Mostrando entradas con la etiqueta Africa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Africa. Mostrar todas las entradas

Seminario de ADEA en París y seminario de ETICO en Guanajuato (Comunicado 69)


Seminario de ADEA en París y seminario de ETICO en Guanajuato

A: Personal del Ministerio de Educación y Culturas (MEC)

Estuve en París tres días, invitada por la ADEA (Association for the Development of Education in Africa - Asociación para el Desarrollo de la Educación en Africa), a fin de participar en el seminario “El desafío del aprendizaje: Mejorando la calidad de la educación en los países al Sur del Sahara” (París, 30 Junio-3 Julio, 2003). Era un seminario experto. Fui la única experta latinoamericana invitada.

La ADEA es una organización que congrega a todos los Ministros/as de Educación de Africa, así como a las agencias internacionales que cooperan con esa región. La ADEA fue creada en 1988 y desde entonces ha experimentado una evolución muy interesante. Surgió inicialmente como un organismo de los “Donantes para la Educación Africana” (DEA), es decir, de las agencias de cooperación, pasando luego a convertirse en ADEA, una red y una alianza de Ministros Africanos de Educación, agencias internacionales, especialistas e investigadores en educación, y ONGs activas en este campo.

La ADEA tiene once Grupos de Trabajo y es una organización muy activa en el campo educativo, con su propia publicación y una página web. Realiza cada dos años una Bienal, en algún país africano, en la que confluyen los actores más importantes de la educación en Africa, tanto del sector gubernamental como no-gubernamental y de las agencias. La última Bienal se realizó en Tanzania, en el 2001, a la que fui invitada como expositora en torno a los avances y nuevas perspectivas de la educación no-formal.

Este seminario, realizado en un hotel en las afueras de París, se centró en la CALIDAD, tema que empieza a cobrar importancia en Africa. El seminario estaba pensado sobre todo como preparación de la próxima Bienal de la ADEA, a realizarse en la Isla de Mauricio, entre el 3 y el 6 de diciembre de este año.

Mis intervenciones se centraron en recomendar a los africanos conocer más de cerca la experiencia latinoamericana, a fin de evitar recorrer el mismo camino y cometer los mismos errores. Entre otros:

- la disociación y secuencialidad entre cantidad y calidad (primero el acceso y la matrícula, luego la calidad de la oferta educativa);

- la continuada visión sectorial de la educación y de la política educativa, disociada de otros “sectores” indispensables como salud, producción, trabajo, etc.;

- la discusión teórica, árida y repetitiva en torno al tema CALIDAD por más de dos décadas, sin que haya avances significativos en dicho mejoramiento, según revelan entre otros los sistemas y operativos de evaluación de los aprendizajes montados en la mayoría de países de América Latina a lo largo de estos años.

Enfaticé asimismo la necesidad de recuperar la centralidad de la EJECUCION y dejar un poco de lado la fascinación con la discusión en torno a los temas de la política educativa (los listados de deseos y el deber ser formulados por especialistas, líderes de opinión, agencias internacionales, sin atención a las condiciones y restricciones del contexto, los actores y escenarios reales, con sus contradicciones e intereses concretos, el rol de la política y de los medios de comunicación, los dilemas de la gestión y la toma de decisiones en condiciones adversas, etc.).

En esta línea, propuse organizar, en la próxima Bienal, un panel con la participación de ministros africanos y ministros latinoamericanos de Educación, compartiendo perspectivas y lecciones aprendidas en la experiencia de gestión de la política educativa y los sistemas escolares en ambos continentes.

En la reunión estuvo Jacques Hallak, ex Director del IIEP-UNESCO en París y director del proyecto ETICO: “Etica y corrupción en educación” http://etico.iiep.unesco.org/about-etico/
Fui invitada a participar en el seminario internacional que organizará ETICO en Guanajuato, México, el próximo 3-7 noviembre, en el que se presentarán experiencias de transparencia en la gestión y combate a la corrupción en los sistemas educativos. Las iniciativas y los empeños que venimos desarrollando en esa línea en el MEC en el Ecuador destacan a nivel latinoamericano y mundial como una experiencia prometedora.

Todo esto nos compromete aún más con nuestra tarea y nuestra responsabilidad como MEC y como país.

Rosa María Torres del Castillo
Ministra de Educación y Culturas
ministra@mec.gov.ec
www.mec.gov.ec

UN NUEVO MODELO EDUCATIVO PARA UN NUEVO PAIS

Escuelas verdes, azules, rojas y rosadas



Rosa María Torres


English: The green, the blue, the red and the pink schools
 


Esta es una presentación que hice en un taller panafricano en Conakri, Guinea, en 1993. Tiene una historia. Era un taller de UNICEF sobre educación no-formal. Yo debía explicar las diferencias entre formal, no-formal e informal. Nunca han sido del todo claras estas diferencias, explicarlas y lograr que las personas las entiendan. Después de batallar con las palabras, decidí pasar a los colores. Con ayuda de unas pocas transparencias, cuatro marcadores y un retroproyector improvisé un relato sobre la historia de la educación: las escuelas verdes, las azules, las rojas y las rosadas. ¡Funcionó! La audiencia, entusiasmada, terminó aplaudiendo de pie. Como en un performance. Mi colega de UNICEF, Cyril Dalais, con quien co-coordinaba el taller, me convenció de poner la historia por escrito. Lo hice. Muchos empezaron a llamarle poema. Tuvo gran éxito, sobre todo en Africa. En 2001 la ADEA (Aasociación para el Desarrollo de la Educación en Africa) me invitó a presentarlo en su Bienal en Tanzania. Lo escribí originalmente en inglés. Traducido al español, tiene menos brillo. Al menos, eso me parece...

 
Habían construido y vivido toda su vida con sus escuelas verdes,
verdes como el paisaje y las montañas a los que se habían acostumbrado.

Los niños aprendían a ser niños y a prepararse para la adolescencia,
los adolescentes aprendían a ser adolescentes y a prepararse para la edad adulta,
los adultos aprendían a ser adultos, marido y mujer, padres de familia,
miembros plenos de su grupo y de su comunidad.

Cultivaban el lenguaje del cuerpo,
el arte de observar y tocar,
de escuchar y hablar.

Aprendían en el juego y en el trabajo,
de los cuentos, en la danza,
y del consejo de los viejos.

El currículo era la vida
y aprender un compromiso de por vida.

Y, entonces, un día, los hombres de ojos azules llegaron con sus escuelas azules,
azules como el océano que les había traído allí.

Lectura y escritura
            ortografía
matemáticas
            ciencia
historia y geografía
            materias y deberes
uniformes y horarios
            exámenes de respuesta múltiple
pruebas y certificados.

Los niños aprendían a ser adolescentes,
los adolescentes aprendían a hacerse adultos,
los adultos dejaron de aprender
y se olvidaron de seguir aprendiendo.
El saber común pasó a negarse en el aula
jugar, cantar y bailar pasaron a denominarse "actividades extracurriculares"
la palabra escrita fue colocada en un altar
la sabiduría fue declarada propiedad de los profesores y los libros.

Los lazos entre educación y vida
entre escuela y comunidad
se hicieron cada vez más tenues.
Un término sofisticado, "educación informal",
se inventó para nombrar algo tan simple como el aprendizaje permanente.
Aprender para la vida, hasta entonces reino de lo obvio,
pasó a involucrar un complejo proceso de planificación curricular,
búsqueda de relevancia y paquetes de habilidades para la vida.

Las escuelas azules, con su poder azul,
empezaron a desparramarse por todos lados,
como los lagos y los ríos.
Alguien empezó a hablar del "Sistema Azul".
Azul pasó a ser sinónimo de bueno, moderno, avanzado.

Las escuelas verdes fueron desdeñadas y escondidas
detrás de los arbustos verdes, las verdes montañas, la verde selva.
Empezaron a ser llamadas "tradicionales"
y "tradicional" quería decir malo, atrasado, salvaje.

Pronto se hizo evidente que el verde y el azul eran difíciles de mezclar.

Y aunque muchos niños verdes empezaron a asistir a las escuelas azules
y se vieron obligados a aprender en el nuevo idioma azul que no comprendían,
nadie pudo impedir que continuaran aprendiendo en sus hogares y comunidades verdes
sus valores verdes y su currículo verde útil para la vida.

Con el tiempo, inevitablemente, con tanto verde dentro y fuera de ellas, las escuelas azules empezaron a lucir un poco verdes,
un poco verdosas.

Las escuelas verdes, inevitablemente, también cambiaron,
para bien y para mal.
Algunas desaparecieron, otras sobrevivieron,
algunas permanecieron incambiadas, atadas al pasado,
otras evolucionaron con el tiempo, abiertas al presente y al futuro.

El Sistema Azul, con sus vestimentas formales y sus maneras circunspectas,
pronto dejó en evidencia sus desajustes y problemas
y fue necesario inventar nuevas palabras para nombrarlos:

analfabetismo
            analfabetismo funcional
                       repetición
                                   deserción
                                           ineficiencia
                                                    mala calidad
                                                            bajos resultados de aprendizaje
                                                                        exclusión
                                                                               inequidad

Curiosamente,
las escuelas azules,
con su larga lista de debilidades y vicios,
empezaron a ser llamadas "escuelas tradicionales"...
¡igual que habían llamado una vez a las escuelas verdes!

Y entonces se creó una gran confusión
y nadie pudo entender nada.

Alguien propuso una idea brillante:
¡escuelas rojas!
no-verdes, no-azules:
¡rojas!.

Otro tipo de escuela:
            activa
                   flexible
                           relevante
                                      centrada en el alumno
                                               orientada a resolver problemas
                                                             basada en la comunidad.

Algunos, entusiastamente, fueron incluso más lejos:
¡otro sistema!
¡un Sistema Rojo!

Muchos acogieron la idea
y se dedicaron vehementemente a construir las nuevas escuelas
rojas
no-verdes
no-azules.

Pero al poco tiempo
los innovadores no-azules empezaron a darse cuenta
de que necesitarían construir miles, millones de escuelas rojas.
Y que les tomaría miles, millones de años.
Y que las escuelas verdes y las escuelas azules prestaban poca atención a las escuelas rojas.
Y que las escuelas rojas eran en efecto azules y verdes en muchos sentidos
porque el verde y el azul no eran simplemente colores
sino mentalidades, valores, culturas
largamente enquistados en las mentes y las historias de los pueblos.

Y así renovadores e innovadores llegaron a la conclusión
de que el rojo debía esparcirse por todas partes
no en un Sistema Escolar Rojo por separado
sino en todas las escuelas, verdes y azules,
tomando lo mejor de ambas.
trabajando con niños, jóvenes y adultos
en reuniones comunitarias y asambleas de gobierno,
usando canciones y poemas,
documentos formales y tiras cómicas,
periódicos y hojas volantes,
la televisión y la radio,
en el hogar, en el lugar de trabajo, en la iglesia.

Han iniciado la tarea de pintar
y las escuelas rosadas que empiezan a florecer
dejan ver, brillante, un verde azulado en el trasfondo.

* Incluido en inglés en: Education News, Issue 12, UNICEF, New York, April 1995.

Niños latinoamericanos con cabellos rubios ...

Rosa María Torres

Quino

Niños latinoamericanos con cabellos rubios,
niños asiáticos con ojos redondos,
niños africanos con narices respingadas

En Asia Oriental, donde la inmensa mayoría de niños tienen los ojos rasgados, abundan los textos escolares y otros materiales ilustrados con imágenes de niños de ojos redondos, grandes, con pestañas largas y rizadas, como las de los personajes de dibujos animados. Pregunto por qué a una maestra en Nepal y me responde: "Porque los ojos redondos son bonitos". Pregunto en Tailandia a una mujer campesina que está aprendiendo a leer con el libro de primer grado de su hijo y me sonríe diciendo: "Este es un lindo niño. Así se ve mejor. Parece que viniera de la India". Los niños asiáticos de ojos rasgados aprenden en libros con imágenes de niños de ojos redondos que no se parecen a ellos, y aprenden, a través de ellos, no únicamente a leer sino a avergonzarse de sus ojos rasgados, a creer que son feos y que los lindos son otros, los diferentes a ellos.

En Africa, donde la mayoría de niños son negros y de pelo rizado, son comunes los textos y otros materiales educativos que muestran niños blancos, con rasgos europeos, la nariz fina, el pelo liso. Pregunto a una programadora de textos en Mozambique y me dice: "El pueblo no quiere identificarse con lo que es". Pregunto a un funcionario del Ministerio de Educación en Senegal y me dice: “El colonialismo pervive. Los franceses se quedaron en nuestras cabezas”. Los niños africanos no sólo aprenden a leer en textos poblados de niños europeos - con fisonomía, olores, gustos, comidas, juegos, muy distintos a los suyos - sino que aprenden a leer en las lenguas de esos niños europeos, sometiéndose a la humillación de una lengua que no se comprende y a la alienación de una cultura que no es la propia.

En América Latina, donde la mayoría de niños son mestizos o mulatos, los niños con los que interactúan en los libros escolares son niños blancos, regordetes, cabellos rubios, manos finas, complexión delgada, ubicados socialmente hacia arriba y geográficamente hacia el Norte, niños neutros sin trazas de raza, de lengua, de cultura. No necesito preguntar por qué, pues soy latinoamericana, conozco el racismo y me he topado con él en todos los países, en unos más abierto y brutal, en otros más disfrazado y sutil. Millones de niños y niñas latinoamericanos aprenden todavía con textos cuyos personajes se parecen más a los de las series norteamericanas de televisión que a sus papás, sus hermanos, sus vecinos, sus maestros, sus compañeros de clases, ellos mismos.

Niños de ojos redondos, tez blanca, cabellos rubios y lisos, se han adueñado de los libros, los periódicos y la televisión en todo el mundo, y se deslizan subrepticiamente en los sueños y las pesadillas de nuestros niños, enseñándoles a desear ser blancos, a despreciarse a sí mismos, a no aceptarse como son.

* Incluido en: Rosa María Torres, Itinerarios por la educación latinoamericana: Cuaderno de viajes, Paidós, Buenos Aires, Barcelona, México, 2000. 

Una sentadita con Nelson Mandela

Rosa María Torres
(en proceso)



Selección de materiales de y sobre Mandela, para que aprendamos más sobre su vida, pasemos un rato con él y lo compartamos con nuestros hijos, nietos, alumnos, amigos, vecinos... Una sentadita con Mandela para una gran lección de vida sobre la dignidad humana, el amor, el coraje, la sencillez, la modestia, la risa, los valores de la lucha, la resistencia, la desobediencia civil, la esperanza, el perdón, la reconciliación, la paz. Mandela nos eleva, nos hace bien a todos y tiene algo para todas las edades.

Aquí, un sencillo tributo personal, en inglés: South Africa 1993: A moment with Mandela


Nelson Mandela (18 julio 1918 - 5 diciembre 2013)

The Nelson Mandela Foundation
@NelsonMandela
 Leo (Colombia). Revista Semana
Eneko (Venezuela), 20minutos.es
 Pancho Cajas (Ecuador). El Comercio
 Erlich (Argentina). El País
 Rafael Marchante (Portugal)
Mandela, en Cinismo Ilustrado


Especiales sobre Mandela


»
The Life and Times of Nelson Mandela, The Nelson Mandela Foundation
»
La UNESCO rinde homenaje a la vida y legado de Nelson Mandela
»
Nelson Mandela: Los hitos de una vida extraordinaria, BBC Mundo

» Madiba, toda una vida de lucha, La Jornada, México
» Mandela, el hombre que derrotó al racismo
, El País

»
Cronología de Nelson Mandela
, El Telégrafo, Ecuador

» De Bono a a Paul Simon, la música para Nelson Mandela, El País
» La vida de Nelson Mandela
El preso 466/64: Recursos sobre Nelson Mandela para el aula, Palabras Azules

» Leer es mi Cuento trae el espíritu de Mandela a todas las Bibliotecas Públicas de Colombia
, Ministerio de Cultura

» Nelson Mandela dejó una recopilación de cuentos
, La Hora, Ecuador, 24 diciembre 2013
» Recopilación de material sobre Nelson Mandela para el Día Escolar del la No Violencia y la Paz, Crea y Aprende con Laura
» (video) Lo que aprendí de Nelson Mandela, Boyd Varty, TED Talk, Dec. 2013 (en inglés, subtítulos en español)

Fotogalerías
»
El emotivo adiós a Nelson Mandela en Sudáfrica, BBC Mundo

El furgón que trasladó a prisión a Mandela (1964). Foto: AFP


1 enero 2014. Multitud celebra el Nuevo Año en Sudáfrica, primer año sin Mandela. Foto AP

Discursos 

» Discurso de Mandela ante el tribunal que lo condenó a la cárcel (1964)
“Es un ideal por el que espero vivir, pero por el que estoy dispuesto a morir”.

Citas 

7 grandes citas de Nelson Mandela

Doce citas célebres de Mandela, Público.es

1. “He luchado contra la dominación blanca y contra la dominación negra. He perseguido el ideal de una sociedad libre y democrática donde todas las personas vivan juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir y conseguir. Pero si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir”. (Alegato en el Juicio de Rivonia, 20 de abril de 1964) 

2. “Siempre parece imposible hasta que se hace”. (Cita tradicionalmente atribuida a Mandela que el propio Centro de la Memoria Nelson Mandela reconoce no saber ubicar)

3. “Solo los hombres libres pueden negociar (…). Vuestra libertad y la mía no pueden separarse”. (Declaraciones de Mandela tras 21 años en prisión al renunciar a la oferta de excarcelamiento realizada por el entonces presidente, Pieter W. Botha, en febrero de 1985)

4. “Nadie nace odiando al otro por el color de su piel, su procedencia o religión. La gente aprende a odiar y, si pueden aprender a odiar, también pueden aprender a amar”. (De la autobiografía “El largo camino hacia la libertad”, 1994)

5. “He descubierto que tras subir una montaña, sólo encontramos más cumbres que escalar”. (De la autobiografía “El largo camino hacia la libertad”, 1994) 

6. “Nunca, nunca, nunca más deberá volver a sufrir esta hermosa tierra la opresión de un hombre sobre otro”. (Discurso de su toma de posesión como presidente, 10 de mayo de 1994).

7. “En mi país, primero vas a la cárcel y luego te conviertes en presidente”. (De la autobiografía “El largo camino hacia la libertad”, 1994)

8. “Nunca he considerado a ningún hombre superior a mí, ni dentro, ni fuera de la cárcel”. (Carta al general Du Preez, comisario de Prisiones, desde la cárcel Robben Island, en Ciudad del Cabo. 12 de julio de 1976).

9. “Aprendí que el valor no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. Un hombre valiente no es aquel que no siente miedo, sino el que se sobrepone a él”. (De la autobiografía “El largo camino hacia la libertad”, 1994)

10. “La grandeza de la vida no consiste en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos”. (De la autobiografía “El largo camino hacia la libertad”, 1994)

11. “Luchar contra la pobreza no es un asunto de caridad, sino de justicia”. (Discurso en la Plaza Mary Fitzgerald de Johannesburgo, el 2 de julio de 2005, en un acto contra la pobreza).

12. “La muerte es algo inevitable. Cuando un hombre ha hecho lo que creía necesario por su pueblo y su país, puede descansar en paz. Creo que yo he cumplido ese deber, y por eso descansaré para la eternidad”. (Extracto de una entrevista para el documental “Mandela”, 1994). EFE

"A los 71 años sentí que la vida comenzaba de nuevo".

» "What counts in life is not the mere fact that we have lived. It is what difference we have made to the lives of others" that will determine the significance of the life we lead." » "Lo que cuenta en la vida no es el mero hecho de haber vivido. Qué diferencia hemos hecho sobre la vida de los demás es lo que determina el significado de la vida que vivimos". http://www.thepresidency.gov.za/
» "I have walked the long road to freedom. I have tried not to falter; I have made missteps along the way. But I have discovered the secret -- that after climbing a great hill, one only finds that there are many more hills to climb. I have taken a moment here to rest, to steal a view of the glorious vista that surrounds me, to look back on the distance that I have come. But I can rest for a moment, for with freedom comes responsibilities and I dare not linger, for my long walk is not yet ended." (Así termina Mandela su autobiografía "Conversations With Myself," "Conversaciones conmigo mismo".

En honor a Mandela el Empire State Building en NY
fue iluminado con los colores de la bandera de Sudáfrica
Portada edición digital El País

Portada de The New Yorker
Textos sobre Mandela
» El significado de Mandela para el futuro de la humanidad amenazada, Leonardo Boff
» Madiba, más allá de la leyenda
, Ariel Dorfman

» Elogio de Nelson Mandela
, Mario Vargas Llosa
» Mandela y la crisis de liderazgo
, Joan Subirats
» Nelson Mandela, el último grande
, Nelson Serrano, Revista Semana
» Mandela y la ira, León Bendesky, La Jornada

» Zuma: “Siempre te querremos, Madiba. Descansa en paz”, Marta Rodríguez, El País
» Madiba's Passion for Education, Naledi Pandor, ex-Minister of Education- South Africa.
» South Africa after Mandela
, Immanuel Wallerstein, Commentary No. 368, 1 January, 2014
» Sudáfrica después de Mandela
, Immanuel Wallerstein, La Jornada, 5 enero 2014.
Mandela en los medios
»
De Mandela a Malala, El País, 11 octubre 2013

» Murió Nelson Mandela, héroe mundial de la lucha contra el racismo, La Jornada, México, 5 dic. 2013

» Mandela: La fuerza de la reconciliación, El País
» Lecciones de Mandela para Colombia, Revista Semana, 7 diciembre 2013.
» Nelson Mandela y su huella en la 'pop culture', El Comercio, Quito
» Mandela se convierte en héroe de cómic, La Jornada, 1995 


18 July: Nelson Mandela International Day
For Freedom, Justice and Democracy
 

 

Sudáfrica 1993: Un momento con Mandela





Aquí estoy, sola, en Hamburgo, viendo todo lo que hay que ver sobre Mandela en la televisión, y penando. Este hombre me tocó e inspiró a mí y a toda una generación en todo el mundo. Parecía inmortal pero ha muerto. Tuve el privilegio de verle en Sudáfrica, en 1993, hace veinte años. Estaba por convertirse en Presidente y preparándose para asumir el gobierno.

Fui por primera vez a Sudáfrica en noviembre de 1993. Mandela había sido liberado en 1990, después de 27 años en prisión. Su liberación fue celebrada mundialmente, y muy especialmente en su propio país. En febrero de 1994, Mandela se convirtió en el primer Presidente negro de Sudáfrica.

Yo trabajaba entonces en UNICEF, en Nueva York, como miembro del equipo de asesores en la Sección de Educación, cuando recibí la invitación del Centre for Education Policy Development (CEPD), una ONG técnica vinculada al Congreso Nacional Africano (African National Congress - ANC), el partido político de Mandela. El CEPD se había creado ese mismo año, "durante los años moribundos del apartheid, para desarrollar políticas alternativas de educación y capacitación para una futura Sudáfrica democrática" abanderada del anti-racismo, la equidad, la democracia, una educación de calidad y el aprendizaje a lo largo de la vida. El esfuerzo culminó en el Marco de Política para la Educación y la Capacitación del ANC. Más de 300 investigadores, académicos y educadores contribuyeron al documento.

El CEPD me invitó a contribuir al componente de educación básica de adultos del plan de gobierno en preparación. También me invitó a dar la conferencia inaugural en la Conferencia Nacional de Educación Básica de Adultos "Putting Adult Basic Education in the National Agenda" ("Ubicando la Educación Básica de Adultos en la Agenda Nacional") que se realizó en Johannesburgo el 12-14 de noviembre de 1993. El nombre que eligieron para mi conferencia fue: "La educación de adultos y la construcción de sociedades democráticas".

Por supuesto, me encantó la idea de ir a Sudáfrica en un momento tan especial y para una tarea tan importante. Un país muy sufrido viviendo a plenitud la felicidad y la esperanza, preparándose para votar, para gobernar, para empezar a enterrar el apartheid. Por donde fui encontré gente maravillosa, talentosa y comprometida, de todos los colores, de todas las edades. He vuelto a Sudáfrica varias veces desde entonces, pero esa primera vez, en 1993, fue un evento excepcional. 

Mucha gente llegó a la conferencia. El salón estaba lleno, ruidoso, brillante. Los sudafricanos estaban ansiosos de escuchar, de aprender, de imaginar cómo sería la nueva educación en su país. 

Hablé sobre Paulo Freire, como me pidieron. Freire había sido prohibido en Sudáfrica durante los años oscuros del apartheid. Copias piratas de sus escritos - especialmente de la Pedagogía del Oprimido - habían circulado de modo clandestino y habían inspirado a varios grupos universitarios a emprender intentos radicales de alfabetización de jóvenes y adultos. En realidad, muchos se sorprendieron al saber que Freire estaba vivo, y activo.  El apartheid no solo había prohibido sus escritos sino que había logrado eliminar a su autor.

Visitar Soweto en aquel momento fue toda una experiencia. Me impresionó todo lo que ví y escuché. No conservo fotos pero la memoria ha retenido personas, lugares y conversaciones de una manera muy vívida.

Mandela apareció, de repente, en una de esas visitas. Le ví a la distancia, rodeado de gente y sonriendo todo el tiempo. Percibir el amor y la admiración que los sudafricanos tenían por él fue una experiencia inolvidable. Aún y si no nos presentamos y si no llegamos a estar cerca, he atesorado ese momento como un momento precioso en mi vida.

Hamburgo, 5 de diciembre de 2013

Textos relacionados en este blog
» Una sentadita con Nelson Mandela
» A mi amigo Paulo Freire | To my friend Paulo Freire

South Africa 1993: A moment with Mandela

Pancho Cajas (Ecuador)


Here I am, by myself, in Hamburg, watching everything available about Mandela on TV, and mourning. This man touched and inspired me and millions around the world. He seemed immortal but is now dead. I saw him in South Africa in 1993, twenty years ago. He was about to become President and he was preparing himself for government.

I came to South Africa for the first time in November 1993. Mandela had been liberated in 1990, after 27 years in prison. His liberation was celebrated worldwide, but especially in his own country. In February 1994, Mandela became the first black President in South Africa.

I was working at UNICEF HQ in New York as a Senior Education Adviser when I received an invitation from the Centre for Education Policy Development (CEPD), a technical NGO linked to the African National Congress (ANC), Mandela's political party. CEPD had been created that same year, "during the dying days of apartheid, in order to develop alternative education and training policies that would serve a future democratic South Africa", aimed at promoting non-racism, equity, democracy, quality education and lifelong learning. The effort culminated in ANC’s Policy Framework for Education and Training. Over 300 researchers, academics and practitioners contributed to the document.

CEPD invited me to contribute to the adult basic education component of the government plan that was being prepared. They also invited me to be a keynote speaker at the National Adult Basic Education Conference "Putting Adult Basic Education in the National Agenda" held in Johannesburg on 12-14 November 1993. They had chosen the title of my conference: "Adult education and the building of democratic societies".

Of course, I was thrilled to come to South Africa at such a wonderful moment and for such a wonderful task. This was a country full of joy and hope, getting prepared to vote, to govern, and to start burying apartheid. Wherever I went, I met wonderful, talented and committed people, all colors, all ages. I have been in South Africa several times after that, but that first time, in 1993, was an exceptional moment.

Many people came to the conference. The room was full, noisy, brilliant. South Africans were eager to listen, to learn, to imagine what the new education in South Africa could look like.

I spoke about Paulo Freire; they asked me to. Freire had been banned in South Africa during the apartheid years. Illegal copies of his writings - especially The Pedagogy of the Oppressed - had circulated underground, and had inspired university groups to undertake some radical literacy efforts. In fact, many were surprised to know that Freire was alive and active. Apartheid had not only banned his writings, but had managed to ban the man himself.

Visiting Soweto at that time was quite an experience. I was impressed with everything I saw and heard. I have no pictures but the memory has retained people, places and conversations in a very vivid way.

Mandela appeared all of a sudden in one of those visits. I saw him at a distance. As usual, he was surrounded by many people, and smiling all the time. Feeling the love and admiration South Africans had for him was an incredible experience. Even if we didn't meet or even get close, I have kept that moment as a very precious moment in my life.

Hamburg, 5 December 2013

Also in this blog
»
Una sentadita con Nelson Mandela
»
A mi amigo Paulo Freire | To my friend Paulo Freire

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...