecnologías y la popularización del teclado. Quienes usan regularmente computadoras y teléfonos móviles escriben cada vez más en el teclado y cada vez menos a mano, al punto de que muchas personas sienten que están perdiendo esa capacidad.

El asunto es hoy tema de debate en el ámbito escolar. ¿Deberían los sistemas escolares priorizar la enseñanza de la mecanografía? ¿Deberían prepararse para abandonar la escritura a mano? Si bien el tema se discute sobre todo en países de alto acceso a las TIC, es de esperar que en los próximos años el debate se extienda a los 'países en desarrollo'.

Es importante saber que la investigación contemporánea destaca las enormes ventajas cognitivas de la escritura a mano y concluye que es un error pretender sustituirla con la escritura en teclado.

» Leer y escribir hacen bien a la salud

ERROR 13: La misión alfabetizadora termina con enseñar a leer y escribir


Generalmente, los sistemas escolares asumen su misión alfabetizadora en términos de enseñar a leer y escribir. Los planes y programas de educación de adultos, a su vez, se proponen como meta eliminar o reducir el analfabetismo. 

No obstante, la misión de unos y otros no es solo alfabetizar sino motivar hacia la lectura y la escritura, acercarlas a niños, jóvenes y adultos, y lograr que las integren de manera significativa a su vida cotidiana.

Millones de personas en el mundo aprendieron a leer y escribir pero no leen ni escriben, no desarrollaron jamás el gusto y la necesidad de la lectura y la escritura.

Quien aprendió a leer y aprendió a gustar de la lectura tiene incorporado un dispositivo para seguir aprendiendo autónomamente a lo largo de toda la vida. La lectura es herramienta fundamental de autoeducación y de autoaprendizaje.

Una sociedad que mejora sus indicadores de escolaridad, pero que no avanza en sus niveles de lectura, es una sociedad escolarizada, no necesariamente educada.

Si los sistemas escolares replantean su misión alfabetizadora más allá de enseñar a leer y escribir y construir sociedades alfabetizadas, podrían hacer una contribución importantísima a la construcción de sociedades lectoras, de sociedades del aprendizaje. 

» "No basta con enseñar a leer y escribir; hay que acercar la lectura y la escritura a la gente"

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...